Política

Sánchez decidirá qué ministro sale para la UE tras conocer las intenciones de Merkel

El presidente del Gobierno esconde sus cartas a la espera del movimiento que haga la canciller alemana en la cumbre de hoy en Bruselas. Las opciones españolas pasan por una vicepresidencia de peso para Borrell o Calviño

Pedro Sánchez y Josep Borrell.
Pedro Sánchez y Josep Borrell. EFE

Una reunión a solas de Pedro Sánchez y Angela Merkel esta tarde en Bruselas dará el pistoletazo de salida para elegir a los próximos presidentes del Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Banco Central Europeo, así como el puesto de alto representante para la política exterior de la UE.

La cita es a las 19:00 horas, sólo un cuarto de hora antes de que los líderes europeos empiecen la cena de trabajo en la que entrarán a fondo sobre los nombres que dirigirán la política de la UE en los próximos cinco años. Y lo que diga Merkel en esa reunión con Sánchez es fundamental para que el puzzle de los cargos institucionales se resuelva.

En las últimas semanas se ha especulado en Bruselas sobre la posibilidad de que la canciller alemana se decante por uno de los puestos que quedan libre en Bruselas y que, a lo largo del verano, organice la sucesión dentro del Ejecutivo alemán. Su cuarto mandato concluye en 2021 y la 'gran coalición' alemana CDU-SPD vive una grave crisis tras los resultados de ambos partidos en las últimas europeas y la dimisión de la líder de los socialdemócratas alemanes. 

El presidente francés, Emmanuel Macron, animó la semana pasada a Merkel a aspirar a la Comisión Europea en sustitución de Jean Claude Juncker. También se ha hablado de la posibilidad de que Merkel se lanzase a la presidencia del Consejo Europeo para suceder a Donald Tusk. Ambas opciones contarían con el respaldo entusiasta de España porque no hay en este momento una figura europea de la talla de Merkel. 

Berlín apunta al BCE

Ahora bien, la canciller alemana ha negado por activa y por pasiva tal posibilidad en las últimas semanas y en los medios germanos se subraya que el deseo de Merkel es colocar al presidente del Bundesbank, el ‘halcón Jens Weidmann, al frente del BCE.

Si fuese así, decaería la candidatura del alemán Manfred Weber para dirigir la Comisión Europea y los mandatarios del PPE tendrían que buscar una figura alternativa para suceder a Jean-Claude Juncker ya que los populares son el primer grupo de la Eurocámara y es muy difícil que acepten a alguien distinto.

El Gobierno asegura contar con varios candidatos en el bolsillo, pero se admite la dificultad de lograr uno de los cinco puestos principales en una UE que tiene 28 miembros

Sánchez mantiene que el candidato a la CE de España y de la familia socialdemócrata es el holandés Frans Timmermans, pero fuentes diplomáticas reconocen que dicho apoyo es táctico pues la Comisión Europea, la joya por la que suspiran todos, debería caer en el zurrón del PPE salvo que la propia Merkel se guarde la presidencia del Consejo Europeo para ella.

El Gobierno asegura contar con varios candidatos en el bolsillo, pero las citadas fuentes admiten la dificultad de lograr uno de los cinco puestos principales en una UE que tiene 28 miembros y cuando "se viene de la nada más absoluta" de la etapa de Mariano Rajoy.

En estos momentos, España no cuenta con un expresidente del Gobierno con ganas de optar al puesto de Tusk, tampoco tiene candidatos para suceder a Juncker y el puesto de alto representante para la política exterior ya estuvo en manos de Javier Solana y existe una ley no escrita por la que los cinco grandes se turnan en ese cargo, así que ahora le toca a un alemán o un francés tras el quinquenio de Federica Mogherini.

Las opciones de Borrell y Calviño

Además, en el BCE ya hay un vicepresidente español -Luis de Guindos- y en el Parlamento Europeo, los movimientos de los eurodiputados españoles van por otros derroteros: Iratxe García ha sido elegida presidenta del PSE, mientras que Esteban González Pons y Luis Garicano se han colocado como vicepresidentes del PPE y el grupo de los liberales.

Así pues, los esfuerzos negociadores de Sánchez se enfocarán seguramente a conseguir una de las vicepresidencias de la Comisión Europea. A ellas aspiran los ministros Josep Borrell y Nadia Calviño, pero sólo uno de ellos podrá sentarse en el Ejecutivo comunitario.

Las citadas fuentes apuntan a una cartera política de peso para un candidato como Borrell -una opción podría ser el cargo transversal que ocupa hoy en día Timmermans al frente de Mejora de la Legislación, Relaciones Interinstitucionales, Estado de Derecho y Carta de los Derechos Fundamentales- o una de contenido económico para un perfil más técnico como el de Calviño. Ahí el puesto que más se adapta a su currículum es el de Asuntos Económicos de Pierre Moscovici, uno de los más visibles en Bruselas.

La agenda previa a la cumbre

El presidente español comenzará la jornada con un desayuno a las 8.00 horas con los negociadores que representan a las principales familias políticas. Sánchez y el primer ministro portugués, António Costa, hablan en nombre de los socialdemócratas; los primeros ministros de Bélgica y Países Bajos, Charles Michel y Mark Rutte, por los liberales; y los jefes de Gobierno de Croacia, Andrej Plenkovic; y Letonia, Arturs Krisjanis Karins, por los conservadores.

Tras este desayuno, Sánchez y Costa se entrevistarán a las 10.30 horas con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y a mediodía participarán en la tradicional cumbre previa al Consejo de la familia socialdemócrata europea. La agenda de Sánchez incluye también un encuentro con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y el citado con Merkel justo antes de la cena.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba