Política

Rivera utiliza el Orgullo para justificar su negativa tajante a negociar con Sánchez

Asediado por las preguntas sobre la 'derechización' de su partido, el líder naranja anuncia la presentación de una denuncia ante la Fiscalía por delitos de odio contra sus militantes durante el Orgullo

"Todos los españoles han visto las imágenes, las imágenes valen más que mil palabras, presentaremos la denuncia hoy mismo, con pruebas", ha afirmado Albert Rivera.El presidente de Ciudadanos se ha aferrado a la polémica del Orgullo, el único asunto en el que ha querido ser concreto este martes, para justificar su negativa a pactar con el "sectarismo" de la izquierda tras varios días de silencio.

Frente a la creciente tormenta de cuestionamientos por su difícil equidistancia entre el no al PSOE y la ventana abierta a Vox, Rivera ha querido anunciar que denunciará ante la Fiscalía presuntos delitos de odio, agresiones y amenazas contra militantes naranjas durante la polémica manifestación del Orgullo de Madrid del pasado fin de semana.

En esa línea, ha vuelto a pedir la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras reprocharle indefensión de Cs frente a "quienes atentan contra libertad". "Me preocupa que no podamos ir a cualquier pueblo de España sin ir escoltado. ¿Si eres del PSOE puedes ir al Orgullo pero si eres de Cs no?", se ha preguntado. 

El discurso de Rivera volvió así a entroncar con la necesidad de justificar su negativa a cualquier atisbo de negociación con el PSOE, contra el que centró sus disparos

El discurso de Rivera volvió así a entroncar con la necesidad de justificar su negativa a cualquier atisbo de negociación con el PSOE, contra el que centró sus disparos.

"Al señor Marlaska siempre le defendería si lo agreden los batasunos, por su condición política o sexual. La diferencia es que ellos no nos defienden a nosotros. El partido socialista aún no ha condenado lo que ha pasado. Creemos en proyectos distintos, por eso, no gobernaremos con Pedro Sánchez. Su acuerdo en Navarra, pactando con los batasunos, es la ruptura con el Constitucionalismo", ha esgrimido Rivera.

Pactos con Vox

Así las cosas, preguntado sobre las negociaciones de gobierno en Madrid y Murcia, el líder naranja se ha limitado a decir que "está dispuesto a volver a explicar esos acuerdos" (entre Cs y el PP) a "quien no esté convencido", en alusión a Vox.

Preguntado a la vez sobre su negativa a sentarse a negociar cara a a cara con Santiago Abascal, Rivera ha incidido en que "con Vox estuvimos cinco ahora reunidos para explicarles nuestro acuerdo con el PP. Si hacen falta otras cinco horas, nos volveremos a sentar para explicarles los acuerdos y convencerles de que lo mejor es desbloquear Madrid, pero tienen que ser reuniones de equipos de trabajo", ha intentado zanjar, sin ofrecer otra alternativa a Vox que "no bloquear un gobierno PP-Cs".

"¿Cuántas dimisiones más hacen falta para que Cs considere que hay un problema?"

"¿Cuántas dimisiones más hacen falta para que el partido considere que hay un problema?", le preguntó entonces un periodista, sobre el runrún en su propio partido por su deriva 'derechista' del que ha informado este medio.

"Estamos haciendo lo que dijimos que íbamos a hacer, eso con lo que pasamos de 32 a 57 escaños en las últimas elecciones, y que ha sido lo votado por el partido, somos un partido democrático", se ha limitado a decir el líder naranja, para avisar, de forma algo inusual, que la rueda de prensa debía terminar para dar paso a otra.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba