En plena crisis interna del Gobierno de coalición por el pacto con Bildu, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que La Liga de fútbol regresará el próximo 8 de junio y ha asegurado que el turismo internacional podrá regresar a nuestro país en julio 

En una comparecencia desde el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha informado que el Gobierno ha autorizado la reanudación de las grandes competiciones deportivas y profesionales, por lo que LaLiga de fútbol profesional volverá el próximo 8 de junio.

"Con el aval del Consejo Superior de Deportes, el Gobierno ha dado luz verde para que se vuelva a celebrar LaLiga", ha señalado Sánchez.

El Ejecutivo, según ha explicado Sánchez, ha fijado el 8 de junio como fecha para que se reanude la competición porque en ese momento "se iniciará la fase 3 de la 'desescalada' en gran parte de España". El presidente de La Liga de fútbol profesional, Javier Tebas, había fijado el 12 de junio como fecha para la reanudación de la competición. 

El presidente del Gobierno ha asegurado que la Liga española volverá "en condiciones que garanticen las máximas condiciones sanitarias". "El fútbol español tiene un seguimiento masivo", ha sentenciado al término de una semana en la que su Ejecutivo ha vivido su mayor crisis interna tras el pacto firmado el pasado martes con Bildu para la derogación de la reforma laboral.

Turismo

Sánchez también ha aprovechado para anunciar a los españoles que "habrá temporada turística este verano" y que los turistas extranjeros podrán regresar a España "en condiciones de seguridad" el próximo mes de julio. 

"Invito a todos los turistas extranjeros a que planifiquen sus vacaciones en nuestro país.  España os espera desde el mes de julio", ha dicho Sánchez.

"Invito públicamente a todos los establecimientos turísticos para que se preparen para reanudar su actividad en pocos días y animo a los españoles a preparar sus vacaciones ya", ha añadido.

Ingreso mínimo vital

El jefe del Ejecutivo ha aprovechado su comparecencia para anunciar también que el Gobierno aprobará el ingreso mínimo vital la próxima semana

Sánchez estima que tendrá un coste de 3.000 millones de euros anuales y que puede amparar a cuatro de cada cinco personas en situación de extrema pobreza.

"Se terminarán beneficiando de él unos 850.000 hogares, de los que la mitad tiene niños a cargo. La cuantía dependerá del número de miembros de cada hogar y cubrirá la diferencia hasta alcanzar el ingreso mínimo que corresponda a cada hogar por el número de miembros y empezará a cobrarse el próximo mes de junio, a medida que se vayan tramitando las solicitudes", ha señalado.