Política

El 1-O se desinfla en la escuela catalana: menos homenajes y más cuidado en el adoctrinamiento

Imagen de archivo de la valla de acceso al colegio Ramon Llull, el lunes después del 1-O de 2017.
Imagen de archivo de la valla de acceso al colegio Ramon Llull, el lunes después del 1-O de 2017. Efe

El independentismo se anota otro nuevo 'pinchazo' apenas un mes después del que vivió en la fiesta de la Diada, cuando registró la cifra más baja de participación en una manifestación desde el primer 11 de septiembre en 2012.

Las conmemoraciones del 1-O y los homenajes a los políticos presos tampoco gozan de la misma acogida en los colegios catalanes que años atrás. Aunque las denuncias por adoctrinamiento en las aulas alcanzaron su punto álgido el pasado junio con la presunta agresión de una profesora a una niña de 10 años de Terrassa por dibujar una bandera española, lo cierto es que el volumen de acusaciones ha disminuido.

Según fuentes de la comunidad educativa catalana, las direcciones de los centros escolares y las asociaciones de padres se piensan dos veces qué tipos de actos promueven y el profesorado se cuida más de hacer comentarios a los alumnos que puedan interpretarse como adoctrinamiento.

El referéndum del 1-O se ha convertido en el gran patrimonio político del independentismo junto a la presencia de sus líderes en la cárcel. De hecho, ha llegado a superar al 11 de septiembre, día de la Diada, como fecha más propagandística del secesionismo. Pero en el sector de la Enseñanza comienzan a calar más las reivindicaciones de mejoras de las condiciones laborales y menos las celebraciones de actos políticos en las escuelas.

Torra cambia la EOI por la Generalitat

El año pasado, entidades de la sociedad civil catalana como la ANC, Òmnium Cultural y los Comités de Defensa de la República (CDR) se agruparon en una iniciativa a la que bautizaron como Plataforma 1 d’Octubre para coordinarlas acciones que tendrían lugar esa jornada. Entre ellas, instaron a llenar de carteles y otros símbolos independentistas el espacio público en los aledaños de los colegios.

Además, como la jornada cayó en domingo, el movimiento soberanista aprovechó para entrar en los colegios, institutos y otros locales públicos y organizar eventos que enaltecieran el 1-O. Con inauguraciones de placas incluidas. Hubo talleres para hacer pancartas, chocolatadas, se pintaron murales, pusieron documentales y organizaron comidas populares.

Los actos estaban dirigidos fundamentalmente a las familias y los menores fueron los grandes protagonistas. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, visitó la Escuela Oficial de Idiomas donde votó en el referéndum ilegal. 

Jornada lectiva con "normalidad"

Hoy, la página de la Plataforma 1 d’Octubre no está operativa y Torra dejará los centros de enseñanza tranquilos para encabezar, junto a Pere Aragonès, un acto en la Generalitat. Fuentes del sector educativo aseguran que se prevé una jornada lectiva normal. No se contemplan pintadas de murales, ni talleres, ni conciertos, ni chocolatadas. En definitiva, se espera que los menores den clase sin 'parafernalias'.

Además, el hecho de que Cataluña se haya convertido en la comunidad que menos ha recuperado el nivel de inversión en Educación, Sanidad y Servicios Sociales desde la crisis, es decir, la que más ha perpetuado los recortes, tiene al sector de la enseñanza en alerta e, independientemente de su proximidad al secesionismo, está algo más centrado en defender las condiciones en las que trabajan.

Desde la Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña (AEB) atribuyen la pérdida de fuelle del 1-O en los colegios al combate cívico de la sociedad civil constitucionalista, que aún continúa y sigue cosechando resultados positivos.

"Muchas familias ya no tienen miedo a quejarse y, aunque la administración no actúe y no investigue las denuncias, hemos constatado un cambio en ciertas asociaciones de padres y madres como la Fapac. Aunque sigan controladas por las mismas personas y estas puedan ser independentistas, tratan de actuar de una forma más neutral", explican.

Sindicatos docentes mayoritarios

No obstante, la AEB advierte que los dos principales sindicatos del profesorado en Cataluña, USTEC e Intersindical CSC, se han solidarizado con los CDR detenidos y, en el caso del segundo, envió una circular a sus afiliados con el lema "lo volveremos a hacer", en referencia al desafío al Estado.

Además, insisten en la dejación de funciones de la Generalitat y de otras instituciones autonómicas en cuanto al espionaje en los patios en los colegios por parte de la Plataforma per la Llengua.

"Aún no se sabe qué centros fueron el objeto del espionaje y la Administración no hace nada ni facilita la información. Tampoco lo hizo en el caso de la agresión de la niña de Terrassa, que se tuvo que cambiar de colegio", recuerdan.

El tirón de orejas se extiende al Síndic de Greuges, defensor del pueblo catalán, que se ha solidarizado con extrema rapidez con los CDR detenidos, pero no con la injerencia de la política en las aulas. "Entre ellos se protegen", apuntan desde la AEB.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba