Política

Sémper, Roldán, Madina... ¿por qué España ya no es país para políticos moderados?

En el actual clima de confrontación, los políticos conciliadores están siendo devorados. La política española expulsa a aquellos perfiles capaces de dialogar con otras formaciones, mientras parece premiar las posiciones más radicales

Borja Sémper en la sede del PP en San Sebastián.
Borja Sémper en la sede del PP en San Sebastián. EFE

El creciente clima de confrontación y crispación está expulsando de la política española a los perfiles más moderados. Hay ejemplos en todas las formaciones políticas. El 'adiós' de Borja Sémper en el Partido Popular es el episodio más reciente, pero también encontramos casos destacados en otros partidos, como el de Toni Roldán en Ciudadanos o el de Eduardo Madina en el PSOE

¿Por qué España ya no es país para políticos moderados? ¿Se trata de un patrón irreversible o los perfiles más conciliadores podrán recuperar su espacio?

"En el clima actual de confrontación, los partidos y los políticos moderados están siendo devorados", opina Toni Roldán en entrevista con Vozpópuli. "En los órganos ejecutivos de los partidos políticos se está optando por perfiles más extremos en detrimento de personas como Borja Sémper, que se han visto aislados", añade un exdiputado que prefiere no ser citado. 

Al anunciar su adiós a la política la semana pasada, Sémper reconoció "sentirse incómodo con el actual clima de confrontación política". Un caso muy similar al de Roldán. El exportavoz económico de Ciudadanos dejó el partido naranja el pasado mes de junio con duras críticas al giro a la derecha emprendido por Albert Rivera y asegurando que no quería "participar más de la polarización política". 

"Yo me metí en política por unas razones muy distintas. Yo creo que hay una serie de problemas que superan las divisiones ideológicas de izquierda y derecha", explica en declaraciones a este periódico Roldán, quien participó en 2016 en las negociaciones con las que Ciudadanos llegó a firmar sendos pactos de investidura con el PSOE y el PP. Dos acuerdos que, según sus palabras, "eran iguales en un 80%". 

"No hay soluciones de derecha o de izquierda para superar los retos que tenemos por delante, como la regeneración democrática, el cambio climático o la revolución tecnológica. Lo único que hay son soluciones buenas y malas”, añade el exportavoz económico de Ciudadanos.

Abandonados por sus partidos

Para José Fernández Albertos, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard e investigador del CSIC, el clima de confrontación y polarización es la principal causa de que "las figuras moderadas se vean abandonadas por sus partidos". Sin embargo, no cree que se trate de un patrón irreversible y considera que en un plazo de dos o tres años los moderados podrán recuperar su espacio. 

"Ya ha ocurrido en momentos anteriores de nuestra historia reciente. Por ejemplo, la última etapa de Felipe González en el Gobierno fue de una enorme polarización y crispación. Sin embargo, nada más llegar a la presidencia, José María Aznar optó por un tono más moderado y por llegar a acuerdos con partidos de ámbito autonómico", indica el politólogo.

En el clima actual, los perfiles y mensajes más polarizados están teniendo mucho recorrido en los medios de comunicación. Eso está haciendo que los partidos opten por figuras alejadas de la moderación

"Los políticos tenemos dos opciones cuando llegamos a posiciones de relevancia. Una es intentar explotar los sentimientos de la gente, apuntar o poner el foco en las cosas que nos separan y en lo que dividen a los ciudadanos. La otra opción es hacer lo contrario: tratar de ser constructivos para abordar los problemas que causan esos desasosiego y los problemas de la gente", señala por su parte Toni Roldán.

"Tengo la sensación de que en España los liderazgos de los distintos partidos han optado por la primera opción", añade el exportavoz económico de Ciudadanos. 

Momento para los extremos

Fernández Albertos reconoce que, en el clima actual, los perfiles y los mensajes más polarizados están teniendo mucho más recorrido en los medios de comunicación, y eso está haciendo que los partidos opten por figuras más alejadas de la moderación. "Lo que dicen, sus mensajes, rápidamente se viralizan y eso hace que cobren más protagonismo frente a los moderados".

Para este politólogo, España no está condenada a que se perpetúen estos perfiles y cree que los moderados podrán recuperar su espacio. 

Sin embargo, un exdiputado socialista opina justo lo contrario: "Creo que el contexto actual va a alimentar a los extremos y, en particular, tanto Vox como los independentistas catalanes van a protagonizar esta legislatura. Una situación que va a alimentar a los extremos y, me temo que en las próximas elecciones Vox va a volver a subir".

Consecuencias políticas y económicas

Expolíticos y politólogos temen que la polarización y la crispación prolonguen la parálisis legislativa que vive España. Desde el sector económico se añaden otros motivos que llevan a la preocupación. Según Bank of America, la actual situación de enfrentamiento deja a España en una posición "extremadamente vulnerable". 

De acuerdo a sus analistas, el riesgo radica en que la confrontación política puede mantener bloqueadas muchas de las reformas y medidas que España necesita y que llevan años guardadas en el cajón de la parálisis política y la confrontación.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba