El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado este sábado en una declaración desde el Palau, que exigirá mañana domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pago de la deuda y de la financiación pendiente con Cataluña, cifrada por el mandatario regional en 9.000 millones de euros (por la Disposición Adicional Tercera del Estatut, la deuda acumulada sobre Mossos d'Esquadra y la falta de financiación de la Ley de Dependencia, entre otros puntos).

Se trata de una de las 40 medidas que Torra exigirá a Sánchez mañana durante la videoconferencia del jefe del Ejecutivo con los presidentes autonómicos; medidas, "absolutamente imprescindibles para reactivar la economía catalana", en palabras del presidente catalán.

También ha mencionado flexibilizar los criterios de arraigo social, para que las más de 150.000 personas en situación irregular en Cataluña puedan encontrar trabajo; pagar ayudas estatales temporales sobre el temporal 'Gloria', y constituir ya el Plan del Delta de l'Ebre (Tarragona).

Recuperación de las competencias perdidas

Ha aludido además a "revertir el déficit estatal de aportación a equipamientos culturales catalanes"; proteger a los artistas; un plan de apoyo al sector vinícola, y derogar la 'ley del decretazo digital'.

Además, ha anunciado que desde la próxima semana visitará zonas de Cataluña, empezando por la Conca d'Òdena (Barcelona), donde están los municipios que estuvieron confinados en primer lugar.

En su discurso desde el Palau, Torra ha reiterado que pedirá a Sánchez que se retornen a Cataluña las competencias perdidas y ha dicho que hasta que eso no ocurra "nos opondremos -ha asegurado- a las prórrogas del estado de alarma".