SANITATEM

Alergia al cacahuete: estudios científicos se aproximan a un tratamiento

La revista Science Inmunology organizará un evento en Facebook Live abierto al público para que los interesados puedan preguntar a los expertos

Las reacciones a la alergia alimentaria varían ampliamente: desde una inflamación leve hasta anafilaxia potencialmente mortal, dependiendo de qué tipo de anticuerpo se una al antígeno alimentario.
Las reacciones a la alergia alimentaria varían ampliamente: desde una inflamación leve hasta anafilaxia potencialmente mortal, dependiendo de qué tipo de anticuerpo se una al antígeno alimentario.

Investigadores de varias universidades de EEUU, con especial protagonismo del campus de Stanford, protagonizan un nuevo estudio en el que han participado 19 voluntarios que padecen alergia al cacahuete. Los científicos han encontrado gran cantidad de anticuerpos inmunoglobulina E (IgE), que provocan alergia en el intestino, según avanza Biotech.

Este hallazgo proporciona una valiosa información sobre los mecanismos de las alergias severas al cacahuete y otros alimentos que, en conjunto, afectan hasta al 6% de la población de EE UU.

Las células plasmáticas productores de IgE (indicadas por las estrellas en E) abundaban en el estómago de los pacientes con alergia al cacahuete, como se muestra en F, que se acerca a una células plasmática (marcador CD138 en rojo) que produce IgE (marcada en verde). Estas células también fueron abundantes en el duodeno (G) de estos pacientes. Los voluntarios control sin alergia no albergaban células plasmáticas que expresaran IgE, como indica la falta  de superposición del marcador CD 138 (rojo) con el marcador IgE (verde) en H.
Las células plasmáticas productores de IgE (indicadas por las estrellas en E) abundaban en el estómago de los pacientes con alergia al cacahuete, como se muestra en F, que se acerca a una células plasmática (marcador CD138 en rojo) que produce IgE (marcada en verde). Estas células también fueron abundantes en el duodeno (G) de estos pacientes. Los voluntarios control sin alergia no albergaban células plasmáticas que expresaran IgE, como indica la falta de superposición del marcador CD 138 (rojo) con el marcador IgE (verde) en H. Hoh et al, Sci. Immunol 5, eaay4209 (2020)

Este trabajo, publicado en Science Immunology, va acompañado de otro artículo en Science, recién publicado. En él, los investigadores examinaron muestras de células B productoras de IgE en el tejido intestinal (lo que ya supone un reto en sí, como matizan en el órgano de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias) de participantes que comenzaron un ensayo clínico para inmunoterapia oral con proteína de cacahuete.

Recombinación de cambio de clase, clave en la alergia

Los investigadores concluyeron que las células B productoras de anticuerpos en el intestino pueden cambiar la producción de tipos inofensivos de anticuerpos dirigidos contra el cacahuete a IgE, a través de un proceso conocido como recombinación de cambio de clase (RCC).

Los resultados sugieren que la prevención dirigida de la RCC en el intestino puede ser un prometedor enfoque de tratamiento para estas personas. Además, al definir y localizar más tipos de anticuerpos IgE específicos para otros alimentos que inducen alergias, como mariscos y nueces, los autores afirman que tienen la facilidad de rastrear mejor las respuestas de los pacientes a los tratamientos para estos tipos de alergia.

Como es sabido, las reacciones a la alergia alimentaria varían ampliamente: desde una inflamación leve hasta anafilaxia potencialmente mortal, dependiendo de qué tipo de anticuerpo se una al antígeno alimentario.

Por ejemplo, cuando la IgG se une a las proteínas de cacahuete es inofensiva, pero la unión con IgE puede inducir anafilaxia. Pocos estudios han examinado las células B productoras de IgE en tejidos de pacientes con alergia alimentaria; en parte porque tomar muestras de estos tejidos es difícil y la IgE tiene una vida muy breve.

En esta ocasión, explorando las biopsias de rutina de 19 pacientes antes de que comenzaran el tratamiento de inmunoterapia oral con proteína de cacahuete, el equipo de científicos dirigidos por la doctora Ramona A. Hoh, del departamento de Patología de la Universidad de Stanford, en California, secuenció genes de anticuerpos de células plasmáticas de linaje B en el estómago, duodeno y esófago.

Células plasmáticas en el entorno intestinal

Tras analizarlas, descubrieron que las células plasmáticas productoras de IgE abundaban en el estómago y el duodeno. Además, varios pacientes compartían secuencias similares de ácido desoxirribonucleico (ADN) de IgE reactivas con cacahuete, lo que sugiere que los sistemas inmunes de diferentes individuos reconocen las proteínas de cacahuete de manera similar.

La doctora Hoh y su equipo, en el que figuran científicos de otras universidades estadounidenses, también hallaron que varias secuencias codificadoras de IgE eran compartidas por otros anticuerpos en los mismos tejidos intestinales, lo que sugiere que las células plasmáticas en el entorno intestinal se someten a la recombinación de cambio de clase para producir IgE.

Encuentro abierto al público con expertos

En un artículo de Perspective en el número de Science de hoy titulado Origins of peanut allergy-causing antibodie, Duane Wesemann y Cathryn Nagler, de las universidades de Harvard y Chicago, respectivamente, se refieren a las características del entorno intestinal que favorecen la RCC a IgE y subrayan que un objetivo de alta prioridad para futuros estudios es conocer qué sucede en la producción de estos anticuerpos en el intestino después de la inmunoterapia oral.

En relación con el estudio de la doctora Ramona A. Hoh publicado en Science Inmunology, el próximo 26 de marzo, Science organizará un evento en Facebook Live, abierto al público en general, para hacer preguntas a los expertos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba