Política

El móvil de Roger Torrent fue hackeado por un programa que solo pueden comprar Gobiernos

El presidente del Parlament de Cataluña notó movimientos extraños en su teléfono. Le instalaron el programa espía Pegasus con tan solo una videollamada perdida de WhatsApp

Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña.
Roger Torrent, presidente del Parlament de Cataluña. Gtres

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent fue espiado a través de su teléfono móvil, un iPhone, en el año 2019 después de ser atacada por el programa Pegasus, desarrollado por la compañía israelí NSO, que solo pueden comprar Gobiernos o fuerzas y cuerpos de Seguridad en la lucha contra el crimen y el terrorismo, según una investigación conjunta de 'The Guardian' y 'El País'.

Todo empezó cuando WhatsApp sufrió un fallo de seguridad entre abril y mayo de 2019. Esta fue una oportunidad que aprovecharon los hackers para instalar el programa espía en el terminal de Torrent y otros 1.400 móviles del mundo. Solo hizo falta una llamada perdida de vídeo desde WhatsApp para infectar el teléfono, sin necesidad de obtener respuesta alguna.

Un instituto de ciberseguridad candiense, Citizen Lab, de la Munk School ubicado en la Universidad de Toronto, fue el que investigó el fallo de WhatsApp de 2019 y se encontró con que el número de teléfono de Torrent fue atacado en 2019. "La investigación identificó que el número pertenece al señor Roger Torrent", indica el análisis.

Los dos diarios mencionados han tenido acceso al informe de víctimas, entre las que, además del político catalán, se encontraban otros 130 representantes de la sociedad civil del mundo que también fueron monitorizados por el programa de NSO desde 2016.

Escuchar conversaciones, leer mensajes y control remoto a la cámara y micrófono

Con el programa espíaPegasus, los responsables detrás del ataque pudieron escuchar las conversaciones de sus víctimas, leer sus mensajes, acceder a la memoria o disco duro del móvil, hacer capturas de pantalla, espiar el historial de navegación e, incluso, controlar de formaremota la cámara y el micrófono de los dispositivos. Esto último permite escuchar el sonido ambiente de una habitación si hay un móvil infectado. El sistema permite también pinchar mensajes y llamadas de voz cifradas, según los expertos canadienses.

Por el momento no se ha podido identificar quién ordenó el ataque al president Torrent, pero e grupo de ciberseguridad señala que la NSO "vende sus productos exclusivamente a Gobiernos" y oferta sus servicios al Ejército y la Policía para combatir el crimen.

La época en la que Torrent, segunda autoridad de Cataluña tras el presidente de la Generalitat, Quim Torra, fue víctima de esta monitorización, coincide cuando él participó en decenas de encuentros políticos, declaró como testigo ante el Tribunal Supremo en el juicio del procés (1-O) y estuvo en una reunión en Estrasburgo con la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatvic.

Torrent ve la mano del "Estado español" tras el ciberataque

El propio Roger ha declarado que "notaba cosas extrañas. Se me borraban mensajes de WhatsApp y los historiales de las conversaciones. A la gente de mi entorno no le pasaba". Los hechos descritos son algunos de los efectos de Pegasus. Además dice haber recibido también en 2019 "extraños" mensajes sms. Torrent ve la mano del "Estado español" tras el ataque de Pegasus.

Un portavoz del Ejecutivo ha indicado que la intervención de las comunicaciones se desarrolla con orden judicial y apunta: "El Gobierno español no tiene constancia de que Roger Torrent haya sido objeto de un hackeo". 

Además, desde el CNI han indicado que ellos "actúan siempre con pleno sometimiento al ordenamiento jurídico y con absoluto respeto a la legalidad vigente". También ha recordado que las acciones del servicio secreto están supervisadas por un magistrado del Tribunal Supremo.

NSO no aclara qué autoridades usan su tecnología

Por su parte, la compañía israelí NSO se niega a aclararsi España figura en su cartera de clientes. "Debido a la confidencialidad, no podemos confirmar qué autoridades usan nuestra tecnología", han indicado a través de un correo en el que también añaden que se iniciará una investigación "si se justifica" que sus productos se usaron mal en España.

La compañía israelí se ha desvinculado del mal uso de su programa espía ante tribunales de Estados Unidos. La firma achaca esta responsabilidad a sus clientes, los Gobiernos que adquieren sus productos. "Si alguien instaló Pegasus, no fue NSO", ha llegado la empresa israelí como defensa en el litigio que mantiene con WhatsApp.

La aplicación de mensajería denunció el pasado octubre a NSOpor usar su plataforma para infectar con Pegasus los móviles de activistas y diplomáticos de todo el mundo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba