Caso Tándem

Villarejo pactó con el marido de Cospedal apartar a sus rivales de Interior

El excomisario grabó una conversación con Ignacio López del Hierro en la que culpó al jefe de Asuntos Internos de la Policía Marcelino Martín Blas de la difusión de unos audios que atacaban a Alicia Sánchez-Camacho, "que todo el mundo sabe que es tronca de tu parienta", según Villarejo

Ignacio López del Hierro.
Ignacio López del Hierro. Efe.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, pactó con el empresario Ignacio López del Hierro, marido de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, mantener una reunión con la cúpula del Ministerio del Interior con la intención de apartar a sus rivales en la Policía, según consta en una grabación del polémico exagente a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

La grabación, de fecha 17 de febrero de 2014, está incluida en el sumario de la pieza separada del caso Villarejo denominada Pit sobre la extradición de los navieros Ángel y Álvaro Pérez-Maura. En el audio, las palabras de López del Hierro son casi inaudibles ya que el dispositivo de grabación no estaba incluido en el teléfono, sino en el despacho en el que previamente Villarejo y su socio Adrián de la Joya habían mantenido una reunión con los navieros.

Sin embargo, el contenido de la conversación, las respuestas y las peticiones del excomisario a su interlocutor despejan las duda sobre la identidad del interlocutor en la llamada: Ignacio López del Hierro.

"Ya han empezado atacándome a mí. Diciendo que Alicia [Sánchez-Camacho] es la que movió todo el tema. Y Alicia, ya sabes, todo el mundo sabe que es tronca total de tu parienta. Eso se puede parar. Ahora mismo la Dirección General de la Policía la sigue manejando [Ignacio] Cosidó. Por lo tanto, la sigue manejando la pequeñita [Soraya Sáenz de Santamaría], y por tanto el loco de la Carretera de La Coruña", dijo el excomisario de forma despectiva en referencia, según acostumbra Villarejo, al ex director general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán.

Sánchez Camacho

Según las pesquisas conocidas hasta el momento, Villarejo se puso en contacto con Victoria Álvarez, entonces novia de Jordi Pujol Ferrusola, para conocer el patrimonio en Andorra del clan del expresidente catalán. De hecho, el socio de Villarejo, Rafael Redondo, acompañó a Álvarez a una declaración.

En 2010 también se produjo el conocido episodio en el restaurante La Camarga, en el que la expresidenta del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho, persona cercana a Dolores de Cospedal, fue grabada durante una comida con la mencionada Victoria Álvarez.

En las grabaciones de las conversaciones entre Villarejo y López del Hierro conocidas hasta el momento, difundidas por Moncloa.comEl ConfidencialEl País y La Vanguardia, el excomisario se refiere a María Dolores de Cospedal como "la parienta", y a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría como "la pequeñita". Dichas conversaciones tuvieron lugar después de que en 2009 Villarejo se reuniera en secreto con Cospedal en la sede nacional del PP en la madrileña Calle de Génova, y que la secretaria general le anunciara futuros encargos.

"Encantado de volver a tomar un café mañana, pero acuérdate de que quedamos en organizar una reunión cuanto antes, con alguien... digamos el número uno o el número dos", dijo Villarejo

En la conversación telefónica de 2014, cuando López del Hierro parece ofrecerle a Villarejo tomar un café, el excomisario recuerda el acuerdo al que habían llegado previamente: "Encantado de volver a tomar un café mañana, pero acuérdate de que quedamos en organizar una reunión cuanto antes, con alguien... digamos el número uno o el número dos. Porque no sé si has visto que hoy Público está sacando grabaciones mías con la novia de Pujol [Victoria Álvarez] que se la ha dado esta gente". Por número uno y dos se refiere al entonces ministro Jorge Fernández Díaz y al secretario de Estado Francisco Martínez.

"Señalar a la parienta"

"Además -prosigue Villarejo en la conversación con López del Hierro- diciendo que es Alicia [Sánchez Camacho] la que monta todo el tema, e indirectamente ya empieza todo para señalar a la parienta [María Dolores de Cospedal]. Es decir, que están en la misma línea de presión, a tope. Es importante que el número uno o el número dos... Explícale la situación: o ponéis un poco de orden o se os irá de las manos. Y esta gente está tan loca que con tal de hacerle daño a la parienta no les importa cargarse el tema de Cataluña", completó el excomisario.

Posteriormente, Villarejo da nombres a su interlocutor de las personas que habrían filtrado al diario Público la información sobre la Operación Cataluña. "Es de locos que todas las grabaciones de trabajo que se han hecho en Cataluña, que estaban depositadas (sic) en [Ignacio] Cosidó y en Pino, se hayan dado a Marcelino [Martín Blas] y que ahora mismo se estén publicando en los medios de comunicación. El número dos o el número uno, me da igual, debe llamar al orden a Martín Blas", concretó Villarejo, que culpó al CNI, a Cosidó y a Martín Blas de dar al periódico "esta prueba para joder" a la "parienta" de López del Hierro.

Es de locos que todas las grabaciones de trabajo que se ha hecho en Cataluña se hayan dado a Marcelino Martín Blas

El comisario principal Marcelino Martín Blas, que en 2014 era el jefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía que investigaba el caso del Pequeño Nicolás, fue destituido tras implicar a Villarejo en este caso de corrupción, según la declaración que realizó en 2016 el agente ante el juez de Madrid Arturo Zamarreño.

La "pequeñita" y la "parienta"

Al tiempo que tuvo lugar la conversación telefónica ya era evidente y conocido el antagonismo entre las dos políticas a las que alude Villarejo: la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que en 2016 sería nombrada ministra de Defensa. En 2015, Villarejo llegó a insinuar en una denuncia que Sáenz de Santamaría formaba parte de un grupo criminal.

Al final de la conversación con López del Hierro, Villarejo, tras insistir en que las grabaciones de la Operación Cataluña estaban guardadas en "la caja fuerte de la Dirección General de la Policía", sostiene que una vez que él hablara con la cúpula de Interior, "la parienta" podía "pedirles explicaciones y exigirles que cumplan".

"Una vez que el tema esté contado, yo te lo digo: ya le he contado esto, esto y esto. Esa obsesión que tiene esta pequeñita por joder todo, es que al final va a joder el país, que es un marrón muy gordo el que tenemos en Cataluña", dijo el excomisario al finalizar la llamada telefónica. 

--

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba