Política

El 27 de septiembre se abre paso como nueva fecha para los comicios vascos y gallegos

Los partidos dan por hecho que las elecciones autonómicas se pospondrán a después del verano por la crisis del coronavirus. Urkullu y Feijóo buscan el encaje legal para una decisión que no tiene precedentes en democracia

Los presidentes del País Vasco y Galicia, Íñigo Urkullu y Alberto Núñez-Feijóo.
Los presidentes del País Vasco y Galicia, Íñigo Urkullu y Alberto Núñez-Feijóo. EFE

La suspensión de las elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco por culpa del coronavirus ya está asumida por los partidos políticos de ambas regiones y solo falta encontrarle el encaje legal ante una situación sin precedentes en el período democrático. En este sentido, se baraja posponerlas a después del verano y el 27 de septiembre cobra fuerza como nueva fecha de los comicios, según varios dirigentes políticos consultados por Vozpópuli.

En una semana empieza la campaña electoral y algunas formaciones gallegas y vascas han suspendidos sus actos de precampaña para evitar contagios y también como presión para que los gobernantes tomen la decisión que todos esperan, reconocen las citadas fuentes.

Feijóo solicitó ayer al Gobierno de Pedro Sánchez la suspensión de los comicios gallegos. "Lo más recomendable es suspender las elecciones autonómicas el 5 de abril", admitió en una rueda de prensa donde anunció las nuevas medidas que establece la Xunta para paliar los efectos del Covid-19.

"Las opciones son absolutamente secundarias. Lo único que nos importa es la salud pública en Galicia. Solo se pueden celebrar con garantías absolutas", insistió. Por su parte, Urkullu convocó a los presidentes de los partidos vascos a una reunión el próximo lunes a las 10:00 horas en las que, por lógica, se oficializará el aplazamiento de los comicios.

El lehendakari subrayó en una misiva a los líderes vascos que la decisión "corresponde, principalmente, a los partidos políticos". Previamente, el portavoz del portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, advirtió que "no existe una respuesta jurídica clara, contundente e incontestable" que avale un aplazamiento de las elecciones vascas y gallegas.

Para desenredar el entuerto, el Gobierno vasco podría enviar un escrito a la Junta Electoral Central preguntando los pasos a dar ante la situación existente y este organismo dar una respuesta que avale el aplazamiento, aunque existe la duda jurídica de si tiene que ser el Ejecutivo central o cada región la que apruebe el decreto de suspensión.

Un máximo de cuatro meses

Tras ello, la siguiente decisión a adoptar sería la nueva fecha de los comicios. Tanto Urkullu como Feijóo podrían esperar a firmar un nuevo decreto de convocatoria cuando falten 55 días para el domingo elegido. En todo caso, los partidos están hablando de esperar a que pase el verano.

Ello se debe a que el Ministerio de Sanidad ha estimado que no se controlará la epidemia del coronavirus hasta que pasen un mínimo de dos meses y un máximo de cuatro. Este último horizonte temporal provoca que las formaciones políticas prefieran ser cautas y valoren más conveniente colocar las elecciones vascas y gallegas a finales de septiembre o principios de octubre.

La fecha del 27 de septiembre sería la primera fecha con opciones en el calendario porque hay que contar con los 15 días de campaña electoral y la reincorporación de los funcionarios tras las vacaciones de agosto, subrayaron las citadas fuentes.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba