Juicio al 'procés' Trapero, el 'acusado' número 13 en el Tribunal Supremo

Varios testigos han criticado al 'major' de los Mossos por no cooperar con el operativo policial bajo orden judicial del 1 de octubre de 2017 y por diseñar un dispositivo "insuficiente" para frenar el referéndum del 1-O

El exjefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero
El exjefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero EFE

José Luis Trapero. El major de los Mossos d'Esquadra acumula referencias entre las declaraciones de los testigos del juicio del 'procés'. Aunque no está acusado en la causa que juzga a 12 líderes independentistas en el Tribunal Supremo, los señalamientos en su contra han sido reiterados. Se le ha criticado por no cooperar con el operativo policial bajo orden judicial del 1 de octubre de 2017. Su dispositivo para la consulta ha sido calificado como una "estafa". Y le han achacado que no se haya podido impedir el 1-O. En resumen, no está en el banquillo, pero es el 'acusado' número 13

El que fuera coordinador del operativo policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos, ha acusado al cuerpo entonces bajo el mando de Trapero de propiciar la ocupación de colegios durante el referéndum en Cataluña. Ha denunciado actividades de espionaje por parte de los Mossos para controlar los movimientos de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y ha criticado el dispositivo policial diseñado por el major, que, a su juicio, se parecía más a un plan para "unas elecciones normales" que para impedir la celebración de un referéndum considerado ilegal por el Tribunal Constitucional. De esto último se le acusa formalmente en otra causa. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide 11 años de prisión para Trapero por un delito de rebelión. 

Además, con la declaración del coronel de la Guardia Civil se ha vuelto a escuchar en la Sala que la "alineación" de Trapero con el Gobierno de la Generalitat de Cataluña era "total". Ya lo había dicho el ex delegado de Gobierno Enric Millo y el ex número dos de Interior José Antonio Nieto

El 'major' que no impidió el 1-O

Nieto insistió en el interrogatorio del lunes que si los Mossos hubieran manifestado su voluntad de cumplir el mandato judicial, "el referéndum no se hubiese celebrado". Su declaración fue tajante: "Estoy convencido de que se habría desconvocado". El ex número dos de Zoido en Interior aseguró ante el tribunal que no tenía constancia de que los Mossos tuvieran en ningún momento "el más mínimo interés en evitar el referéndum".

Un día después, Millo ha desvelado que la Generalitat le advirtió meses antes del 1-O que los Mossos d’Esquadra garantizarían la consulta "con total normalidad", como si de una elección legal se tratara. A la lista de señalamientos se suma el que hizo Pérez de los Cobos para relatar los choques que mantuvo con el major para dejar claro que "la relación con Trapero siempre fue difícil".

"Alineado" con el Govern

El que fuera coordinador del operativo policial del 1-O también ha narrado con detalles varios encuentros con el major. Una de ellos, la reunión del 23 de septiembre que ambos mantuvieron con el fiscal superior a cargo de la policía judicial, en el que Trapero "mostró su disconformidad", que posteriormente -el 27- quedaría plasmado en un escrito en el que se oponía formalmente al nombramiento de Pérez de los Cobos como coordinador.

Ese día, el coronel le comunicó a Trapero que quería convocar una reunión para el 25 de septiembre y le pidió que avisara si iba a requerir apoyo de la Policía Nacional y la Guardia Civil. "Trapero me dice: 'Sí, no te preocupes que tendréis la respuesta. Es más, la respuesta ya os la ha dado el conseller", ha narrado. Según el coronel, el major hacía referencia a las cartas intercambiadas el 22 entre el entonces ministro de Interior Juan Ignacio Zoido y el titular de Interior catalán Joaquim Forn. En la misiva, el mensaje del consejero era claro: "No necesitaba apoyos para el 1-O".

El responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado también ha relatado la Junta de Seguridad del 28 de septiembre de 2017, a la que asistieron, entre otros, el expresidente catalán Carles Puigdemont, el exconseller de Interior Joaquim Forn y el propio Trapero, que se agarraron "como un clavo ardiendo" a una frase del auto de la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que pedía preservarla “normal convivencia” durante la jornada. 

Con ambos relatos, Pérez de los Cobos ha intentado reforzar su tesis de que la "alineación" del major con el Govern era evidente. En la declaración de Millo, que también ha tenido lugar este martes, se ha subrayado que los Mossos "nunca" especificaron que impedirían el referéndum. "Por parte de los miembros del Govern era muy claro: no iban a dar marcha atrás en la convocatoria del referéndum ilegal", ha dicho el ex delegado de Gobierno. 

El líder de la entonces cúpula de Interior, Juan Ignacio Zoido, dio su estocada a Trapero la semana pasada. Apuntó en su declaración que Trapero se mostraba reacio a colaborar con el coronel de la Guardia Civil: "Parece que no era muy colaborador y que no le gustaba estar coordinado por Pérez de los Cobos".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba