El Grupo Parlamentario Vox pedirá amparo al Tribunal Constitucional por la "vulneración del principio de proporcionalidad" que, según fuentes del partido, el PSOE está llevando a cabo a la hora de repartir los cargos en las comisiones parlamentarias del Congreso de los Diputados.

Vox exige una distribución de cargos en las mesas de las comisiones proporcional a su 15% de votos obtenido el 10N y similar al que tuvo Ciudadanos durante la pasada legislatura. Pedirá a la Mesa una reconsideración y, si no se produce, recurrirá al Alto Tribunal.

Aunque la distribución de los presidentes de estos órganos responde al criterio del partido mayoritario  -que es el  mismo que preside la Mesa-, ninguno de los grupos importantes de la oposición solía quedarse fuera del reparto de responsabilidades en las comisiones. Hasta la irrupción de Vox en las instituciones y la llegada de Pedro Sánchez al poder.

Ningún grupo importante de la oposición solía quedarse fuera del reparto de responsabilidades en las comisiones en anteriores legislaturas

Pese a que los de Abascal se han convertido en tercera fuerza parlamentaria, el dirigente socialista ha decidido vetarlos y no ocuparán presidencia alguna en las Cámaras durante la XIV legislatura.

El PSOE presidirá 17 de las 36 comisiones que se crearán, mientras que Unidas Podemos ocupará seis presidencias. Sus socios de investidura, PNV y ERC, comandarán uno de estos órganos cada uno.

De las 11 restantes, la mayoría recaerán en el PP, aunque es posible que Ciudadanos, que hoy cuenta con 10 diputados, acceda a alguna presidencia. Vox, con 52 diputados, contará con cero.

Nuevo conflicto con el PP

Fuentes de la formación aseguran que así se lo comunicó el Partido Popular el pasado lunes en una reunión después de hablar con los socialistas y se lo terminó corroborando la propia Adriana Lastra. Según Vox, los populares han llegado a un acuerdo con el PSOE en privado, pero en público rechazan categóricamente haber participado en vetos.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, rechazó que su partido haya aceptado vetar a Vox para los puestos de responsabilidad en las comisiones y aseguró que la negociación seguía en pie y que dependía de lo que ellos reclamasen.

El PP dice que ha sido el PSOE el que se ha "reservado" las presidencias de la mayoría de las comisiones y el resto ha decidido a quién se las da y que han sido los socialistas los que han descartado que pueda entrar Vox en alguna de estas direcciones.

Piden la reconsideración de la Mesa

Los de Abascal planean ahora presentar un escrito a la Mesa del Congreso, presidida por Meritxell Batet, para que reconsideren el "injusto" reparto.

Vox exige una distribución de cargos en las mesas de las comisiones del Congreso proporcional a su 15% de votos obtenido en las elecciones generales del pasado noviembre y similar a la que tenía en la pasada legislatura Ciudadanos, que fue la tercera fuerza y acaparó cinco presidencias, nueve vicepresidencias y 15 secretarías.

Vox exige una distribución de cargos en las mesas de las comisiones del Congreso proporcional a su 15% de votos obtenido el 10N

Si su petición es rechazada por el órgano rector de la Cámara Baja, Vox presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional alegando que "se ha infringido el artículo 23.2 de la Constitución" y, según fuentes del partido, "no se ha respetado el principio de proporcionalidad".

Este precepto establece el derecho de los ciudadanos "a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal" y a "acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos".

"Orden parlamentario"

Sin embargo, en el partido son conscientes de que el fallo del TC no llegará antes de que acabe la legislatura dado el retraso que acumula el Alto Tribunal. "Es una cuestión de orden parlamentario", aseguran.

Fuentes socialistas alegan que el sistema de elección de los cargos parlamentarios se rige por mayorías y, por tanto, no vulnera la Constitución.

En Vox advierten que van a votar a sus propios candidatos en las comisiones para no hacerlo por asentimiento como viene siendo habitual. "No vamos a aceptar nada por unanimidad salvo lo que nos corresponde", zanjan. 

Ya en la pasada legislatura el Grupo Parlamentario Vox se planteó pedir amparo al Tribunal Constitucional ante la "discriminación ideológica" y "humillación" que, según sus diputados, se habían visto obligados a "padecer y combatir por parte de otras fuerzas".