El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya no habla de agotar la legislatura y no descarta adelantar las generales en caso de que "prime el conflicto y no el acuerdo" en su relación con el resto de las fuerzas políticas.

De esta manera ha vinculado la duración de la legislatura a la capacidad del Ejecutivo de sacar adelante iniciativas en el Parlamento con el apoyo de otros partidos, dado que el PSOE cuenta sólo con 84 diputados.