Juicio del procés Los CDR cortan decenas de carreteras y vías férreas en el inicio de la huelga en Cataluña

Los Mossos han tenido que cargar contra grupos de CDR en Sabadell y Barcelona, mientras acordonan entradas a estaciones del AVE, como las de Gerona y Barcelona

Cortes en la AP-7 por los CDR.
Cortes en la AP-7 por los CDR. Twitter

Cataluña vive este jueves su tercera huelga relacionada con el proceso independentista -tras las del 3 de octubre y del 8 de noviembre de 2017-, convocada por la Intersindical CSC en el marco de las protestas contra el juicio del 'procés' que se celebra estos días en el Tribunal Supremo.

La huelga ha cortes de carreteras, como la AP-7, que en algunos tramos se registran retenciones desde hace una hora. Concretamente, la Intersindical-CSC, dirigida por Carlos Sastre, y USTEC han cortado decenas de tramos de carreteras y autopistas, como la AP-7, C-25, C-32, C-58, entre otras.

En las cercanías de Barcelona se han cortado la C-58; mientras que la AP-7 esta paralizada entre Vilobí d'Onyà. Está ocurriendo lo mismo en la C-65 a la altura de Cassà de la Selva y en Santa Cristina de Aro, donde hay un carril cortado dirección Maçanet de la Selva y en la C-66, en Palol de Revardit. También la C-162, la altura de Das, y C-242, a su paso por Granadella. También sufre cortes la A-2 en Tàrrega, cerca de Lérida, en sentido Barcelona. 

Además, en Barcelona, los CDR han cortado la plaza Lesseps, uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, tras la actuación de los Mossos para impedir cortes en la Gran Vía, aunque no han podido evitar el corte en Gloriès, una de las vías de entrada a Barcelona desde el norte.

Los CDR han cortado las vías de Rodalies en Plaza Cataluña, se trata de un importante intercambiador con tres líneas de Cercanías. Según ha informado la Consejería de Interior, están afectadas la R1, R3 y R4.

Incidentes entre manifestantes y Mossos, con tres detenidos

Los Mossos han impedido la entrada a un grupo de CDR en la estación del AVE en Gerona, mientras que los huelguistas han cortado la línea de ferrocarril en Sant Cugat. Advierten ya de diferentes incidentes, como un accidente entre vehículos por la quema de neumáticos: "Extreme precaución al volante a la hora de circular por vías donde hay movilizaciones".

Otro de los incidentes ha ocurrido en Gurb, donde los CDR habían bloqueado la C-17 y la C-25. Los mossos han recibido un lanzamiento de objetos y la contienda ha acabado con un detenido por golpear a un mosso. 

Durante una hora se ha cortado el servicio de Rodalies (Cercanías) entre Sitges y Vilanova i la Geltrú, provocando un fuerte cabreo entre los usuarios.

Algunas líneas de metro, como la L-5 en Sants, han dejado de prestar servicio.

Uno de los incidentes más peligrosos ha ocurrido en Barcelona. El conductor de un vehículo ha intentado arrollar a un piquete que había cortado la plaza de Lesseps. "Hijo de puta", le han reprochado los CDR, mientras los mossos han identificado al conductor.

En Barcelona, los CDR han cortado también la salida desde la Meridiana a la C-58. Los Mossos están desalojando a este pequeño grupo.

Los CDR, en Meridiana
Los CDR, en Meridiana

Servicios mínimos

La Generalitat ha asegurado unos servicios mínimos del 50% en hora punta (de 6.30 horas a 9.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas) en el transporte público -metro, autobuses, tranvía y Ferrocarriles-, y del 25% en el resto del tramo horario. Además, prevén el funcionamiento del 33% de los trenes de Cercanías y regionales.

También se han establecido servicios mínimos del 25% para los ambulatorios, urgencias en hospitales y personal imprescindible en escuelas y guarderías. 

Los paros anteriores

El primer "paro de país" se convocó el 3 de octubre de 2017, tras el referéndum del 1-O, tal y como lo denominó la Mesa por la Democracia, de la que forman parte CCOO y UGT, aunque la convocatoria de huelga fue de CGT, Intersindical CSC, COS e Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC).

La segunda huelga fue la del 8 de noviembre del mismo año y, aunque la Intersindical-CSC alegó la "regresión de derechos sociales" y la precariedad laboral, se convocó en otro momento de efervescencia independentista tras el ingreso en prisión de los dirigentes que ahora se sientan en el banquillo de los acusados del Supremo.

Un tercer paro, aunque en esta ocasión fue dos horas, se convocó el 21 de diciembre del año pasado, con motivo de la celebración en Barcelona del Consejo de Ministros, "en protesta por las medidas antisociales" del Gobierno de Pedro Sánchez.

También ahora, la Intersindical-CSC alega motivos laborales, en concreto asuntos como la reclamación de la derogación de la reforma laboral y la petición de implantación de un salario mínimo catalán de 1.200 euros, así como la recuperación de las leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional.

Además, la jornada cuenta con el respaldo del Govern que ha suspendido la agenda política de todos los consellers, a excepción de los directamente implicados en una jornada de huelga, el de Trabajo y el de Interior, Chakir el Homrani y Miquel Buch, respectivamente.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba