Política

Vox aúpa a la sevillana Reyes Romero como 'azote' de Pablo Iglesias en el Congreso

La diputada andaluza, protagonista en la primera sesión de control al Gobierno, es la nueva portavoz de Vox en la comisión en la que el líder de Podemos tendrá que rendir cuentas como vicepresidente

La diputada de Vox Reyes Romero junto a Santiago Abascal en la protesta de los agricultores en Madrid.
La diputada de Vox Reyes Romero junto a Santiago Abascal en la protesta de los agricultores en Madrid. VP

Reyes Romero ha sido la diputada elegida entre 'los 52 de Vox' para enfrentarse al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez en una semana clave. 

La sevillana ha tenido un papel destacado en la primera sesión de control tras más de un mes de parón parlamentario. También ha sido la encargada de intervenir en la comisión de Derechos Sociales en la que Pablo Iglesias ha comparecido por primera vez como nuevo vicepresidente del ramo.

Romero (Marchena, 1967) será portavoz -junto a Rocío de Meer- en ese órgano durante la XIV legislatura. Además ejercerá de portavoz adjunta en Educación y Formación Profesional y en Cooperación Internacional para el Desarrollo. Es vocal de la Diputación Permanente y de la comisión de seguimiento de los Acuerdos Pacto de Estado Violencia Género. Santiago Abascal confía en ella.

"A todos nos va a ir tocando porque somos un equipo. A mí me ha tocado esta semana...", responde modesta a este diario. Colaboró con Vox desde sus orígenes y entró en política por "patriotismo y por una cuestión de conciencia" después de cuatro años como voluntaria. Proviene de una familia de agricultores y la primera vez que votó con 18 años optó por el PSOE.

Proviene de una familia de agricultores y la primera vez que votó con 18 años optó por el PSOE

"¿Qué opinión le merece al Gobierno de España el aumento de la criminalidad impulsada por grupos de origen extranjero?", lanzó desde su escaño al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Era su primera primera pregunta al Ejecutivo de Sánchez durante una sesión de control y se convirtió en su primer bronco debate en el Congreso de los Diputados.

Visiblemente molesto, el titular de Interior defendió que en 2019 el 72% de los hechos criminales investigados por las fuerzas y cuerpos de seguridad fueron cometidos por españoles. Grande-Marlaska advirtió a Romero -y, por extensión, a Vox- de que "alentar bulos o noticias falsas sobre extranjeros y delincuencia "no solo es una gran irresponsabilidad, es una manifestación de xenofobia".

La diputada andaluza acusó al ministro de "ocultar" a los españoles detalles como la edad o la nacionalidad y aseguró que para prevenir la criminalidad es importante conocer "si son varones, jóvenes o extranjeros". En su opinión, la sociedad tiene derecho a conocer los datos para tomar medidas "preventivas y correctoras". "No nos cuente milongas. Lo que practican es un falso buenismo". Este fue el broche a su estreno.

Dardos contra Iglesias en su estreno

Dos días más tarde llegó el cara a cara con Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos compareció por primera vez en la comisión de Asuntos Sociales como vicepresidente para contar sus planes al frente del departamento. Romero tenía sus dardos preparados. 

"Ya sabemos que en su programa, como en todos los programas de los partidos comunistas, nos prometen el paraíso en la tierra, pero ese cielo que nos prometen siempre se ha convertido en un infierno. Ya que nos cuenta que viene a defender los derechos de la infancia, le pedimos que defienda también a los niños en el seno de sus madres, ya que la 'Ley pianista' hace justamente lo contrario. Supongo que su reciente paternidad le habrá demostrado que lo que su señora esposa tenía en el vientre no era un grano", soltó.

Después reprendió a Iglesias el silencio de su partido ante los abusos sexuales en centros menores tutelados por el Gobierno de la socialista Francina Armengol en Mallorca.

No perdió la ocasión de hacer alusión al "casoplón en Galapagar" y, con respecto a la ley de protección animal, la diputada de Vox le trasladó su preocupación: "Me gustaría saber si nos va a prohibir comer huevos de gallinas violadas o leche de vacas explotadas".

Madre de cuatro hijos y exvotante del PP

Madre de cuatro hijos, Romero vive ahora a caballo entre Sevilla y Madrid. Asegura que lo que más le ha sorprendido de su llegada al Congreso es la "hipocresía de los políticos". Aún le cuesta asumir que ella también lo es. "La primera vez voté al PSOE y luego dejé de hacerlo por decepción. La corrupción socialista en Andalucía me hizo cambiar al PP", recuerda.

El 'matrimonio' con los populares duró mucho tiempo, pero no toda la vida. "La deriva del PP me llevó a interesarme por Vox. Supe por la televisión que se iba a fundar un nuevo partidocon Alejo Vidal Quadras y me sentí identificada con sus valores, así que acudió a la presentación de este nuevo proyecto en Sevilla y desde entonces comencé a colaborar", cuenta la diputada.

Antes de convertirse en parlamentaria, Romero trabajaba como comercial en el sector de la moda. Ahora, no solo tiene un rol importante dentro del grupo parlamentario, sino que se ha convertido en uno de los altavoces del partido en las calles. En el último acto multitudinario en Vistalegre fue uno de los nuevos rostros de la formación que subió al escenario. Lo hizo junto al eurodiputado Jorge Buxadé.

Revuelta de los agricultores

Hace unos días dio un paso al frente en la revuelta de los agricultores en Madrid. El ambiente estaba caldeado porque algunos de los manifestantes apoyaban la presencia de Abascal y otros dirigentes de Vox en las protestas, mientras que a otros no les hizo gracia alguna.

Romero se dirigió a uno de los agricultores para solidarizarse con sus quejas. "Mis padres han sido agricultores", le transmitió. "Me dicen que yo solo he cogido aceitunas en los cuencos de los bares, pero la realidad es que he ayudado muchas veces a mi familia. Me he criado allí, a las afueras de Marchena, y sé lo que es el trabajo en el campo", cuenta.

Según la parlamentaria andaluza, los agricultores están en todo su derecho de exigir unos precios más altos para sus productos que puedan contrarrestar los altos costes de producción a los que se ven sometidos. Además, critica la competencia desleal que se permite a otros productores extranjeros y advierte que la subida del SMI promovida por la coalición PSOE-Podemos afecta a muchas personas que no pueden asumirla dadas las condiciones en las que se encuentra el sector. "Yo sí sé lo que es coger aceitunas", responde orgullosa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba