Un año del referéndum

Las urnas del 1-O: la incógnita más incómoda del 'procés' sigue sin respuesta

Un año después, poco o nada se ha investigado en los tribunales sobre quién y cómo adquirió los recipientes. El CNI asumió sin éxito la labor de interceptarlas en las semanas previas a la consulta

La Generalitat presentó oficialmente las urnas que se usarían en el referéndum
La Generalitat presentó oficialmente las urnas que se usarían en el referéndum EFE

La investigación del 1-O acumula ya miles y miles de folios, horas de declaraciones, cientos de informes policiales, pero apenas hay rastro sobre las urnas del referéndum. Los tres jueces que han trabajado sobre el caso han citado a decenas de testigos e imputados, incluyendo repartidores, publicistas o informáticos. Pero ninguna pregunta tenía que ver con las urnas, el objeto más simbólico y escurridizo del 1-O que se le escapó al CNI. ¿Cómo llegaron?, ¿dónde se escondieron?, ¿quién las pagó?. Un año después, las autoridades siguen sin respuesta a estas preguntas.

Hay que buscar para encontrar algún documento judicial o policial que hable de las urnas. Casi escondido, en uno de los muchos documentos del Tribunal Supremo hay una pieza secreta abierta por el juez Pablo Llarena que contiene un oficio de la Guardia Civil de diciembre de 2017 donde se hace una breve alusión, sin profundizar en detalles: “ Las urnas fueron fabricadas por una empresa china denominada Smart Dragon Expert sita en Guangzhou y que fueron enviadas a Francia. Al parecer (sic) la compra se formalizó a través del portal Alibaba”.

Extracto del informe de la Guardia Civil donde se alude a las urnas
Extracto del informe de la Guardia Civil donde se alude a las urnas

Poco o nada más figura entre multitud de informes que versan de temas tan diversos como el presunto espionaje de los Mossos d’Esquadra a las fuerzas de seguridad remitido a la Audiencia Nacional hasta las obras de ampliación del Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat como ejemplo de la presunta malversación del 1-O. Las urnas siempre han sido un quebradero de cabeza para las autoridades.

"Tenemos 6.000 urnas"

El presidente Mariano Rajoy se afanaba en cada declaración pública en garantizar que no habría referéndum, pero desde el independentismo se atrevían a anunciar incluso el número de urnas que iban a adquirir para la consulta declarada ilegal. “Ya tenemos más de 6.000 urnas. No veo cómo el Estado puede detenerlo”, se jactó el entonces presidente Puigdemont a través de una entrevista concedida el 25 de agosto al rotativo británico Financial Times. Faltaba más de un mes para la cita y la Generalitat ya decía disponer de la herramienta más fundamental en una votación.   

La misión de interceptarlas la asumió el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) dirigido por el general Félix Sanz Roldán y dependiente de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. “El CNI tenía alguna pista cierta a la que le dio valor sobre dónde podían estar y en el reparto de tareas con Policía y Guardia Civil esa parte se la reservó el CNI”. Así lo recuerda el entonces secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, este lunes en una entrevista concedida a Vozpópuli.

A medida que avanzaban las semanas, los servicios de inteligencia barajaron varias hipótesis. Un alto responsable del Ministerio del Interior de esos días afirmó a este periódico que el CNI les llegó a comunicar incluso que la Generalitat iba de farol, que no había urnas. Nieto niega tal extremo, pero admite que “probablemente hubo una línea equivocada en esa investigación”.

Las urnas que no eran

Las pesquisas de la Guardia Civil sí habían permitido la incautación de más de diez millones de papeletas y decenas de miles de sobres con citaciones para las mesas electorales. A sólo tres días de la cita, el Instituto Armado celebró el hallazgo de un centenar de urnas de metacrilato en un almacén de Igualada (Barcelona). En el independentismo, en cambio, nadie se inmutó ni se puso nervioso.

Aquellas urnas transparentes no eran las que estaban buscando las autoridades tal y como se acreditó en el acto de presentación de los recipientes oficiales un día después. El entonces vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y los exconsellers Raül Romeva y Jordi Turull, todos en prisión, mostraban unas urnas opacas con tapa negra y el escudo de la Generalitat. Este periódico publicó que ahora esas urnas sirven de objeto de culto independentista en portales de compraventa de Internet donde se hace un buen negocio por ellas.

La constatación de que las urnas no eran un farol llegó la misma mañana del referéndum cuando a primera hora comenzaron a llegar a los colegios centenares de recipientes iguales. Los trasladaban de manera individual los participantes en la consulta. Este periódico se ha puesto en contacto con diversos protagonistas del 1-O para tratar de explicar cómo fue la operación.

"Un trabajo de chinos"

“Te va a resultar un trabajo de chinos. No vas a conseguir que nadie te diga nada”, contesta al otro lado del teléfono una joven integrante de Òmnium Cultural. Afirma que la plataforma independentista encabezada entonces por Jordi Cuixart, ahora en prisión, no tuvo nada que ver. “Es una cosa que hizo el pueblo. Esto es lo que pasa cuando la gente se une. Eso es lo que no se entiende”, dice.

Abogados personados en la causa del procés admiten que la cuestión de las urnas apenas se ha tocado en un año de investigaciones -o año y medio si se tiene en cuenta que el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona llevaba indagando sobre el referéndum siete meses antes de que se produjera-. “Nos sorprende. Si tan capital era el referéndum, no deja de llamar la atención que nadie se preocupe de las urnas”, admite uno de los abogados del líder de la ANC, Jordi Sànchez.

Este letrado recuerda que también ejerce la defensa de los responsables de la empresa de mensajería Unipost a la que la Generalitat encargó distribuir las citaciones para las mesas electorales y que no pudo llevar a cabo el trabajo porque llegó antes la Guardia Civil. “Ni siquiera nos han preguntado si por casualidad a Unipost también le encargaron algo referente a las urnas. Yo no sé cómo llegaron, yo no tuve ninguna”, añade.    

Lluís, el presunto encargado de comprar las urnas en China, entrevistado en TV3
Lluís, el presunto encargado de comprar las urnas en China, entrevistado en TV3 TV3

El presunto artífice, en TV3 

Las fuentes consultadas remiten a la entrevista que hace dos semanas le hizo el programa FAQS de TV3 a una persona que, ocultando su rostro a la cámara, decía ser el artífice de la adquisición de las urnas. “Me dicen Lluís. Me encargué de diseñar, fabricar, importar y hacer entrar las urnas del día 1-O”, arranca con la voz distorsionada. Según dijo, fue a finales de marzo cuando le encargaron la gestión, pero no aclaró quién porque “no es conveniente”. Afirmó que el riesgo que asumió aún no ha desaparecido y recordó que hay personas procesadas en los tribunales.

Confirmó que se compraron en China, que se fabricaron en dos días en junio y que llegaron al puerto de Marsella luego de un viaje en barco que duró 25 días. Y desde ahí se distribuyeron por distintos puntos del sur de Francia. En sus explicaciones ofreció detalles como que se descartaron las urnas de metacrilato porque había que montarlas y “no todo el mundo tiene la habilidad”.

En la aduana dijeron que eran “cajas de plástico” y ya tenían el logotipo de la Generalitat impreso. Afirmó que las pagó él y cree que las autoridades españolas no podrían haber actuado porque todo el proceso se hizo fuera de su jurisdicción. Durante el verano se procedió a introducir las urnas en Cataluña y a finales de septiembre se distribuyeron comarca por comarca. Durante la entrevista confesó que se le dibujaba una sonrisa en la cara cada vez que escuchaba al Gobierno decir que no habría urnas el 1-O. No consta que hasta la fecha nadie haya solicitado un año después la declaración de esta persona u otros implicados en la adquisición de las urnas .



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba