POLÍTICA

Las cinco semejanzas entre la venta del piso de Espinar y el de Tania Sánchez

La diputada de Podemos también sabe por experiencia propia lo que es conseguir un piso de protección pública mediante una cooperativa y luego venderlo a un precio superior al de compra.

Tania Sánchez y Ramón Espinar, parlamentarios de Podemos.
Tania Sánchez y Ramón Espinar, parlamentarios de Podemos. VP

La polémica operación de venta de vivienda que protagonizó en 2011 el senador de Podemos Ramón Espinar, la cual ha salido esta semana a la luz,tiene importantes elementos en común con el episodio por el que también fue noticia su compañera de partido y hoy rival en las primarias de la formación morada en la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez.

"A Ramón le creo porque es compañero", dijo la diputada el pasado jueves en la cadena Cope. "Muchas personas en este país se han metido en proyectos de cooperativas pensando que cuando llegase el momento de la adjudicación de la vivienda tendrían unas condiciones laborales que le permitirían hacer frente a la hipoteca y no ha sido así". La exconcejala de Rivas Vaciamadrid también sabe por experiencia propia lo que es conseguir un piso de protección pública mediante una cooperativa y luego venderlo a un precio superior al de compra. Aquí las cinco mayores semejanzas entre el caso de Espinar y el de Sánchez. 

-Beneficios de 30.000 y 50.000 euros. El diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid reconoció el miércoles que había ganado entre 19.000 y 20.000 euros con la venta -porque, según él, no tenía ingresos suficientes- de una vivienda (un dormitorio, dos plazas de garaje de 30 metros cuadrados cada una y un trastero) en la zona de Fuentelucha en Alcobendas. Una cifra algo inferior a los 30.000 euros publicados por la cadenar Ser. En su cálculo, Espinar tuvo en cuenta el 8% del IVA, los gastos de adquisición (trámites de ayuntamiento, gestorías…) y de venta (plusvalía). Con todo, el senador admitió que obtuvo 20.000 euros y con ese dinero se pagó un máster de Análisis Político en la Universidad Complutense (cuesta hoy 3.153 euros) y un ordenador portátil. 

Por su parte, Tania Sánchez, según publicó La Razón en noviembre de 2014, adquirió el 5 de junio de 2003 un piso en el número 16 de la calle José Luis Sampedro de Rivas Vaciamadrid por 99.214,98 euros, tal y como constaba en el Registro de la Propiedad. La vivienda, un dúplex de 100 metros cuadrados de superficie con garaje y trastero, fue vendida siete años después (2010) a Curro Corrales, actual portavoz del Ayuntamiento de Rivas, por poco más de 150.000 euros. La operación le reportó una plusvalía de 50.000 euros, recogió el citado diario.

La revalorización de la vivienda de Tania Sánchez fue del 57% respecto a la tasación inicial de 2003

-Acceso fácil a VPP vía cooperativa. Ramón Espinar consiguió la vivienda de protección pública (VPP) como socio de la Cooperativa Vitra, vinculada a Comisiones Obreras (CCOO), que sacó a concurso el 85% de los 103 inmuebles de aquella promoción. El 15% restante fue adjudicado a socios de esa cooperativa, cupo en el que entró Espinar. Al igual que el senador de Podemos, su compañera de partido tampoco tuvo que participar en ningún concurso, como ella misma reconoció en su día. Sánchez ha revelado que accedió a la vivienda en 2003 como participante en una cooperativa y que por entonces todavía no era concejala del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid. De este modo, ninguno de los dos compitió con otros ciudadanos de a pie en el habitual sorteo.

-El módulo como excusa y el precio máximo. El senador empezó a pagar el piso en construcción en 2007, lo compró en marzo de 2010 por 146.224 euros y luego lo vendió en abril de 2011 por 176.000 euros. Argumenta que lo vendió al precio que fijaba la Comunidad de Madrid. El módulo de referencia estaba en los 1.474,09 euros por metro cuadrado en 2007, pero fue creciendo hasta los 1.940,48 euros (466,39 euros más) por la revalorización aprobada por la CAM. Tal aumento fue del 31%. Pero, ¿podría haberlo vendido por una cantidad inferior? “Perfectamente: por el precio que nosotros se lo habíamos vendido a él”, ha declarado a El País el presidente de Vitra, Francisco Naranjo, cuyo nombre figura en la escritura de compraventa del piso de Espinar. “La Comunidad de Madrid fija un precio máximo, no mínimo”, ha apuntado.

Tania Sánchez (2i) y Ramón Espinar (2d), en un acto de Podemos.
Tania Sánchez (2i) y Ramón Espinar (2d), en un acto de Podemos. Sí Se puede Sanse

En su caso, Tania Sánchez también vendió su VPP siete años después de comprarla, previa autorización de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid y a un precio tasado por ley (en función del módulo), más reducido que el de venta "libre". Según La Razón, la revalorización aquí fue del 57% respecto a la tasación inicial de 2003. Sánchez también vendió al precio máximo. Con los 50.000 euros obtenidos, se mudó a otro dúplex más pequeño pero de mayor precio y suscribió una hipoteca con Barclays.

-Un entorno vinculado a Izquierda Unida. A la cooperativa de Tania Sánchez pertenecía una veintena de cargos y familiares de miembros de IU en Rivas Vaciamadrid, que también consiguieron un piso de aquella promoción. Entre ello, el actual alcalde, Pedro del Cura, su padre, sus dos hermanas, la hija de su predecesor José Masa, la ex concejala Luz Matas y un hijo de Inés Sabanés, hoy delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Dolores Carrascal, representante de Vitra en la escritura que firmó Espinar, concurrió a las municipales de 2015 en la lista de IU en Loeches

De igual modo, la cooperativa del senador de Podemos, impulsada por Comisiones Obreras, contaba entre sus socios con integrantes de IU. Por ejemplo, Dolores Carrascal, responsable de Finanzas de CCOO Madrid, que aparece junto a Naranjo en representación de Vitra en la escritura de compraventa que firmó Espinar, concurrió a las elecciones municipales de 2015 en la lista de Izquierda Unida al Ayuntamiento de Loeches.

-Los escándalos estallan en plenos procesos de primarias. El piso de protección pública vendido por Tania Sánchez en 2010 a su compañero Curro Corrales saltó a la portada de La Razón a finales de noviembre de 2014, unos días antes de las primarias de IU para optar a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. En este proceso competían los considerados "críticos" y más proclives al entendimiento de Podemos, con Sánchez a la cabeza, frente a los oficialistas que pedían defender la tradición y la autonomía de IU. La exconcejala de Rivas ganó la votación, pero no llegó a concurrir a las autonómicas para la que había sido elegida candidata. Abandonó la coalición antes de tiempo y creó la plataforma Convocatoria por Madrid (CxM), junto a sus afines. CxM se integraría más tarde en Podemos.

A Ramón Espinar el episodio del piso le ha estallado también a escasos días de que empiece la votación (desde este sábado al 9 de noviembre) de las primarias de Podemos a la dirección del partido en la Comunidad de Madrid. El senador es el candidato respaldado por el líder de la formación, Pablo Iglesias, y por la corriente Anticapitalistas. Su máxima competidora es la candidatura -apoyada por el número dos de partido, Íñigo Errejón- que capitanean la portavoz del Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, y la propia Tania Sánchez. ¿Fuego amigo?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba