Sanitatem

Los médicos insisten: hacerse pruebas a tiempo puede frenar hasta el cáncer más letal

Los neumólogos piden programas de detección precoz de la enfermedad, como ya existen en mama, colon o cérvix. Sigue siendo el tumor con más fallecimientos entre los hombres españoles y, desde 2017, el segundo en mujeres. Detrás, el tabaco.

Dos radiografías de un tórax
Dos radiografías de un tórax

Implantar programas de cribado de cáncer de pulmón, todavía el tumor más mortal en España, reduciría el número de fallecimientos. Siempre, recuerdan los médicos, con políticas de prevención para abandonar el tabaco. Los neumólogos trabajan para que este tipo de pruebas sean una realidad España. Al igual que ya sucede con las  de detección de cánceres de mama, colon o cérvix. La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) recuerda: eliminar el consumo de tabaco evitaría el 30 por ciento de casos de cáncer.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer diferentes sociedades médicas han puesto sobre la mesa las cifras del tumor que más fallecimientos provoca en nuestro país: cerca de 30.000 personas al año. Más de 400.000 en las dos últimas décadas, según datos aportados por el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) que ha presentado un estudio pionero para mejorar la supervivencia en aquellos tumores que están en estadios iniciales, donde todavía existe margen de mejora.

El cáncer más letal

Con los datos recopilados en los últimos tres años por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), detalla que el cáncer de pulmón es el que causa mayor mortalidad en hombres, seguido del de colon. Desde 2017, el de pulmón es el el segundo tumor más mortal entre las mujeres, tras el de mama. En 2018, las muertes por esta enfermedad volvieron a subir un 0,2%.  

Detectar el cáncer de pulmón en estados iniciales no es frecuente. El 75% de los casos se diagnostican en fases avanzadas

El diagnóstico del cáncer de pulmón en estadio I y II es poco frecuente porque los tumores son asintomáticos y todavía no se han extendido. En la actualidad, en torno al 75% de los casos de cáncer de pulmón se diagnostican en fases avanzadas -el 60% en estadio IV y el 15% en estadio III- y solo un 16% de estos tumores se diagnostican confinados en su lugar primario.

Por eso la SEPAR insiste en la necesidad de disponer de pruebas diagnósticas de detección precoz de la enfermedad. Según Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico y coordinador del Área de Oncología Torácica de SEPAR, existe "la evidencia de que el cribado de cáncer de pulmón reduce la mortalidad de este tumor". Ahora falta decidir cuándo y cómo, apunta, puede implantarse este tipo de pruebas en España.

Trujillo afirma que, sin embargo,una serie de estigmas  acompañan a este tipo de pruebas: como la durabilidad del cribado, el gasto económico o el impacto social que tiene. "Todo tiene una potencial solución. Se achaca a temas económicos pero si miramos los primeros resultados de un cribado que hoy en día nadie discute, como el de mama o colon, nos sorprenderíamos de lo difícil que fue aplicarlo desde un punto de vista económico". Eso sí, de nada valen estos programas, resalta, si no se acompañan de políticas de prevención del tabaquismo. 

Un coste de 2.100 millones

La SEPAR está desarrollando el proyecto Cassandra (Cancer Screening Smoking Secession and Respiratory Assessment por sus siglas en inglés), para el cribado y detección tanto del cáncer de pulmón como de otras dolencias relacionadas con el consumo de tabaco. Los próximos días 7 y 8 de febrero presentarán en Málaga algunas de las nuevas técnicas diagnósticas.

Desde la AECC admiten que se debe encontrar una fórmula “eficaz y sostenible en el tiempo” para la puesta en marcha de este tipo de programas de cribado en pulmón. Porque, recuerdan que, junto al colorrectal (2.100 millones); mama (2.200 millones) y el de próstata (1.000 millones) es uno de los tumores de mayor impacto económico (2.100 millones). Y subrayan: eliminar el consumo de tabaco evitaría el 30 por ciento de los casos de cáncer.

Investigación pionera

El estudio ‘NADIM’ del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP) es una investigación pionera a nivel mundial. Se han  analizado las perspectivas de mejora en la supervivencia con la administración de inmunoterapia antes de la cirugía en estadios precoces de cáncer de pulmón. Los investigadores españoles han presentado resultados de remisiones del tumor en hasta un 80% de los pacientes incluidos. La investigación ha sido incluida en el último artículo de revista Science como una de las últimas novedades en inmunoterapia contra el cáncer.

Desde el GECP inciden que este grupo de pacientes precisa de tratamiento ‘multimodal’. la cirugía o la radioterapia solamente se asocian con un resultado deficiente: la mayoría de los pacientes finalmente recaen y dos tercios de las recaídas son sistémicas. Además, la radioterapia no agrega ningún beneficio a la quimioterapia seguida de cirugía. Sólo en un 35% de los casos el paciente sobrevive a los cinco años, reseñan.

En el estudio 'NADIM', pionero a nivel mundial, han participado 25 hospitales españoles, públicos y privados

Por eso, han analizado la posibilidad de incluir tratamiento de inmunoterapia de tres a ocho semanas antes de la cirugía con resultados prometedores. El estudio ha estado liderado por Mariano Provencio, presidente del GECP y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro. Han participado 25 hospitales españoles, públicos y privados. Actualmente, el grupo está desarrollando una segunda fase del estudio.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba