Terrorismo

El Tribunal de Estrasburgo rechaza el acercamiento de un preso etarra al País Vasco

La corte comunitaria rechaza los argumentos del terrorista Jorge Fraile Iturralde que recurrió contra su estancia en la cárcel de Badajoz por estar lejos de su familia.

Una de las múltiples manifestaciones en apoyo a los presos de ETA.
Una de las múltiples manifestaciones en apoyo a los presos de ETA. EFE

Estrasburgo  avala la dispersión de los presos de ETA y rechaza el recurso presentado por el etarra Jorge Fraile Iturralde, que había pedido su acercamiento a cárceles del País Vasco para estar más cerca de su familia, según la sentencia a la que ha tenido acceso Vozpópuli. La decisión ha sido tomada por unanimidad.

Fraile Iturralde cumple una condena de 25 años de prisión por colaboración con banda armada, tenencia de explosivos, estragos y daños y hasta noviembre del año pasado estuvo interno en la prisión de Badajoz.

En el año 2016, el etarra solicitó un cambio de centro penitenciario para estar más cerca de su familia, en Durango (Vizcaya), alegando la dificultad que entrañaba un viaje de 700 kilómetros para su mujer y su hija, y que sus padres, de edad avanzada, no habían podido visitarlo nunca en Badajoz.

Sus recursos fueron rechazados por la Audiencia Nacional, que argumentó la política general penitenciaria aplicada a los etarras así como la lealtad del preso hacia la banda terrorista. También tuvo en cuenta que los informes de la cárcel evidenciaban que Fraile Iturralde había tenido contacto regular con familiares y amigos cercanos.

El Tribunal Constitucional también denegó el recurso de amparo, ya que consideró que mantener el alejamiento no suponía ninguna vulneración de derechos fundamentales, razón por la cual Fraile Iturralde acudió al TEDH alegando arbitrariedad y excesivamente formal la decisión de los tribunales españoles.

El tribunal de Estrasburgo recuerda que España optó por dispersar a los presos de ETA en diferentes cárceles por "como un medio para cortar sus vínculos con la organización terrorista" y por razones de seguridad. "Concentrar a los presos de ETA en ciertas prisiones había conducido en el pasado al grupo que ejercía el control sobre sus miembros en la prisión y al personal de la prisión que era el objetivo", añade.

En relación al Irrurralde, los informes de la prisión determinaban que "en cualquier caso había podido telefonear e intercambiar cartas regularmente con familiares cercanos y amigos, así como recibir frecuentes visitas de su familia". 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba