Política

La batalla por la sucesión de Díaz en Andalucía salpica a Defensa y sorprende a Robles

Susana Díaz descarta sustituir a Robles en Defensa y aspira a seguir al frente del PSOE en Andalucía. Fuentes socialistas atribuyen la filtración a un sector crítico que busca un relevo pacífico en la secretaría general andaluza

La secretaria general del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, en una intervención en el parlamento autonómico
La secretaria general del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, en una intervención en el parlamento autonómico PSOE-A

¿Podría sustituir Susana Díaz a Margarita Robles al frente de Defensa? El baile de sillas en el PSOE andaluz ha salpicado esta semana a un Ministerio en el que no se contempla un cambio en su liderazgo. Fuentes socialistas consultadas por Vozpópuli atribuyen la filtración al entorno de Moncloa. La expresidenta andaluza ha negado tajantemente esa posibilidad y en Defensa, en plena vorágine por el despliegue militar en la lucha contra el coronavirus, se descarta cualquier aire de cambio. Al menos, a corto plazo.

El movimiento se enmarca en la batalla latente por el liderazgo del PSOE andaluz. Díaz quiere resistir. Pero cada vez son más las corrientes que buscan una alternativa a la expresidenta de la Junta. Las voces críticas aglutinan sectores próximos a Pedro Sánchez y excolaboradores de la dirigente socialista ahora defenestrados. Todos comparten un diagnóstico: Díaz no recuperará la Junta de Andalucía si repite como candidata. Quieren un cambio, pero difieren en la forma de afrontarlo. Unos prefieren una transición pacífica ofreciendo a la secretaria general una puente de plata a Madrid. Otros consideran que la solución pasa por las primarias.

El hipotético relevo ministerial ha sorprendido en el círculo más próximo a Margarita Robles. La ministra, antes de que se celebrasen las últimas elecciones generales, había manifestado su disposición a seguir al frente de un departamento en el que se va encontrando cada vez más cómoda. Además, la gestión de Defensa en la crisis de la coronavirus ha sido de las más aplaudidas del Ejecutivo, tanto por su propio equipo como por la oposición.

La ministra, además, ha constituido una cúpula ministerial con personal próximo. Tal es el caso de la Secretaría de Estado de Defensa y la Subsecretaría, donde recientemente nombró a Esperanza Casteleiro y Amparo Valcarce. Su entorno considera que cuenta con el respaldo del presidente del Gobierno en su desempeño, y prueba de ello son estos nombramientos recientes.

La lucha en el PSOE-A

¿Cómo valora Susana Díaz esta posibilidad? Antes de repetir como candidata y luchar en las urnas por recuperar la Junta, Díaz debe sobrevivir a un congreso regional que previsiblemente se celebrará a finales de este año. Son muchas y muy diversas las corrientes dentro del PSOE andaluz que aspiran a un nuevo liderazgo. Pero discrepan sobre la manera de relevar a Díaz.

Uno de estos grupos lo forman Francisco Salazar, director adjunto del Gabinete de Sánchez; y el exalcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas -también en el Gabinete del presidente-, junto al veterano alcalde de Dos Hermanas, Quico Toscano. Ellos son partidarios de un pacto que permita la salida pacífica de Díaz. La entrada al Gobierno como ministra de Defensa sería un puente de plata, que sin embargo Díaz no parece dispuesta a cruzar.

“Quien piense que Susana va a dejar la secretaría general por un Ministerio es que no la conoce”, dicen fuentes del PSOE andaluz. “Ella no va a participar en su propio sacrificio”.

El PSOE andaluz es un hervidero ante la batalla que se avecina. Díaz está dispuesta a resistir las embestidas de sus críticos. Su oposición reúne a los dirigentes andaluces que apoyaron a Sánchez en las primarias del 2017 y a algunos de los colaboradores más cercanos a la expresidenta que fueron apartados de su círculo de confianza tras la histórica pérdida de la Junta a finales del 2018.

Todas estas corrientes trabajan con la idea de unirse en torno a una sola candidatura que tumbe a Díaz. El diagnóstico compartido es que la única opción de evitar un nuevo mandato del PP y Juanma Moreno es sin Díaz.

“Hay sintonía en el diagnóstico y en el plan de trabajo pero hay que unir las fuerzas”, explican estas fuentes. “El objetivo es que salga del congreso regional un nuevo partido, un proyecto más moderno y un nuevo liderazgo que sintonice con el discurso del Gobierno de España en aspectos como la transición ecológica o la digitalización”.

Montero pierde fuerza; surge Felipe Sicilia

La batalla en el seno de la oposición interna a Díaz también es de nombres. La opción más mediática es la de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Pero su nombre ha ido perdiendo fuerza hasta caer casi en el olvido de las agrupaciones socialistas. Otro de los aspirantes que aparece siempre en la quiniela es el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, que nunca ha descartado la posibilidad de aspirar al liderazgo del PSOE andaluz.

Uno de los dirigentes cuya candidatura ha cogido vuelo en los últimos meses es el diputado en el Congreso por Jaén, Felipe Sicilia. Jaén es una de las provincias más sólidas, unidas y rejuvenecidas del PSOE en Andalucía. Y su papel será determinante en el congreso regional. Sicilia cuenta además con el favor de Adriana Lastra, que ha animado a Sicilia y el resto de críticos a moverse ya.

La falta de unidad puede beneficiar a Díaz si estas corrientes no confluyen en unas. Por eso, dicen estas fuentes, filtraciones como la del Ministerio de Defensa no ayudan.

“Fallan los tiempos. Algunos quieren ir demasiado deprisa y otros demasiado lentos”, dicen. “Pero todos coinciden en que la situación actual es un riesgo para que la derecha se perpetúe en San Telmo. Y que con Susana no recuperamos la Junta”.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba