Política

Malestar en el Ejército con el Gobierno por tapar su histórico desfile en París

La organización concedió a un grupo de militares españoles el honor de abrir el desfile del 14 de julio en los Campos Elíseos en reconocimiento a su heroicidad en el atentado terrorista de Koulikoro (Mali) contra una base francesa, pero Defensa no informó de ello

Los militares españoles que abrieron el desfile del 14 de julio en París.
Los militares españoles que abrieron el desfile del 14 de julio en París. Ejército de Tierra

En la antigua Roma, las legiones victoriosas desfilaban en primer lugar en reconocimiento a sus hazañas. Lo mismo le ocurrió a una compañía de militares españoles el pasado 14 de julio en el desfile militar de Francia, pero nadie se enteró en España.

Era la primera vez que tropas españolas participaban en la parada militar del 14 de julio en Francia, pero ese momento histórico lo superó un hecho que difícilmente se volverá a repetir: los organizadores concedieron a la compañía del Regimiento de Infantería ‘Príncipe’ nº 3, perteneciente a la Brigada Galicia VII, el honor de abrir la parada militar en los Campos Elíseos por su heroicidad en el atentado terrorista de Koulikoro (Mali) del pasado mes de febrero, en el que evitaron una masacre contra una base francesa.

Así que este grupo de militares españoles, entre los que estaban los condecorados por la acción de Koulikoro, fueron los primeros en descender entre los vítores del público por la gran avenida de los Campos Elíseos, desde el Arco del Triunfo hasta la tribuna de autoridades en la que estaban el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en compañía de otros mandatarios extranjeros y la ministra de Defensa, Margarita Robles, en representación de España.

Una imagen que bien podría haber abierto los periódicos del día siguiente y que podría haber hecho sombra al fascinante 'soldado volador' con el que Ejército francés sorprendió al mundo. El problema es que el Gobierno de Pedro Sánchez no informó de este reconocimiento a los héroes de Mali, lo que ha provocado malestar en la Brilat III y otros estamentos militares, según supo Vozpópuli de fuentes solventes.

En el comunicado oficial de Defensa que se envió a los medios tras el desfile no hay ninguna alusión al enorme gesto que tuvieron las autoridades francesas con los militares españoles. Tampoco hay rastro de ello en el Twitter oficial de Defensa, lo que ha provocado el enfado en las redes y la publicación de un comunicado de la Asociación de Militares Españoles (AME) sobre este honor concedido por Francia.

Desde el departamento de Robles se alega a Vozpópuli que se desconocía que los soldados españoles iban a abrir la parada militar y que la organización del desfile recayó en exclusiva en las autoridades francesas. El Ejército de Tierra sí que puso un tuit del momento en el que iban a empezar el desfile, pero para destacar que entre los militares había dos soldados condecorados tras el atentado de Mali.

En un vídeo de la televisión francesa se puede ver a los miembros del batallón San Quintín descendiendo los primeros por los Campos Elíseos y cómo la ministra Robles les observa con emoción en un momento tan singular como ese. Cuando los soldados giran al final de la avenida, se ve también que a la ministra la felicitan en el palco de autoridades por este hecho, así que cuesta creer la versión de que el Gobierno no sabía del gesto que tuvieron las autoridades galas.

En el desfile del 14 de julio participaron un total de 128 militares españoles del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, así como siete de la Guardia Civil. Todos ellos pertenecen a unidades que actúan conjuntamente con fuerzas galas tanto en el marco de organizaciones internacionales como en operaciones de paz. También hubo un 'Eurofighter', un 'Hércules KC130', dos helicópteros 'Tigre' y dos 'NH90' en el desfile aéreo.

Dos coches bomba

La rápida reacción de los militares españoles desplegados en Kuolikoro (Mali) evitó una posible masacre en febrero de este año. El recinto militar sufrió dos ataques con un coche bomba y armas de asalto. Ningún miembro del contingente resultó herido, aunque dos militares malienses tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos de la instalación.

Los terroristas utilizaron dos vehículos 'pick-up' para atacar el centro ubicado a unos 50 kilómetros al norte de Bamako, la capital del país. Al llegar a las inmediaciones del recinto sobre las tres de la madrugada, los ocupantes de uno de los coches se bajaron y abrieron fuego junto a una de las puertas de acceso secundarias.

Acto seguido, se dirigieron al acceso principal donde los militares españoles de guardia repelieron al primero de los vehículos abriendo fuego con su ametralladora desde un blindado Lince. Esta respuesta provocó que el conductor hiciese explotar su chaleco, mientras que un segundo individuo, al ver que el primero no pudo penetrar en el campamento, también decidió provocar una detonación que no causó daños mayores.

El plan era que el segundo vehículo cargado de explosivos entrase dentro de la base donde habría podido provocar la masacre. Las imágenes demostraron los efectos que provocaron las bombas, aunque el acto heroico de los soldados españoles evitó lo peor.

Imagen tras el atentado de Koulikoro (Mali).
Imagen tras el atentado de Koulikoro (Mali). EMAD

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba