Pablo Casado dejó claro este lunes a Pedro Sánchez que el PP no va a participar de la famosa escena del sofá en La Moncloa como la que Felipe González intentó con Manuel Fraga en los años 80 y 90 para neutralizar al principal partido de la oposición en un marco en que el socialismo era hegemónico después de su histórico triunfo de 1982 (202 diputados).

La mejor prueba es que Sánchez aprovechó el retraso de Casado en salir en rueda de prensa -una hora- para filtrar en fuentes su versión de encuentro: "El Gobierno constata que el PP sigue instalado en su estrategia de bloqueo" obviando su "responsabilidad" en la estabilidad institucional del Estado ahora que se inicia una nueva legislatura.

Y es que el líder de los populares acudió a la llamada del presidente del Gobierno y departió con él durante hora y media, pero a la salida dejó claro a los periodistas que los populares no accederán a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) -su concurso es imprescindible porque se necesitan 3/5 de la Cámara- en próximas fechas.

El nombramiento de la ex ministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general "dificulta mucho la negociación"... pero no la imposibilita

El nombramiento de la ex ministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general "dificulta mucho la negociación", reconoce. "El problema no es que el PP bloquee, sino que haya un Gobierno que pretenda dañar la independencia de algunas instituciones y que lo pretenda hacer con el acuerdo o el consenso del principal partido de la oposición que está por la despolitización de la Justicia".

Lo que habría que hacer es tener un "conjunto de planteamientos" para despolitizar la Justicia, no renovar un Poder Judicial "que parece que interesa mucho al Gobierno", un asunto en el que Casado no quiso desvelar cuál va a ser su estrategia una vez que Delgado sea nombrada fiscal general.

Máxime cuando ambas partes mantienen un enorme enfrentamiento por otros aspectos de la gestión pública del Estado, como son las relaciones con Venezuela y el Delcygate desvelado por Vozpópuli hace ya casi un mes; así como por el intento de reforma del Código Penal para rebajar las penas a los independentistas condenados por el 1-O, entre otros asuntos.  

El encuentro, según el presidente del PP, ha sido "cordial" y "fructífero" pero llega después de dos meses sin mantener contactos y "cuando el señor Sánchez ha escogido ya socios", los independentistas de ERC, los "batasuno" de Bildu y Unidas Podemos. "Le he pedido que renuncie a la mesa por la autodeterminación", enumeró, que actúe contra Torra tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo y que no reforme el Código Penal "por la puerta de atrás".

La "pelota en el tejado" de Sánchez

Para el líder del PP, "la pelota está en el tejado del señor Sánchez": o sigue con sus socios o acepta el Compromiso por España que le ha propuesto. "Si Pedro Sánchez suspende la mesa de la autodeterminación, si hace cumplir la ley en vigor, puede buscar la estabilidad política y presupuestaria con el principal partido de la oposición".

Un compromiso en el que incluye también que reconozca a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, y que otorgue toda la información a la opinión pública; que mantenga la reforma laboral de Mariano Rajoy, que creó 3,5 millones de empleos, que devuelva el IVA a las comunidades autónomas, que renuncie a la subida de impuestos; y que "preserve la unidad de la caja única de la Seguridad Social" y no la trocee para agradar al PNV y obtener su apoyo a los presupuestos 2020.

Dicho esto, "el PP es un partido no solo de Estado y por ese motivo no puedo limitarme solo a la crítica", por eso el Compromiso con España. Si Sánchez renuncia al pacto con independentistas y Podemos. "Cuando España hay tres millones y medio de parados y cuando son los radicales los que campan a sus anchas", la obligación del principal partido de la oposición es ofrecer una alternativa, "que es el mismo que le habría ofrecido si él fuera el líder de la posición".

"Si Pedro Sánchez suspende la mesa de la autodeterminación, si hace cumplir la ley en vigor, puede buscar la estabilidad política y presupuestaria con el principal partido de la oposición", recalcó varias veces.