Política

Sánchez congela la remodelación del Gobierno hasta que remita la pandemia

Moncloa planea esperar a la campaña de vacunación y reducir después el número de carteras ministeriales. El sector moderado del Ejecutivo justifica el retraso en que “Podemos se va a cocer en su propia salsa”

Sánchez congela la remodelación del Gobierno hasta que remita la pandemia.
Sánchez congela la remodelación del Gobierno hasta que remita la pandemia. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, planea congelar la remodelación del Gobierno que su gabinete preveía para este otoño y que luego aplazó para comienzos de 2021. Ahora, mientras sectores económicos y políticos piden al Ejecutivo abordar un giro moderado para evitar una radicalización izquierdista, La Moncloa ha decidido ganar tiempo. “Para la crisis de gobierno hay que esperar”, resumen fuentes gubernamentales conocedores de esos movimientos.

La lógica que subyace a la política que quiere impulsar Sánchez es que ante la tercera ola, y sobre todo una intensa campaña de vacunación (interrumpida por los comicios en Cataluña) que afectará a millones de personas hasta junio, es mejor esperar antes de dar un golpe a la estructura ministerial.

El actual Ejecutivo, con sus 22 ministros, es de los más numerosos a nivel europeo. Además, algunos ministros no están cumpliendo con las expectativas, según admiten fuentes de la Moncloa. De hecho, desde hace meses se ha instalado cierto miedo entre los ministros a perder el cargo, lo que se ha traducido en un silencio cada vez mayor sobre las decisiones de Sánchez, que en algunos casos no despiertan el entusiasmo de sus ejecutores.

Un giro al centro que tarda en llegar

Los estrategas de la Moncloa empezaron a poner sobre la mesa un adelgazamiento ministerial antes del verano. Sobre la mesa se encontraba redefinir la portavocía, que ahora dirige la ministra de Hacienda María Jesús Montero, incluir a figuras de un perfil técnico y unificar algunos departamentos. 

El sector de los llamados ministros moderados, liderados por Nadia Calviño, cree que esa estrategia servía para apuntalar el giro al centro, que tenía que haber empezado con la inclusión de Ciudadanos en la ecuación de los Presupuestos. Ese era el plan de Iván Redondo. Pero el gurú de Sánchez dejó a Pablo Iglesias que buscara un encaje alternativo, desconfiando de una cesión de ERC.

El éxito del líder morado se ha impuesto, de momento, a la estrategia de las geometrías variables, aunque en La Moncloa trabajan para intentar resolver el embrollo a su favor, y sin perder la confianza de un presidente al que algunos ven alejarse de su asesores de cabecera, como adelantó este diario.

Esto es lo que cobran los altos cargos de la Presidencia de Sánchez
Esto es lo que cobran los altos cargos de la Presidencia de Sánchez EFE

"Será un Gobierno de siete años" 

Por su parte, desde Podemosdescartan tajantemente que el Ejecutivo aborde un giro hacia la moderación en los próximos meses. Hasta hace poco los morados se limitaban a decir que en caso de remodelación de Gobierno, el pacto de investidura obligaba a mantener las mismas cuotas de poder. Pero ahora se sienten más fuertes.

“Será un Gobierno de siete años”, afirman fuentes moradas, a la vez que subrayan que la fortaleza de Podemos consiste en la relación directa de Iglesias con Sánchez. A finales de octubre, el propio Sánchez paró un primer motín de ministros morados contra Iglesias en plena encrucijada presupuestaria. Si nos rompemos, perdemos el Gobierno, avisó, como desveló Vozpópuli. La entente con ERC y Bildu demuestra, sin embargo, que de momento el proyecto de Iglesias es ganador.

En La Moncloa confían, no obstante, en que la victoria de Podemos es pírrica. Los sondeos revelan un descalabro preocupante para el partido de Iglesias, mientras que el PP sube, pero sin lograr el sorpasso a Sánchez. La sensación que se percibe en Moncloa es que, mientras exista Vox, el PP de Pablo Casado tiene un techo que garantiza a Sánchez su supervivencia. Más aún si el motor económico se reactiva, la vacunación funciona y el país recupera cierta normalidad a partir del verano. 

El líder del Partido Popular, Pablo Casado.
El líder del Partido Popular, Pablo Casado. EFE

Después del verano

El periodo estival se convierte así en el nuevo Rubicón de Sánchez, en opinión de sus asesores. Su intención es, según mantienen fuentes ministeriales, esperar a ese periodo para lanzar su ataque definitivo y dar el famoso giro al centro que algunos siguen esperando para enero. "Podemos se va a cocer en su propia salsa", justifican desde La Moncloa el retraso en la puesta en marcha del llamado giro moderado.

El hecho de que algunos ministros que se veían fuera del Gobierno hayan perdido su apuesta por liderar organismos internacionales, como Pedro Duque en la Agencia Especial Europea, bloquea, además, encajes de bolillo como la unificación de Universidades con Ciencia.

La victoria de Iglesias en los Presupuestos, la renovación del Consejo General del Poder Judicial, la recepción de los primeros fondos europeos y la vacunación masiva ofrecen los mejores argumentos para ganar tiempo a los estrategas de la Moncloa. "La remodelación del Ejecutivo puede esperar", repiten desde la sala de máquinas del Gobierno. Aunque avisan de que el proyecto de recuperar terreno hacia el centro no es una opción. Los sondeos siguen preocupando.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba