Sanidad

Los riesgos detrás de las ofertas del Black Friday en las clínicas de cirugía estética

Cientos de clínicas de cirugía estética se han sumado esta semana a las ofertas del Black Friday ofreciendo rinoplastias o aumentos de pecho a mitad de precio

Promociones del Black Friday en cirugía estética.
Promociones del Black Friday en cirugía estética.

Injertos capilares o aumentos de pecho con descuentos de hasta 1.000 euros durante solo una semana. "¿Estás pensando en irte a Turquía? Te proponemos una solución más fácil", "Ahorra hasta 1.000 en tu cirugía mamaria" o "Te regalamos hasta un 50% en tu próximo tratamiento". Estas son algunas de las frases utilizadas esta semana en Internet por muchas clínicas de cirugía estética que se han sumado a la fiebre del Black Friday.

"Tú próximo retoque sin IVA, sólo esta semana", anunciaba uno de estos centros esta semana a través de redes sociales con motivo de esta nueva moda de ofrecer descuentos el último viernes de noviembre. El denominado como viernes negro o Black Friday es una tradición exportada de Estados Unidos, donde millones de norteamericanos aprovechan el viernes después de Acción de Gracias para comprar sus regalos de Navidad a menor precio.

Desde hace unos años, los comercios en nuestro país se han sumado a estas 'rebajas antes de las rebajas', con el objetivo de potenciar sus ventas de cara a Navidad. Este día marca el inicio de la campaña navideña y para muchas empresas se ha convertido en la jornada con mayor volumen de ventas de todo el año. El atractivo es tal que las clínicas sanitarias privadas han decidido unirse al 'boom' de los descuentos.

El fenómeno 'low cost'

En su mayoría, las empresas sanitarias que se han sumado a estas ofertas son clínicas que ofrecen procedimientos estéticos. Aumento de pecho, rinoplastias, tratamiento con bótox, injertos capilares o retoques dentales a mitad de precio son las ofertas más comunes este viernes.

Lo cierto es que tienen mucha clientela, cada vez más. Según datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre), en nuestro país se realizan unas 398.350 operaciones estéticas al año, una cifra que no para de crecer.

Este aumento de la demanda de retoques estéticos en España ha motivado la aparición de cientos de clínicas low cost que ofrecen tratamientos a un precio mucho más bajo que los establecimientos tradicionales, creando un ambiente de competencia exacerbada en un sector donde no existía hasta entonces. Y son precisamente estas clínicas las que se han sumado al Black Friday en un abrir y cerrar de ojos.

Desde Secpre advierten precisamente que a pesar de que este tipo de ofertas pueden resultar extremadamente atractivas para el consumidor, esconden riesgos médicos que pueden poner en peligro al cliente que decide someterse a una intervención quirúrgica low cost.

Prácticas que "juegan con la salud del paciente"

Según explica en declaraciones a Vozpópuliel presidente de esta organización, Ramón Calderón, este tipo de centros "anteponen el beneficio económico a la salud de los pacientes". "Desde Secpre estamos radicalmente en contra de este tipo de prácticas. Consideramos que la medicina es, y siempre será, incompatible con las ofertas y rebajas de precio", apunta.

De acuerdo con el cirujano, las clínicas que ofrecen estos descuentos lo hacen a costa de los pacientes, recortando costes en recursos tan necesarios como los honorarios del cirujano, el tipo de centro hospitalario donde llevan a cabo las cirugías o en lo que pagan a los anestesistas. Uno de los casos más comunes es usar materiales protésicos de mala calidad, que luego ocasionan múltiples molestias a los pacientes.

"¿Cómo es posible que puedan bajar tanto el precio? Pues porque al final estás trabajando con profesionales noveles que no tienen tanto prestigio o experiencia", señala. Otro de los recortes que muchas de estas clínicas llevan a cabo para poder sacar rentabilidad de los precios tan bajos que ofrecen es pagar a un solo anestesista para que esté presente en varias cirugías.

"Llegan hasta tal punto de tener a una sola persona para hasta tres quirófanos, cuando lo que establece la ley es que tiene que haber un antestesista por paciente y por quirófano en todo momento", denuncia. "Lo que queremos transmitir a la población es que tienen que saber en manos de quién se ponen. Y sean muy conscientes de que cuando se rebaja el precio, por lo general también se rebaja la calidad y la seguridad médica", concluye.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba