Política

Sectores de ERC impulsan a Errejón en Barcelona para torpedear a los comunes y al PSC

Afines a la formación de Gabriel Rufián ayudan en la sombra a Més Barcelona en la recogida de firmas. Quieren dividir el voto de sus contrincantes y convertirse en la lista más votada el 10-N

Joan Josep Nuet, al ser presentado como candidato de ERC en las generales
Joan Josep Nuet, al ser presentado como candidato de ERC en las generales ERC

Sectores de ERC están ayudando en la sombra al partido de Íñigo Errejón en Barcelona en la recogida de 5.000 avales para que presente su candidatura en las elecciones generales del 10 de noviembre. El partido independentista cree que Errejón puede restar votos a los Comunes de Jaume Asens y Ada Colau, y al PSC. Los socialistas fueron los más votados en Barcelona en el pasado 28 de abril, y ERC espera robarles ese liderazgo.

Las personas involucradas en estos movimientos, según ha podido saber Vozopópuli, son miembros y afines a la corriente liderada por Joan Nuet, antiguo referente de Izquierda Unida en Cataluña y que se sumó a ERC antes de las últimas elecciones generales. Nuet, que declaró como investigado ante el TSJC por el procés, logró un escaño en los comicios del 28 de abril.

Los afines a la corriente de Nuet están ayudando al nuevo partido de Errejón en la fase de recogida de firmas. Lo hacen, según las fuentes consultadas, para debilitar el bloque de izquierda alternativo a ERC. Aunque algunos sospechan que también aspiran a tender puentes con el bando de Errejón.

5.000 firmas

El proyecto de Errejón de desembarcar en Cataluña marcha a ritmo forzado. Más País ha anunciado que se presentará en Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia, Galicia y País Vasco, pero en Barcelona está buscando 5.000 avales para oficializar su candidatura antes de que acabe el plazo el próximo lunes 7 de octubre.

Errejón en la presentación de la candidatura de Más País
Errejón en la presentación de la candidatura de Más País

Més Barcelona, que lanzó su perfil en las redes sociales esta semana, ha abierto una sede cerca de la Plaza de España de Barcelona para recoger firmas. Este es el nombre que Errejón ha elegido para su papeleta, aunque todavía se desconoce si colocará su rostro en ella, tal y como hará en Madrid, Andalucía y Galicia. En Valencia, concurrirá de la mano de Compromís. Y en Aragón lo hará con la Chunta Aragonesista.

De Coscubiela a Raimundo Viejo

Mientras, Errejón busca perfiles por Barcelona. La clave será el cabeza de lista. El contexto es de máximo secretismo, aunque algunos nombres circulan en los ambientes de Más País. Se trata, por ejemplo, de Joan Coscubiela, tanteado por Errejón pero que se desmarcó de la iniciativa al observar la ausencia de unanimidad entre los sectores políticos y sindicales a los que se considera vinculado. Otro nombre es el de Raimundo Viejo, errejonista desde la época de Vistalegre II y conocido por su labor de activista ecologista y de profesor universitario.

En ese río revuelto, ERC espera poder maximizar sus votos para dar el sorpasso al PSC. En el pasado abril, los socialistas ganaron las elecciones en Barcelona por un estricto margen: tan solo 53.000 votos (766.000 votos frente a 713.000). Esa diferencia permitió al PSC tener un diputado más que ERC. Los Comunes, por su parte, lograron seis diputados, gracias a 508.000 papeletas.

La batalla por Barcelona, así como la de Madrid, es muy importante para Más País. Barcelona es la circunscripción en la que se deciden más escaños (32) después de Madrid, y la ciudad en la que el reparto es más proporcional. Errejón espera que al menos la mitad de sus diputados se elijan en estas dos ciudades. Esto significa obtener unos 190.000 votos, que ERC cree que Errejón puede sustraer tanto a los socialistas como a la marca catalana de Podemos.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba