La crisis del coronavirus vuelve a ser una excusa para los estafadores. Cruz Roja y las fuerzas de seguridad han alertado de un nuevo método para robar a las personas más vulnerables: acudir a casas de ancianos disfrazados de falsos médicos para hacerles supuestas pruebas del Covid-19.

De esta manera, los ladrones aprovecharían la situación de miedo que afecta a la población para desvalijar casas de personas mayores.

El método de actuación consistiría en llamar a los domicilios vestidos con uniformes de médicos o miembros de Cruz Roja con la excusa de realizar pruebas del coronavirus.

Los estafadores aseguran que les envía el Ministerio de Sanidad para comprobar si los individuos tienen el Covid-19. Algunos, incluso, piden que se les dé todos los billetes y monedas que hay en las casas para que no se propague, se señaló en 'Ya es mediodía', de Telecinco.

No solo eso, sino que por esas supuestas pruebas pueden llegar a pedir un precio.

En algunas comunidades de vecinos ya se ha informado sobre este nuevo modus operandi, asegurando que "no es verdad que Sanidad esté enviando a ningún personal a domicilio".

Comunicado en una comunidad de vecinos

Mensajes de Whatsapp falsos

No es la única forma de tratar de aprovecharse de la situación en este caso. La Guardia Civil también ha alertado de que pueden llegar mensajes por la red de mensajería instantánea Whatsapp que no son reales.

En concreto, en ese mensaje se afirma que se trata del Ministerio de Sanidad e indica supuestas recomendaciones. El texto concluye con un enlace en el que se venden, supuestamente, mascarillas, tan codiciadas en este momento, algo que también es totalmente falso.