Política

Sánchez entrega a Redondo el poder absoluto de La Moncloa

El director de Gabinete del presidente aumenta sus competencias y se consolida como el verdadero poder en la sombra al margen del PSOE

Carmen Calvo, seguida por Iván Redondo.
Carmen Calvo, seguida por Iván Redondo. EFE

"Poder absoluto". Así interpretan varios altos cargos del Gobierno el rol que asumirá el director de Gabinete de la Presidencia, el asesor Iván Redondo. Pedro Sánchez ha ratificado a Redondo en su cargo y ha ampliado sus competencias en la primera reunión del nuevo Consejo de Ministros.

No sólo concentrará bajo su mando a la Oficina Económica y el resto de departamentos de asistencia al presidente, sino que además asumirá la Secretaría de Estado de Comunicación y una oficina de nueva creación para diseñar una estrategia de país a largo plazo.

Redondo se ha convertido en el verdadero poder en la sombra del Gobierno, pero al margen del PSOE. Su ascendencia sobre Sánchez no para de crecer. Y nada o casi nada se mueve en el Ejecutivo, y casi en el partido, sin su consentimiento. Sus choques con la vicepresidenta Carmen Calvo han sido recurrentes en el pasado. Y Redondo ha influido en las campañas, los mensajes y en la elaboración de las listas como uno más.

El control de la comunicación

El papel destacado que ocupó en la firma del preacuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos irritó a buena parte del socialismo, que echó en falta algún referente de Ferraz. La foto se produjo apenas 48 horas después de las elecciones generales del 10 de noviembre.

La comunicación del Gobierno quedará ahora bajo su paraguas. Algo que de facto ya sucedía. Redondo ha ido muchas veces por libre. Y ha ignorando o puenteado al actual secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, cuya continuidad está en entredicho.

La Secretaría de Estado de Comunicación dependía de Presidencia, pero su trabajo diario está ligado a la ministra o ministro Portavoz, que será María Jesús Montero a partir de ahora. El asesor del presidente decidirá su estructura, a los agregados de Comunicación en las embajadas o a la Unidad de Publicidad Institucional, que también se engloba en este departamento de la Administración.

Sánchez ha depositado una confianza infinita en Redondo. Y entre los dos han diseñado la Presidencia más presidencialista de la historia democrática de España. "Si criticas a Iván, criticas al presidente", decía un veterano socialista. "Van de la mano en todo".

Redondo dirigirá también una Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo. Es una unidad inspirada en la que ya funciona en otros países y organismos internacionales como Estados Unidos, Francia, la Comisión Europea o la OCDE.

El precedente de Extremadura

Pero lo importante no son sólo las atribuciones, sino su influencia en toda la tarea de Gobierno. Es algo similar a lo que ya ocurrió en su etapa en Extremadura con José Antonio Monago en la presidencia de la Junta. Y el poder que amasó en un puesto similar en el Gobierno autonómico fue lo que le causó más problemas, especialmente en el seno del PP.

Es cuando los compañeros de Monago denunciaban que no se movía un solo papel ni se leía un discurso sin el análisis previo de Redondo y su equipo. Y es cuando el PSOE de Guillermo Fernández Vara, entonces en la oposición, bautizó su departamento como la 'consejería de propaganda' o la 'consejería de ocurrencias'.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba