Sanidad

¿Puede el reloj de Apple predecir un ataque al corazón?

Este mes de noviembre han salido a la luz resultados de un estudio científico publicado en el 'New England Journal of Medicine' que apuntan a que el aparato de Apple es bastante eficaz a la hora de detectar irregularidades cardíacas 

Apple Watch 4.
Apple Watch 4.

Apple quiere revolucionar la sanidad. A principios de este año, en el mes de marzo, llegaba a España la Heart App para Apple Watch, el reloj inteligente del gigante tecnológico. Esta aplicación, incluida en el Apple Watch Series 4, permite al usuario hacerse un electrocardiograma desde su muñeca, sin necesidad de acudir a un centro de salud.

También tiene una función bajo la cual envía notificaciones en caso de detectar un ritmo cardíaco irregular. Es una de las últimas apuestas de la compañía fundada por Steve Jobs, que lleva varios años aumentando su inversión para desarrollar nuevas funciones de sus dispositivos relacionadas con la salud.

Cuando anunció esta posibilidad en Estados Unidos en septiembre de 2018, la idea protagonizó cientos de titulares en todo el mundo. ¿Ha inventado Apple una app capaz de detectar un ataque al corazón antes de que suceda? La respuesta resumida es que no. Pero está cerca. 

La aplicación funciona gracias a una serie de electrodos incorporados en el cristal trasero del Apple Watch. La iniciativa es una revolución desde el punto de vista médico, ya que es capaz de vigilar nuestro pulso de manera constante, advirtiendo de problemas que un profesional sanitario no puede vigilar, a no ser que le tuviéramos atado a la muñeca en nuestro día a día. Con el Apple Watch, si el dispositivo detecta que algo no va bien, te envía una alerta. Ahí ya es trabajo del usuario ponerse en contacto con su médico.

Detecta la fibrilación auricular 

No obstante, a pesar de lo positivo de la idea, su puesta en práctica no es tan simple. Lo que hace Heart App es monitorizar el pulso de su usuario y analizarlo, de manera que puede detectar anormalidades o cambios de ritmo repentinos, lo que puede ser un síntoma de una condición denominada como fibrilación auricular. Esta patología, caracterizada por un pulso irregular, está tradicionalmente asociada con un mayor riesgo de tener un accidente cerebrovascular.

Hasta hace poco, no se había estudiado hasta qué punto era efectivo el reloj de Apple a la hora de detectar fibrilación auricular. Ahora, un estudio realizado por la Universidad de Stanford y publicado en el New England Journal of Medicine apunta que las alertas emitidas por el dispositivo de Apple coinciden con las de un electrocardigrama tradicional -el mejor sistema a día de hoy a la hora de detectar fibrilación auricular- hasta en un 84%.

En el estudio han participado más de 420.000 personas, que se presentaron de manera voluntario. Durante cuatro días, los investigadores analizaron su ritmo cardíaco. En ese periodo, tan sólo un 0,5% de los participantes recibieron notificaciones de irregularidades cardíacas en su Apple Watch.

A continuación, los investigadores colocaron electrodos de uso médico a las personas que habían recibido notificaciones y compararon durante una semana si los resultados del dispositivo de Apple coincidían con el dispositivo médico. Fueron iguales el 84% de las veces. "Esto implica que el uso de esta tecnología es seguro y que podría, en teoría, identificar con cierta precisión, detectar la fibrilación auricular", apuntaba el doctor Mintu Turakhia, uno de los autores del estudio.

Escepticismo en la comunidad médica 

No obstante, es importante analizar los resultados del estudio con cierta cautela. Los autores del mismo apuntan que aunque el dispositivo de Apple puede llegar a detectar casos de fibrilación auricular en personas que desconocían que tenían la condición, los métodos tradicionales siguen siendo los más efectivos.

Es por ello que gran parte de la comunidad médica advierte sobre los usos del Apple Watch. A pesar de que todos aseguran que es una gran idea -en teoría- les preocupan varias cosas sobre el último invento de la marca de la manzana mordida.

Por un lado, es fundamental destacar que sufrir fibrilación auricular no es sinónimo de un ataque al corazón, aunque es una de las posibles causas. Puede ser consecuencia del efecto secundario de algunos fármacos, una enfermedad pulmonar, apnea del sueño o de una glandúla tiroides hiperactiva, entre muchas otras patologías.

Por otro lado, están los falsos positivos. Es decir, que el dispositivo detecte irregularidades y alerte al usuario, cuando el motivo de que su pulso haya aumentado o haya bajado sea algo totalmente inofensivo. Por ejemplo, ciertas cosas que para un cardiólogo son lo más normal del mundo pueden hacer saltar todas las alarmas para el Apple Watch.

Por ejemplo, cuando dormimos, nuestras pulsaciones pueden bajar hasta las 30 o 40 pulsaciones por minuto, algo que es totalmente normal. No obstante, este bajada de nuestro ritmo cardiáco contaría como irregularidad para el Apple Watch, y por ende, para el usuario.

La conclusión que muchos sacan es la misma. Mientras que es una herramienta muy útil, hay que abrazarla con cierto escepticismo. Lo mejor, como siempre, es confiar en el personal médico y no colapsar los servicios de urgencias a las tres de la mañana por una notificación en nuestro reloj inteligente.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba