Política

El defensor del pueblo catalán recomienda a Torra retirar los lazos amarillos en periodo electoral

Torra había registrado una petición al síndic de Greuges para saber qué debía hacer el Govern, una decisión que se comprometió a acatar

Lazo amarillo Ayuntamiento de Barcelona
Lazo amarillo Ayuntamiento de Barcelona

El síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán, ha recomendado "de forma excepcional" a Quim Torra, presidente de la Generalitat, retirar los lazos amarillos y demás propaganda independentista de los edificios públicos. Ribó le dijo a Torra el pasado 15 de marzo la misma opinión que ahora.

Torra, que se ha negado a obedecer a la Junta Electoral Central (JEC), aseguraba que solo seguiría las recomendaciones del Síndic para tomar la decisión. El dictamen del defensor del pueblo catalán, en manos de Rafael Ribó, ha llegado justo antes de que la reunión de la JEC ante la desobediencia de Torra.

Para el defensor del pueblo catalán, los lazos amarillos podrían volver a colocarse fuera del período electoral, para mantener "escrupulosamente la neutralidad ideológica de los poderes públicos", pero únicamente en campaña o precampaña electoral.

El Síndic, en base a un informe jurídico elaborado por la Dirección General de los Servicios Consultivos y Coordinación Jurídica del Gabinete Jurídico de la Generalitat, ha señalado que "el concepto estricto de neutralidad, vinculado a la neutralidad ideológica, adquiere un relieve especial en período electoral y ha dado lugar a diversos acuerdos de la Junta Electoral Central, entre ellos los de los años 2015 y 2017".

"Los acuerdos hacen referencia al hecho de que el criterio para retirar elementos es aplicable a cualquier objeto que permita la identificación con algunas de las candidaturas que se presentan a la convocatoria electoral", ha apuntado.

El Síndic basa su decisión "excepcional" en los iaios de Reus

"Los funcionarios públicos y, en general, todo el personal al servicio de la Administración, en tanto que personas titulares de derechos fundamentales, tienen garantizado el derecho a la libertad de expresión en el puesto de trabajo, si bien la administración puede circunscribirlo a determinados espacios en el interior de las dependencias para garantizar la coexistencia de este derecho con el derecho de la ciudadanía a disfrutar de una administración neutral", ha indicado.

El Síndic ha matizado que se circunscribe "al período electoral, es decir desde el momento de la convocatoria de los comicios hasta la finalización de la votación", dando a entender que podrán usarse fuera de estas épocas electorales los edificios públicos para hacer propaganda independentista. En este sentido compara los lazos amarillos con el caso de los 'iaos' de Reus por la Libertad, puesto que limitarlo atentaba contra la libertad de expresión y la JEC les dio la razón, eso sí se refiría únicamente a "cualquier manifestación o concentración ciudadana, siempre y cuando se cumplieran el resto de los requisitos legales para llevarla a cabo, queda amparada por el derecho constitucional de reunión".

El informe no es vinculante y se sabía desde el 15 de marzo

En el informe, pese a no ser vinculante y que llega después del ultimátum dado por la JEC y el Consejo de Garantías Estatutarias, se señala que se responde a una petición el "15 de marzo" y se han seguido las mismas premisas de la resolución de septiembre de 2018, cuando Ribó se opuso a limitar ejercicio de la libertad de expresión en el espacio público. 

Por su parte, la JEC ha iniciado su reunión para decidir sobre la negativa de Torra a retirar los lazos. El presidente de la Generalitat se puede enfrentar a una sanción económica de entre 300 y 3.000 euros, ser denunciado ante Fiscalía, que podría pedir la inhabilitación, o bien exigir a los Mossos d'Esquadra que procedan a retirar los lazos amarillos.

Desde el Gobierno se han lavado las manos, dejando toda la responsabilidad sobre la JEC, mientras que se afirma que el Síndic carece de competencia alguna para decidir sobre edificios públicos. "Todos estamos sometidos a la autoridad de la JEC, debemos respetar sus competencias y no decir nada que invada la independencia, la autonomía y las funciones que debe cumplir", ha afirmado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno.

Ciudadanos carga contra el "Defensor del procés"

El diputado y portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha cargado contra el síndic de Greuges, al que ha definido como "el Defensor del procés". "Torra, no es que lo diga el "Defensor del procés" es que en democracia hay que respetar la neutralidad de las instituciones públicas tal y como recoge la Ley", ha asegurado en un tuit. "El respeto a la neutralidad y a todos los ciudadanos se debe los 365 días del año, no solo en el periodo electoral", ha respondido al síndic de Greuges.

El PSC espera que Torra haga caso al Síndic

La portavoz de PSC-Units en el Parlament, Eva Granados, ha mostrado su confianza en que Torra haga ahora caso al defensor del pueblo y quite los lazos amarillos, aunque ha advertido que debería haberlo hecho "desde el primer momento". "Los lazos deben salir. La Junta Electoral Central ha dicho que tienen que salir y parece que el presidente hará caso. Nos felicitamos de que haga caso. Lo debería haber hecho en el primer momento", ha dicho, según recoge Europa Press, mientras ha advertido que el síndic "no tiene competencias" sobre las decisiones de la JEC. "Estamos ante un debate estéril. La ciudadanía también está cansada de tener un Govern que no hace nada", y ha pedido a Torra que también haga caso al síndic en las recomendaciones sobre el funcionamiento de los servicios públicos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba