Política

Sánchez e Iglesias montan un acto exprés para exhibir "la unidad del Gobierno" frente a la división de Madrid

La Moncloa monta un acto a toda prisa con la sociedad civil y 27 embajadores para evidenciar su coordinación frente a los desacuerdos internos del Gobierno de Madrid entre PP y Ciudadanos   

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (i), junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d)
El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias (i), junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d)

El Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias realizará una exhibición de unidad en el acto exprés que se celebrará el próximo miércoles con miembros de la sociedad civil, además de empresarios y sindicatos, y al que acudirán el presidente y los cuatro vicepresidentes. Fuentes de los organizadores del evento señalan a Vozpópuli que esta maniobra quiere dar muestra de coordinación en contraste con las broncas internas del Ejecutivo regional de Madrid del Partido Popular y Ciudadanos, liderado por Isabel Díaz Ayuso. De hecho, la Moncloa ha evitado invitar al encuentro a los representantes de las comunidades autónomas.

La reunión se celebrará el próximo miércoles y en ella llevan varios días trabajando tanto los equipos del PSOE como los de Podemos. Para los morados, el encuentro que se ha anunciado como Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española tendrá una lectura especial: “Así se verá la unidad del Gobierno, todo lo contrario de Ayuso y Aguado”, comentan desde el cuartel morado.

La clave del acto, en efecto, será la puesta en escena. Sánchez quiere figurar al lado de empresarios, sindicalistas y hasta los embajadores de los 27 miembros de la Unión Europea. Además asistirán “numerosos miembros de la sociedad civil”. Entre los organizadores destacan la presencia del mundo de la cultura. “Todos ellos, gracias a un formato novedoso, podrán estar presentes en el acto”, explican desde la Secretaría de Comunicación.

Con este evento, que precede a otro viaje estratégico de Sánchez a Barcelona junto al rey Felipe VI -en este caso presumiblemente para reivindicar el apoyo a la Corona- los estrategas de la Moncloa quieren matar dos pájaros de un tiro. Por un lado, repetir la fotografía del encuentro de agosto con el Ibex. Por el otro, enviar una señal ante las discrepancias internas del equipo de Ayuso con respecto a las restricciones ordenadas por el ministro Salvador Illa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia. EFE

"La división cuesta vidas"

En el tira y afloja entre Ayuso y Sánchez sobre las restricciones que se han tenido que aplicar en Madrid, el vicepresidente madrileño Ignacio Aguado se ha desmarcado en más de una ocasión de la presidenta del PP. La desavenencia interna en la Comunidad se intensificó a medida que crecían los contagios y desde el Gobierno central se apostó por aplicar unas restricciones a la movilidad y cierre de locales que excedían las intenciones del equipo de Ayuso.

Una de las gotas que colmó el vaso de la paciencia de la presidenta fue la decisión de Aguado de manifestar su respaldo a la orden de Illa y a un supuesto acuerdo, y oponerse a los intentos de Ayuso de cuestionar esa política a través de los tribunales. Aguado empezó diciendo que “la división cuesta vidas y empleos”, hasta acabar afirmando que las “restricciones salvan vidas”. Mientras que Ayuso subrayaba que el Ejecutivo de Sánchez estaba trabajando para debilitar su gobierno y que la curva de los contagios ya había empezado a bajar cuando Illa firmó su orden.

Otros miembros del PSOE también destacan la “unidad” del cogobierno con Podemos frente a la Comunidad de Madrid. José Cepeda, número dos del PSOE en la Asamblea de Madrid, afirmó el viernes en la tertulia de Clickradio que “Ayuso se está quedando sola” y sostuvo que mientras “parece que en Madrid hay dos Gobiernos”, en el Ejecutivo nacional se ha instalado la colaboración.

Cuatro vicepresidentes

La búsqueda de la imagen de unidad es bienvenida también por Podemos. Los morados han sido palpablemente desplazados en las decisiones clave del Ejecutivo desde su batacazo electoral en el País Vasco y Galicia. La Moncloa, el cuartel general de Sánchez, activó entonces un plan para “arrinconar” a Iglesias y sus ministros, tal y como desveló Vozpópuli. Esta estrategia se está cumpliendo en el nuevo escenario de las negociaciones europeas para las ayudas para luchas contra la covid-19 y las reformas.

El acto se dividirá en dos partes: por la mañana hablará Sánchez sobre sus políticas para la recuperación económica, mientras que por la tarde compartirán espacio los vicepresidentes Iglesias, Carmen Calvo, Nadia Calviño y Teresa Ribera. El Ejecutivo de Sánchez habla de “ejercicio colectivo” para describir el evento.

La “agenda política ha cambiado”, zanjan fuentes ministeriales del Gobierno de Sánchez para confirmar que los miembros de Podemos hoy están más lejos que nunca del centro neurálgico del Ejecutivo. Aun así, el equipo de la Moncloa quiere conceder a Podemos cierto protagonismo en algunas ayudas sociales y sobre todo lanzar el mensaje de la total coordinación interna. El próximo miércoles será uno de esos días, con la clara intención de mostrarse como la antítesis a los desencuentros que se están registrando en la Comunidad de Madrid.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba