Política

Felipe VI pide abrir un nuevo clima político: "España no puede ser de unos contra otros"

El Rey hace una férrea defensa de la Constitución con la que "España perdió sus miedos, encontró la paz social y dejó atrás sufrimientos y penalidades"

El rey Felipe VI ha emplazado este lunes a los partidos políticos a abrir un nuevo clima en el Parlamento. "España no puede ser de unos contra otros; España debe ser de todos y para todos. Así lo ha querido la sociedad española desde hace más de 40 años. Así lo sigue queriendo y, sobre todo, así lo merece", subrayó en su discurso en la apertura solemne de la XIV legislatura.

"Llega nuevamente la hora del Parlamento como corazón de nuestro sistema democrático, como institución central de la arquitectura política de nuestro Estado. Llega la hora de la palabra, del argumento y de la razón, desde el respeto recíproco, para el mejor servicio de los españoles", hizo hincapié el jefe del Estado al inicio de su intervención ante los diputados y senadores.

El monarca recordó que las Cortes Generales "representan a todo el pueblo español" y que, por ello, "a todo él se deben". Tras ello, Felipe VI hizo una encendida defensa de la Carta Magna, gracias a la cual "España recuperó su autoestima y el orgullo colectivo como la gran Nación que es; España perdió sus miedos, encontró la paz social y dejó atrás sufrimientos y penalidades para muchos españoles".

En el inicio solemne de un nuevo curso político, el Rey constató la "nueva realidad" surgida de las últimas elecciones del 10-N y que requiere, a su juicio, "el pleno desenvolvimiento de nuestro régimen parlamentario". Por ello, recordó que la "esencia" del parlamentarismo es el acuerdo y el ejercicio del control político por la oposición.

Nueva etapa política

"Pactar y controlar, acordar en unos asuntos y disentir en otros, son consustanciales a nuestro régimen parlamentario en el que la diversidad de ideas y opiniones va unida al común respeto a nuestros valores constitucionales", enfatizó.

Felipe VI emplazó a los partidos a que esta legislatura sea "provechosa" para los ciudadanos y los intereses generales de España, y que "sirva también para recuperar y fortalecer la confianza de los ciudadanos en sus instituciones".

"Sus señorías representan los intereses generales de 47 millones de ciudadanos y deciden sobre el presente y el futuro de España. Estas Cortes Generales suponen hoy de nuevo el encuentro simbólico de todos los españoles, de sus anhelos y preocupaciones, de sus ilusiones y esperanzas", subrayó.

"Cada legislatura tiene sus rasgos"

Previamente, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, admitió que cada legislatura tiene "sus rasgos y perfiles distintivos" y que la recién comenzada "nace tras un año en el que hemos experimentado las dificultades de la gobernabilidad".

"En dos ocasiones ya, las Cortes Generales han debido disolverse ante la imposibilidad de formar gobierno. Hace cuatro años afirmasteis en este mismo lugar que esa crisis se solucionó 'con diálogo, con responsabilidad y también con generosidad'. Esta vez, esos mismos valores de diálogo, responsabilidad y generosidad han dado forma a un gobierno de coalición, el primero de nuestra historia democrática", recordó.

Batet constató que la búsqueda de gobernabilidad marca los inicios de toda legislatura, "pero es bueno recordar que la formación del gobierno no es un fin que se agota en sí mismo, sino un instrumentofundamental para poder desarrollar, con coherencia y estabilidad, las políticas que deben dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos".

Los consensos no se hallan, sino que se construyen. Y la voluntad y la palabra son herramientas preciosas para ello. Esforcémonos pues en querer alcanzar acuerdos y en usar nuestra palabra para ese fin", dijo Batet

Por ello, hizo hincapié a sus señorías que estar a la altura de esa misión "significa trascender la legítimacompetencia electoral y entre partidos para atender a los no menos legítimos, pero más importantes, retos fundamentales que tiene España, esto es, que tenemos los españoles".

En su opinión, los representantes del pueblo no están en el Congreso "para crear problemas que no existen ni para ocultar los que existen", sino que tienen que dar respuesta "a los cambios en nuestro mundo y en nuestro país", que van desde la emergencia climática a la globalización de la economía y sus crisis.

Los consensos "se construyen"

Pese a las discrepancias políticas existentes, la presidenta de la Cámara baja subrayó la necesidad "más que nunca" restablecer consensos, políticos, sociales y territoriales. "No es fácil hacerlo, pero sólo será posibledesde el compromiso y el esfuerzo diario, desde el reconocimiento del otro y su consideración, siempre en el marco de los procedimientos democráticos y de la observancia de las leyes", indicó.

"Los consensos no se hallan, sino que se construyen. Y la voluntad y la palabra son herramientas preciosas para ello. Esforcémonos pues en querer alcanzar acuerdos y en usar nuestra palabra para ese fin", emplazó Batet antes de hacer hincapié en que "no son la crítica ni la discrepancia, expresadas respetuosa y razonadamente, las que debilitan una institución firme y consciente de su legitimidad y posición".

Por el contrario, esas críticas contribuyen, a su juicio, "a su fortaleza, basada ante todo en su condición integradora y de patrimonio común a toda la sociedad y a las fuerzas políticas, contribuyendo así a evitar el peligro de su apropiación partidista y excluyente".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba