Política

Las prisas de Sánchez obligarán a que las terceras elecciones caigan en miércoles si fracasa su investidura

La campaña electoral iniciaría el 13 de abril, lunes de Pascua, y los comicios tendrían lugar el miércoles 22. La última vez que España se vio obligada a votar entre semana fue por el referéndum de la OTAN en 1986

Pedro Sánchez, en La Moncloa.
Pedro Sánchez, en La Moncloa. EFE

Las prisas del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, obligarán a que las terceras elecciones caigan en miércoles en caso de que fracase su investidura. En concreto, si nos atenemos al calendario trazado hasta el momento, la cita con las urnas sería el 22 de abril

Tras garantizarse el apoyo de Podemos y PNV, y con el acuerdo alcanzado con ERC pendiente de ser ratificado por el Consell Nacional de la formación independentista este jueves, el líder del PSOE se presentará como candidato a un debate de investidura que se celebrará los días 4, 5 y 7 de enero. Una investidura que tendrá lugar por primera vez los dos días de un fin de semana y en plenas vacaciones de Navidad.

Si fracasa en el intento, el 5 de enero (fecha de la primera votación) comenzaría a correr el reloj y Sánchez tendría un máximo de 60 días para volver a presentarse como candidato a una investidura. Si no lo lograse en esos dos meses, el 5 de marzo se disolverían las cortes y un día después se convocarían las elecciones, las terceras generales en apenas un año

El 6 de marzo se publicaría en el BOE oficialmente, mediante Real Decreto, la convocatoria de elecciones, que deberían celebrarse 47 días después.

Eso fijaría el inicio de la campaña electoral el 13 de abril, en pleno lunes de Pascua e inmediatamente después de las vacaciones de Semana Santa, y los comicios tendrían lugar el miércoles 22 de abril.

La última vez que España se vio obligada a votar entre semana fue en 1986. Aquel año, exactamente el miércoles 12 de marzo, los españoles decidieron en referéndum la permanencia del país en la OTAN.  

Aún no salen las cuentas

Aunque tiene encaminada la abstención de los 13 diputados de ERC, Sánchez no tiene garantizada aún su investidura. El candidato tiene asegurados los apoyos de 164 diputados: los 120 del PSOE; 35 de Unidas Podemos; seis del PNV y tres de Mas Madrid. Por el contrario, contará con el voto en contra de 163 si la CUP se une al 'no' a Sánchez que ya han asegurado PP (89), Vox (52), Ciudadanos (10), Juns Per Catalunya (8) y Navarra Suma (2). 

En estas circunstancias, además de la abstención de los 13 parlamentarios de ERC y de los cinco de Bildu, la investidura de Sánchez queda en manos también de la decisión que tomen los partidos regionalistas PRC, Coalición Canaria, BNG y Teruel Existe, que aún no han alcanzado ningún acuerdo con el PSOE como sí lo han hecho los nacionalistas vascos. Sin el 'sí' mayoritario de estas formaciones, Sánchez podría fracasar en la investidura y abocar a España a unas terceras elecciones el 22 de abril.

Algunas formaciones, como el Partido Regionalista Cántabro (PRC) de Miguel Ángel Revilla ya han dicho que su voto a Sánchez se decidirá después de conocerse el contenido completo del acuerdo entre PSOE y ERC.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba