Política

Susana Díaz usó el 'caso Abengoa' en las primarias del PSOE para que Borrell no apoyara a Sánchez

Los partidos de oposición se lanzan en tromba contra el ministro y arruinan definitivamente la estrategia de la candidata y del PSOE-A de hablar solo "de Andalucía"

Pedro Sánchez y Susana Díaz en La Moncloa el pasado 23 de julio
Pedro Sánchez y Susana Díaz en La Moncloa el pasado 23 de julio EFE

El 'caso Abengoa', que le ha estallado al PSOE en plena campaña electoral con Susana Díaz como principal damnificada, fue, paradójicamente, usado por ella y su entorno hace ahora dos años para disuadir a José Borrell de apoyar a Pedro Sánchez en la carrera que iba a emprender en pos de la recuperación de la Secretaría general en las primarias, según confirman a Vozpópuli diversas fuentes socialistas.

Acababan de pasar los socialistas aquel traumático Comité Federal del uno de octubre de 2016, el que acabó con la defenestración de Sánchez, y Borrell, claramente alineado con el hoy presidente del Gobierno, cargaba duramente contra la presidenta andaluza argumentando que el PSOE no necesitaba "costureras" -la lideresa andaluza se había ofrecido para "coser"- sino que se dijeran las cosas a la cara:

El enfado del entorno de la máxima mandataria del PSOE-A fue mayúsculo. Se daba por seguro que sería la próxima secretaria general del partido, tras un período de seis meses de interinidad con la gestora socialista presidida por Javier Fernández; no quería que nada ni nadie se interpusiera en su camino y el pasado de Borrell como consejero de Abengoa era demasiado goloso políticamente como para no usarlo en su contra.   

Por ello, se "insinuó" al ex presidente del Parlamento Europeo, explican las fuentes consultadas, que podrían salir a la luz los errores en la gestión del grupo Abengoa, con sede en Sevilla, del que era consejero. Nada se sabía entonces de la venta de 10.000 acciones de la compañía, que el hoy ministro hizo un día antes de la quiebra. Un claro uso de información privilegiada, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por el cual tres años más tarde le impone una multa de 30.000 euros.

Aunque ambos acabaron recomponiendo relaciones -de hecho, Díaz ha apoyado al ministro tras los insultos de Gabriel Rufián en el Congreso-, la presidenta andaluza no se privó este martes de dejarle un recado durante su visita electoral a San Roque (Cádiz), horas antes de protagonizar en Marbella el último mitin de campaña conjunto con Sánchez: "La ley tiene que ser igual para todo el mundo".

La confirmación de los 30.000 euros de multa a Borrell y el archivo de las diligencias sobre Duque han llegado en el peor momento para el PSOE, por eso la Moncloa y Ferraz han salido en tromba a respaldarles

Lo cierto es que el PSOE, que había diseñado una recta final de campaña con más tensión usando el miedo a la entrada de Vox en el Parlamento Andaluz, este martes vio desbaratada en parte su estrategia. Eso explica que fuentes próximas al presidente del Gobierno dijeran nada más conocerse la decisión de la CNMV que respalda "absolutamente" a su ministro de Exteriores; que el ministro y secretario de Organización, José Luis Ábalos restara importancia porque "ese asunto ya se sabía, él no recurrió la multa"; o que la ministra Meritxell Batet asegurara que la continuidad de Borrell en el Ejecutivo "está fuera de toda duda".

Todas esas frases, y algunas más, fueron pronunciadas a lo largo de la mañana en un breve lapso de tiempo después de que Ferraz y la Moncloa tocaran a rebato para defender a uno de los pesos pesados del Ejecutivo y no dejar en bandeja a la oposición de PP, Podemos y Ciudadanos semejante ariete contra Susana Díaz. A Pablo Casado le faltó tiempo para señalar que el ministro está "deslegitimado para seguir en el Gobierno y tiene que acudir inmediatamente al Congreso de los Diputados para dar explicaciones". Y Pablo Iglesias no le fue a la zaga:

No vaya a ser que la multa de 30.000 euros que le ha impuesto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por uso información privilegiada contamine definitivamente la campaña electoral andaluza en su recta final. Porque el deseo de la candidata socialista, entrar su mensaje en los problemas andaluces y, como mucho hablar de Vox para poner en el disparadero a PP y Ciudadanos, ha saltado por los aires con esa sanción. 

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba