Venezuela

España critica a Guaidó por su "golpe militar" y tilda a Trump de "cowboy del oeste"

El Gobierno subraya la interinidad del presidente de la Asamblea venezolana y constata que pasados unos meses desde su reconocimiento no controla la Administración ni el Ejército

Juan Guaidó.
Juan Guaidó. EFE

El Gobierno español en funciones está perdiendo la paciencia con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y hoy alzó la voz contra él como nunca lo había hecho hasta ahora. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, le acusó de haber dirigido un “golpe militar” para intentar “derribar” al Gobierno de Nicolás Maduro, al tiempo que cargó contra la Administración Trump por comportarse como “un cowboy del oeste” en la crisis venezolana.

En declaraciones en ‘Los Desayunos de TVE’, el jefe de la diplomacia no se anduvo por las ramas y calificó el alzamiento de Guaidó de “intento de golpe militar” ya que una parte del Ejército ha intentado que cayese el el régimen de Maduro. “Hay que hablar de las cosas por su nombre: parte del Ejército ha intentado derribar al Gobierno. Eso se llama golpe militar”, dijo.

Borrell reconoció que España y la UE no reconocen legitimidad al Gobierno bolivariano porque las últimas elecciones presidenciales no fueron libres ni justas, pero censuró el camino adoptado por la oposición venezolana: “Ha habido una ‘movida’ asociada a elementos de las instituciones civiles y militares que es una obviedad que nadie puede negar”.

La única salida son unas elecciones, las intervenciones militares no son una solución

El ministro fue crítico con la Administración americana por manifestarse “como el cowboy del oeste, diciendo miren que desenfundo”. En su opinión, lo que España pretende a través del grupo internacional de contacto sobre Venezuela es buscar una solución “pacífica, negociada y democrática” para el país sudamericano. “La única salida son unas elecciones, las intervenciones militares no son una solución”, aseveró.

Sobre el alzamiento patrocinado por Guaidó la semana pasada, España tuvo información parcial de lo que se estaba gestando, “no toda ni en tiempo adecuado, pero no fuimos ajenos completamente a lo que estaba ocurriendo”. Eso sí, sobre las supuestas negociaciones para que Maduro saliese del país, Borrell dejó claro que ahí España no estuvo implicada.

Maduro y su Gobierno "de facto"

Por último, el ministro hizo hincapié en que Guaidó es un “presidente interino” cuyo único mandato es convocar elecciones presidenciales. Sin embargo, no ha conseguido tomar el control de la Administración ni de las Fuerzas Armadas. Y enfrente hay un Gobierno “de facto” dirigido por Maduro.

“En política internacional, los gobiernos de facto cuentan. Trabajamos con hechos, con realidades y no podemos obviarlas. Maduro tiene el control del territorio, de la Administración y del Ejército”, advirtió Borrell, quien justificó por ello que el Gobierno siga aceptando a su embajador acreditado en España, Mario Isea.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba