Cataluña

Encapuchados forcejean con la policía por el lazo amarillo del Ayuntamiento de Barcelona

Torra anunció la tarde de este miércoles que mantiene los símbolos secesionistas en las instituciones catalanas pese a que la Junta electoral Central le dio un plazo de 48 horas para retirarlos

El plazo que dio la Junta Electoral Central al presidente de la Generalitat de Cataluña para retirar los símbolos secesionistas de las instituciones catalanas terminaba la tarde de este miércoles. Sin embargo, Quim Torra decidió continuar con el desafío y se ha negado a quitarlos. Esto ha provocado que horas después, un grupo de encapuchados haya irrumpido en la entrada del Ayuntamiento de Barcelona para quitar uno de los lazos amarillos.

A través de un vídeo, que ha sido difundido por las redes sociales, se han hecho públicas las imágenes de varios individuos que tiran de uno de los carteles que cuelgan de los balcones de la fachada del edificio. El grupo de personas consigue quitar la pancarta y llevársela. 

El guardia de la entrada avisa a un agente de Policía de la Guardia Urbana, que sale del edificio y trata de arrebatarles la pancarta. Tras unos minutos de tensión entre los agentes y los individuos, el policía acaba en el suelo, golpeándose con una de las vallas que protege el Consistorio. 

Finalmente, el cuerpo municipal de seguridad recupera la pancarta que pende de uno de los balcones de la Plaza Sant Jaume de Barcelona, donde también se encuentra el Palau de la Generalitat

La Junta Electoral afirma que estos son "símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones"

Después, el mismo grupo ha intentado repetir la misma acción en la fachada del Palau, aunque finalmente no ha podido.

Fuentes municipales han indicado que el Ayuntamiento barcelonés no ha recibido ningún requerimiento de la Junta Electoral Central.

Torra anunció la tarde de este miércoles que mantiene el lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat y ha enviado un escrito a la Junta Electoral Central protestando por que se exija su retirada. En él alega la "dificultad legal de cumplir" el requerimiento de retirar los lazos amarillos y las banderas independentistas.

"Símbolos partidistas"

En el texto, enviado antes de que venciera el plazo máximo de 48 horas, el president ha defendido que la 'estelada' es un símbolo de un anhelo de libertad y una reivindicación "democrática, legítima, legal y no violenta", y ha criticado que tener que retirarla sería una censura a la libertad de expresión por parte del Estado.

Por su parte, la Junta Electoral afirma que estos son "símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba