Elecciones 10-N Sánchez sale muy debilitado del 10-N y dependerá de Iglesias, Errejón, ERC y PNV

La repetición electoral ha sido una operación ruinosa para el PSOE se mire por donde se mire. El presidente del Gobierno pierde tres escaños, casi 1 millón de votos y la mayoría absoluta en el Senado

El PSOE ha logrado una amarga victoria en las elecciones generales del 10-N. Pero la repetición electoral ha sido un negocio ruinoso para el socialismo se mire por dónde se mire. Pedro Sánchez ha fracasado en su intento de reforzar su mayoría parlamentaria. Su liderazgo ha quedado seriamente debilitado. Y la gobernabilidad está tan complicado que pensar en una legislatura larga es una quimera con la crisis económica que se avecina.

El presidente del Gobierno ha perdido tres escaños -pasa de 123 a 120-, casi 1 millón de votos y la mayoría absoluta en el Senado.

En manos del nacionalismo

Sánchez se enfrenta a un Parlamento mucho más inestable. El auge de Vox y el hundimiento de Ciudadanos dejan poco margen al líder del PSOE para intentar un acuerdo con el PP de Pablo Casado, que recupera terreno pero sigue lejos de los 100 diputados.

Resultados del PSOE desde 2011
Resultados del PSOE desde 2011 Clara Rodríguez

Sánchez, sin embargo, tiene números para intentar gobernar por su izquierda. La suma de PSOE, Unidas Podemos y Más País de Íñigo Errejón son 158 diputados y necesitarán el apoyo de ERC (13 escaños) y PNV (7).

La negociación de este complejo acuerdo se centrará en el Gobierno de coalición que Iglesias ha reclamado en su valoración de los resultados electorales.

"La democracia nos ha convocado a desbloquear la situación y crear un gobierno progresista", ha dicho Sánchez en Ferraz ante centenares de militantes que coreaban tímidamente "con Casado, no" y "con Iglesias, sí".

Análisis interno

La celebración en la sede del PSOE ha sido más un compromiso que otra cosa. Las caras en Ferraz no eran precisamente de alegría. Y el partido también afronta un debate interno sobre cómo y sobre todo por qué se ha llegado a la repetición electoral. 

Sánchez no ha conseguido sacar un solo rédito al 10-N, tal y como le advirtieron muchos en Ferraz. Pero el jefe del Ejecutivo y su jefe de Gabinete, Iván Redondo, se empeñaron en regresar a las urnas después de la investidura fallida de julio. Sánchez ha salvado la victoria, pero no está más fuerte que hace unos meses.

El bloque de izquierdas ha retrocedido con respecto abril, y si Sánchez quiere formar Gobierno seguramente tendrá que admitir a Podemos en el Consejo de Ministros.  

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba