Política

El 'sándwich' de Sánchez a la derecha ya fracasó en Francia

La estrategia del presidente del Gobierno de alimentar el 'fenómeno Vox' puede ser efectiva a corto plazo pero peligrosa a largo para sus propios intereses

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, ofrece un discurso ante el Parlamento Europeo.
El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, ofrece un discurso ante el Parlamento Europeo. EFE

Pan para hoy, hambre para mañana. Alimentar la presencia de Vox para dividir los votos de la derecha puede ser una estrategia rentable más a corto plazo que otra cosa para el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Fuentes relacionadas con el entorno que asesora al presidente han apuntado a Vozpópuli un escenario político en el que Vox puede acabar engullendo al PP y permitir al líder socialista imponerse en las generales más próximas.

Los últimos discursos de Sánchez delatan esta estrategia. Así se desprende del contraste entre el peso que tiene Vox en los discursos del presidente y la presencia real que tiene ahora la formación en el escenario político español: doce escaños en solo una de las 17 comunidades autónomas del país. 

Dicha estrategia, parece estar surtiendo efecto en los más recientes sondeos electorales de cara a las europeas. El 'robo' de votos de Vox al PP del que hablan analistas como el investigador del CSIC Pepe Fernández Albertos está permitiendo el liderazgo del PSOE. Sin embargo, la misma estrategia puede tener un efecto bumerán que guarda serios peligros para los intereses de la familia socialista en el largo plazo.

Esto, al menos, si se considera lo que ha sucedido en un país cercano como Francia. El periodista e historiador entusiasta de asuntos europeos, Miguel García Barea, recuerda la decisión del mandatario socialista François Mitterrand de incluir a Jean-Marie Le Pen en el debate televisivo presidencial junto a Jacques Chirac. Una decisión tan inédita como llamativa teniendo en cuenta que Le Pen 'padre' encarnaba entonces una fuerza todavía residual. El objetivo de Mitterrand era dividir el voto del centro-derechista Chirac. Muchos vieron en aquellos años la decisión del presidente, que conseguiría mantenerse en el cargo hasta los 90s, como un éxito. Nadie imaginaba que 30 años después acabaría sucediendo lo que ocurrió. 

El PSOE francés cae en la irrelevancia

El 'sándwich' que Mitterrand activó se ha vuelto en contra de los intereses socialistas. El Frente Nacional no solo ha acabado convirtiéndose en primera fuerza nacional sino que ha impregnado al electorado de sus ideas y agenda hasta el punto de que el Partido Socialista francés fue quinto en las últimas elecciones presidenciales, por detrás de todo el espectro de derecha y centro-derecha, que desplazó a los socialistas de la presidencia ya en el año 2001 y lo ha vuelto a hacer en las últimas elecciones.

"Aquí puede pasar lo mismo y el bombo televisivo, que ya tuvo su efecto con Podemos, puede acelerar las cosas", dice Barea. En una línea similar, el politólogo Pablo Simón advierte que los resultados de las andaluzas y el progresivo crecimiento en los sondeos permiten augurar que el 'fenómeno Vox' "tendrá implicaciones para toda España". Simultáneamente, según apuntan expertos conocedores de las redes sociales, una muestra más significativa del activismo político entre los jóvenes, Vox es el partido del que más se ha hablado en redes en las últimas semanas y también, el que más crece, apuntando a superar al PSOE en pocos meses.

En el corto plazo, el auge de Vox puede perjudicar al PP y Cs, y lo primero que podría pasar es una nueva presidencia de Sánchez. "Ahora mismo, lo que está haciendo su estrategia es difundir una imagen del giro a la derecha de Casado", dice Rafael Sánchez, analista miembro de la Asociación de Comunicación Política."Lo que sucedió en Andalucía podría así haber servido de 'vacuna' para unas generales, demostrando el resultado que puede tener una baja participación de votantes socialistas y de Podemos".

A futuro, sin embargo, puede que el debate público, impregnado de Vox y tendencialmente más de derechas como ya apunta algún sondeo, conduzca a la dicotomía neo regresionismo vs sistema 'progre' establecido. Y es entonces donde el 'Macron' de la política española, Cs, tendría ventaja sobre el PSOE, un escenario del que ya han advertido otros analistas políticos

En ese hipotético nuevo escenario, la coyuntura internacional, de crecimiento del liberalismo, sumada a la defensa de Europa y a la predisposición camaleónica que tiene Ciudadanos frente a cuestiones de tipo ideológico, justificable muchas veces en una "razón de Estado", le dan ventaja en opinión de Barea frente al PSOE. La estructura del partido socialista y su inercia, además de su vinculación difícil de ocultar a puntos flacos de lo establecido, le frenarían en un intento de defender hábilmente los logros de la todavía por muchos respetada socialdemocracia frente al 'neoregresionismo' de Vox.  

"No es bueno para el PSOE tanto ruido sobre Vox", dice Sánchez. "A mi me llegó en su día que había periodicos digitales que decían a sus redactores que procuraran que en los titulares de cualquier noticia apareciera la palabra Podemos, porque eso atraía lectores, y puede que algo de eso esté pasando con Vox, pero claro, si los políticos dan noticias sobre Vox, hay que sacarlas", señala.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba