Política

Sánchez permite a Iglesias negociar los Presupuestos con ERC y Bildu

La vicepresidenta Carmen Calvo recuerda al líder de Podemos que "los Presupuestos los hace la ministra de Hacienda". Iglesias intenta reconstruir el Frankenstein por su cuenta, mientras Hacienda y Presidencia negocian discretamente con el partido de Inés Arrimadas

Calviño, Calvo, Sánchez, Iglesias y Teresa Ribera, en el Consejo de Ministros.
Calviño, Calvo, Sánchez, Iglesias y Teresa Ribera, en el Consejo de Ministros. Pool Monclota/JM Cuadrado

La batalla por el relato del pacto de Presupuestos sigue su curso. El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, encabezará una de contactos con ERC y EH Bildu para impulsar el acuerdo con sus socios de investidura, según ha desvelado este martes el portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián.

Iglesias liderará estos encuentros en solitario. No habrá presencia del PSOE, ni tampoco participarán los ministros socialistas encargados de negociar los Presupuestos. El Gobierno ha dejado claro que es una iniciativa personal del dirigente morado y no una acción coordinada del Consejo de Ministros. La vicepresidenta Carmen Calvo ha dicho que cualquier miembro del Gobierno puede reunirse con otros grupos políticos. Pero ha subrayado, por dos veces, que el proyecto de Presupuestos corresponde a la ministra de Hacienda y no a la vicepresidencia de Iglesias.

"Los Presupuestos los hace la ministra de Hacienda", ha dicho Calvo este martes al término del Consejo de Ministros.

En la misma línea, la titular de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, ha explicado que los socios de coalición PSOE-Podemos están consensuando el borrador presupuestario y que una vez lo apruebe el Ejecutivo se iniciará el diálogo con la oposición. Montero ha señalado que espera presentar una nueva senda de déficit y techo de gasto para 2021 "en las próximas semanas".

El Gobierno juega a dos bandas

El Gobierno sigue sin aclarar si pactará con los Presupuestos con Ciudadanos o se inclinará por sus socios de investidura. Pedro Sánchez juega las dos bazas, al menos de cara al público. Pero esta ronda de Iglesias sugiere que la vía de Inés Arrimadas es, como ya ha informado Vozpópuli, la elegida por el jefe del Ejecutivo.

Casi de forma paralela a las reuniones del líder morado, Calvo se entrevistará con los portavoces de estos mismos grupos y también de Ciudadanos en su calidad de ministra de Relaciones con las Cortes para abordar la agenda legislativa del Gobierno.

Mientras Iglesias trata de reconstruir el Frankenstein de cara a la galería, el Gabinete de Presidencia y el Ministerio de Hacienda de María Jesús Montero siguen negociando discretamente con Ciudadanos. Los contactos para el acuerdo de Presupuestos se mantienen desde agosto, según aseguran a este diario fuentes conocedoras del diálogo.

Podemos, por su parte, se ha visto obligado a posicionarse en contra de algunos anuncios económicos de sus compañeros de gabinete. Los ministros morados han criticado propuestas como las de retrasar la edad de jubilación o congelar el sueldo de los funcionarios.

Ciudadanos mantiene el diálogo

El partido de Arrimadas ha aguantado las andanadas tanto del PSOE como de Podemos en las últimas semanas. Su disposición al acuerdo presupuestario sigue intacto a pesar de las palabras de Sánchez orillándoles en la foto de Colón. Y de otros gestos poco amistosos con la formación naranja como el de resucitar la tipificación del delito de sedición o la insistencia de Calvo en planes inconcretos para la derogación de la reforma laboral.

La confianza entre el Gobierno y Ciudadanos ha crecido desde las prórrogas del estado de alarma. Y no es solo el pacto presupuestario. Según ha sabido este diario, Montero y el partido de Arrimadas estuvieron negociando hasta el último seguido el apoyo de los 10 diputados naranjas al decreto de los ayuntamientos. El acuerdo no fue posible y Ciudadanos contribuyó con su voto en contra a tumbar la polémica confiscación de los remanentes municipales.

A pesar de ello, Ciudadanos no da nada por hecho. Y espera que Sánchez manifieste claramente y de una vez por todas su preferencia de pacto. El partido de Arrimadas no se mueve y su estrategia pasa por mantener la mano tendida. "El que tiene que elegir es Sánchez", dicen una y otra vez los portavoces naranjas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba