Política

El Supremo ordena readmitir a Santiago Vidal, exjuez redactor de la Constitución Catalana

Santiago Vidal es uno de los redactores de la llamada "constitución catalana" y fue apartado por este motivo de la carrera judicial. El Supremo cumple ahora el dictamen del Constitucional

El juez de Barcelona Santiago Vidal.
El juez de Barcelona Santiago Vidal. EFE

El juez Santiago Vidal, suspendido por haber redactado la Constitución Catalana, vuelve a la carrera judicial tras el fallo del Tribunal Constitucional del pasado 13 de diciembre. Condena con 3.000 euros en costas al Consejo General del Poder Judicial. 

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo le reconoce el derecho del juez Santiago Vidal a reingresar en la carrera judicial tras la sentencia del Tribunal Constitucional, dictada el pasado 13 de diciembre, contra la inconstitucionalidad del artículo 367.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) en el que se basó el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para denegarle la vuelta a la carrera por falta de aptitud, tras cumplir los tres años de suspensión por "una falta muy grave".

El CGPJ apartó a Vidal de sus funciones

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Vozpópuli, el Supremo estima de forma parcial el recurso de Vidal y ha anulado el acuerdo de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por el que se le denegó el reingreso al servicio activo en la carrera judicial una vez cumplida la sanción de suspensión de funciones y retribuciones por tres años que le fue impuesta por una falta muy grave.

El CGPJ basó el caso de Vidal en un artículo declarado después inconstitucional. Este órgano de los jueces consideraba que hubo falta de aptitud en Vidal, impulsor de la constitución catalana. El exsenador de ERC tendrá que participar en el primer concurso en el que se anuncien plazas de su categoría después de la notificación de la sentencia.

La sentencia de la Sala, de la que ha sido ponente el magistrado Nicolás Maurandi, reconoce todos los derechos profesionales de Vidal, incluidos los económicos y administrativos, desde la fecha de extinción de la responsabilidad disciplinaria por la que fue sancionado y siempre que efectivamente reingrese en el servicio activo.

El borrador de la Constitución Catalana exigía suprimir los partidos independentistas

Vidal presentó en sociedad su texto en 2016 y en un principio se proponía que el Estado catalán fuera una república no presidencialista y sin ejército, aunque los sucesivos borradores sí incluyen el ejército como estructura dentro de una hipotética Cataluña independiente.

Desde el borrador inicial hasta ahora se han recibido un total de 1.881 enmiendas, siendo el articulado de la lengua el que más debate ha suscitado. Y es que, se establece que el catalán sea la "única" lengua oficial en Cataluña, pese a que la mitad de la población es castellanahablante.

El catalán "será empleado de manera preferente para todas las administraciones públicas en los ámbitos respectivos", señala el borrador. "Dada la actual composición demográfica y social de Cataluña, y con la explícita voluntad de velar por la mejor convivencia entre todos los catalanes, sea cual sea su origen, el castellano goza del estatus de lengua cooficial, y podrá ser empleado oralmente y por escrito por todos los ciudadanos que lo deseen", ha indicado, sin que sea obligatorio en la administración. Un trato distinto se la da al aranés, que tendrá "régimen de plena cooficialidad con el catalán".

"Todos los poderes públicos velarán para que no se produzca ninguna discriminación por razón de lengua, dado que todas merecen un respeto idéntico y forman parte de la opción personal y libre de cada individuo", asegura el texto.

Una vez configurada Cataluña como un nuevo país, la futura Constitución Catalana redactada por Santiago Vidal prohibía a los partidos separatistas presentarse a los comicios electorales. También a cualquier formación que en su programa estuviera contra el articulado del propio texto. Así constan en la documentación incautada por la Guardia Civil al propio Vidal y que investiga ahora el juzgado 13 de Instrucción.

Según el borrador original, "el partido o lista que consiga máxima aceptación ciudadana tendría mayoría de escaños, pero nunca más del 49%".

"Se permitirá la existencia de todo tipo de participación política siempre y cuando su programa electoral no vaya contra la existencia de Cataluña como Estado ni contra esta Constitución", apuntaba el texto.

Otro de los polémicos artículos de este texto versaba sobre la nacionalidad de los funcionarios. Éstos empleados públicos solo podrían tener una "única nacionalidad", la catalana, renunciando así a la española. Además se podría revocar la nacionalidad catalana a todo aquel que no hubiera nacido en Cataluña.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba