Alberto Lardiésvozpopuli autores
Alberto Lardiés

Política

De aquellas chirigotas a estos tuits

Irene Montero y Teresa Rodríguez compartían escenario, junto a Pablo Iglesias o Íñigo Errejón, en un mitin de 2015 donde coincidían en sus ataques al PSOE. Ahora las cosas han cambiado demasiado

Mitin de Podemos en Cádiz en 2015.
Mitin de Podemos en Cádiz en 2015. Youtube

Sucedió en Cádiz. Corría el mes de diciembre de 2015. Han pasado cinco años pero parece que han sido cincuenta. Qué mal envejece la nueva política. Porque, volviendo al hilo, en aquella tarde gaditana Podemos iniciaba su primera campaña electoral para unas elecciones generales. En el Palacio de Congresos de la ciudad compartían escenario, entre otros, Pablo Iglesias, Irene Montero, Íñigo Errejón, Sergio Pascual, Teresa Rodríguez y José María González, Kichi.

En aquel mitin Podemos ponía sobre la mesa su mantra de "la remontada". El candidato a la presidencia del Gobierno decía que "no me llamo así por casualidad" y se dirigía con un "bienvenidos a casa" a los votantes del PSOE. Pero lo más destacado, por diferente, fue la chirigota. La comparsa de Los Superpop aderezó el acto con varias estrofas dedicadas a Felipe González, Mariano Rajoy y Teófila Martínez. Los periodistas allí presentes no dábamos crédito a lo que estábamos viendo. Era surrealista, pero era divertido.

La canción más incisiva fue el pasodoble que se metía con González, claro. La letra, en obvia sintonía con el mensaje político del mitin, decía que el expresidente del Gobierno "pasará a la historia como un traicionero" y reflexionaba sobre cómo el tiempo cambia a los políticos. Dirigía aquella campaña Errejón. El lema, amable, era "un país contigo, Podemos" que en la repetición electoral mutaría en "la sonrisa de un país".

En aquel acto de campaña todo fue un caudal de discursos encendidos y de sonrisas compartidas. Pura complicidad de los que estaban en el escenario, pese a que representasen una amalgama de sensibilidades dentro del partido. Aunque mantenían no pocas diferencias, todos querían lo mismo: fagocitar y sustituir al PSOE como fuerza hegemónica en la izquierda.

Huelgan las palabras para explicar por qué el espectáculo está siendo bochornoso. Para Podemos y para cualquiera

Entonces, por supuesto, no se había resquebrajado la unidad de Podemos. Poco después iniciarían unas hostilidades ya de sobra conocidas y que prosiguen todavía hoy. El ejemplo más palmario es lo que está ocurriendo este viernes, con la ministra de Igualdad y la ex líder de Podemos Andalucía intercambiando duros mensajes en Twitter que entremezclan lo político y lo personal.

Huelgan las palabras para explicar por qué el espectáculo está siendo bochornoso. Para Podemos y para cualquiera. Tenía razón aquella chirigota. Los tiempos cambian. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba