Política

El 'seísmo Cospedal' provoca daños colaterales en el PP andaluz

El terremoto de las conversaciones de Cospedal ha producido serias réplicas en la campaña del PP en Andalucía. Hay buen número de damnificados

La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal en los pasillos del Congreso
La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal en los pasillos del Congreso EFE/ Fernando Villar

El terremoto en torno a los audios de Dolores Cospedal con el comisario José Manuel Villarejo está produciendo efectos colaterales en la campaña andaluza del PP. Los mensajes no llegan, las propuestas apenas se escuchan. El escándalo de las escuchas todo lo anega. Hay incluso algunos protagonistas que resultan severamente 'tocados' por el vendaval.

Vicente Tirado, durante años mano derecha de Cospedal en Castilla-La Mancha, vivió el viernes unos momentos complicados. En su nuevo condición de vicesecretario de política autonómica y local del PP, tuvo que cerrar la sesión matutina del cónclave de los populares en Málaga. Ver a Tirado es ver a Cospedal. Su lugarteniente más leal, su colaborador más firme. Acababan de estallar las cintas sobre el 'espionaje' a Javier Arenas encargado por Cospedal y su marido al polémico policía. Tirado echó mano de su experiencia y se dirigió a las decenas de alcaldes y concejales presentes con el ánimo templado y voz firme. 

La procesión iba por dentro, señala uno de los alcaldes presentes en la sesión. Cospedal ha colocado a su gente no sólo en la cúspide del partido, como al propio Tirado, a quien le reservó el puesto que antes tenía Arenas, sino en el Congreso, el Senado y, por supuesto, en las listas electorales andaluzas. 

La clave es Zoido

Juan Ignacio Zoido, por Sevilla y Juan José Nieto, por Córdoba y Maribel Sánchez, por Almería, son los cabeza de cartel más próximos a Cospedal de los ocho que integran el equipo del PP. Zoido y Nieto se integraron desde el primer momento al equipo de Casado, sin dudas ni reticencias extrañas. Su escasa sintonía con los 'sorayistas' y, en especial, con 'el eterno Arenas', les llevó a secundar sin dudas la plataforma de Casado en las primarias. También la almeriense Maribel Sánchez sintoniza con Cospedal, aunque tiene perfil propio y una enorme carrera por delante dentro del PP andaluz. 

Hay quien les denomina los 'huérfanos de Cospedal en Andalucía". Con su protectora en los momentos más bajos de su carrera, podrían temer por su futuro. Casado habla mucho con ellos. Confía en Zoido para impulsar la recuperación del PP en Sevilla, la plaza clave de las andaluzas. Nieto, hombre de el exministro del Interior, del que actuó como secretario de Estado, es de su total confianza. Por eso le pidió que volviera a Córdoba. No son de Moreno Bonilla, jefe regional del partido, pero han sabido superar rencillas y pugnas antiguas. Este sobresalto de las escuchas de Cospedal ha irrumpido en el proceso de reconciliación. 

Heridas muy profundas

Andalucía era territorio de Soraya Sáenz de Santamaría, como se comprobó en las primarias. La exvicepresidenta arrasó con más del 50 por ciento del voto de los afiliados. Cospedal quedó en segundo lugar, con algo más del 20 por ciento. Casado se quedó apenas en el 18. Almería, Córdoba y Jaén es donde se encuentran los núcleos del 'cospedalismo', aunque hay seguidores de la exsecretaria general por toda la región. Casado los incorporó en puestos relevantes y les ha hecho saber que cuenta con todos ellos. 

Estos días se producen situaciones muy incómodas, algunas incluso de tirantez. Las turbulencias del 'caso Cospedal' alteran la vida interna del partido y sacuden la campaña electoral. Las revelaciones sobre la 'persecución' a Arenas ha molestado a muchos de los seguidores del histórico hombre fuerte del PP en la Comunidad. Tensiones que parecían superadas han vuelto a emerger. Una pugna intestina, unos movimientos cainitas que ahora resucitan y que parecían enterrados.

"Los arenistas, que son mayoría, se siente agredidos por lo que ahora se ha podido conocer", señala un diputado autonómico del PP. Y miran a Cospedal y a su gente. "Este escándalo ha estallado en el peor momento", añade. Casado intenta poner vaselina pero las heridas son profundas. La gente de Cospedal se siente señalada.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba