Sanitatem

El Hospital de Bellvitge crea una unidad especial para atender las secuelas de pacientes infectados por coronavirus

El centro sanitario catalán quiere conocer los efectos en los pacientes que han estado ingresados por neumonía grave por la covid-19. Entre los más graves, la fibrosis pulmonar

Profesionales de la Unidad post-covid del Hospital de Bellvitge
Profesionales de la Unidad post-covid del Hospital de Bellvitge

El Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona) va a poner en marcha una unidad pionera para responder a las secuelas que se prevén puedan tener los pacientes que han pasado una infección por coronavirus. El centro sanitario catalán quiere saber, de los pacientes que han estado ingresados por neumonía grave por covid-19, qué porcentaje ha quedado con consecuencias y en qué grado. Entre las más graves, las de carácter pulmonar, como la fibrosis

Según explica a VozpópuliSalud Santos, jefe del Servicio de Neumología del Hospital del Hospital de Bellvitge, la Unidad Funcional Multidisciplinaria PostCovid-19 sería la primera de estas características que se crea con este objetivo entre los hospitales españoles. Un porcentaje de las personas que han superado el coronavirus puede desarrollar algún tipo de secuela, sobre todo las que han ingresado por neumonía grave.

Debilidad asociada a la UCI

"Queremos ver las potenciales secuelas y su diferente grado y nivel. Lo que estamos viendo ya son efectos, en mayor medida, en pacientes que han ingresado por neumonía grave y han estado en unidades de críticos o semi-críticos. Son los pacientes que, una vez recuperados de la fase aguda, no sabemos si a corto o medio plazo, les pueden quedar cambios de carácter pulmonar que les produzcan estas secuelas", explica la neumóloga.

Salud Santos dice que todavía no pueden hablar de porcentaje de casos, "ni sabemos la dimensión real del problema". También quieren ver otras secuelas, como afectaciones musculares o la llamada debilidad asociada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

Búsqueda de los pacientes dados de alta

Lo que actualmente hace el hospital, es una "búsqueda activa" de esos pacientes que ya han sido dados de alta después de un proceso agudo. Han comenzado por los de su propio hospital para "generar evidencia en nuestra propia casuística", señala la especialista. El procedimiento se inicia con una consulta telemática con los pacientes 30 días después de recibir el alta, que sirve para hacer un primer balance global de su estado.

"Nos interesa encontrar los que puedan tener ahogo o presentar fibrosis. Ahí podríamos darles un tratamiento preventivo para que la enfermedad no progrese", dice la neumóloga

A los dos meses se hace un control tomográfico-clínico del paciente con pruebas radiológicas y funcionales (neumología y rehabilitación) para ver su evolución y la presencia de posibles secuelas. Ya a los seis meses un último control establece si el paciente está en condiciones de recibir el alta definitiva o si necesita derivación a una unidad o servicio específico, explican desde el hospital. 

"Nos interesa encontrar los que puedan tener ahogo o presentar fibrosis. Ahí podríamos darles un tratamiento preventivo para que la enfermedad no progrese. En los pacientes del hospital, ya hemos encontrado bastantes casos de cambios en el pulmón que nos ha obligado a darles, por ejemplo, tratamiento antiinflamatorio para  intentar evitar la fibrosis pulmonar. De todas, es la secuela menos deseable porque puede llevar a problemas respiratorios más graves a largo plazo", explica la doctora Santos.

Profesionales de distintas especialidades

El equipo está integrado por profesionales médicos y de enfermería de los servicios de Neumología, Rehabilitación, Urgencias, Enfermedades Infecciosas, Medicina Interna, Farmacia y Radiodiagnóstico del hospital y de Atención Primaria. Todos juntos, indican desde el Bellvitge, articularán el trabajo del equipo en un doble circuito de prevención y detección.

La unidad del Bellvitge encabeza un estudio multicéntrico que pretende identificar a personas con predisposición genética a desarrollar fibrosis postcovid

Porque la segunda pata del circuito es específica para la Atención Primaria y se despliega en base a las interconsultas virtuales entre los médicos de familia y diferentes profesionales de la nueva Unidad Funcional. Se pretende coordinar la detección y seguimiento de casos de personas que no hayan sido atendidas en el centro, incluidas las que viven en las residencias de ancianos.

Por otro lado, y como parte también del trabajo de la Unidad PostCovid-19, el Hospital de Bellvitge encabeza un estudio multicéntrico en toda España que busca identificar a personas con predisposición genética a desarrollar fibrosis postcovid frente a otras que recuperan correctamente el funcionamiento pulmonar. Los resultados, indican desde el centro catalán, pueden ser básicos en futuros brotes del coronavirus. El estudio se llevará a cabo en diferentes centros de Madrid y Barcelona, integrados estos últimos en el Barcelona Respiratory Network.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba