Juicio al 'procés' Rajoy, Urkullu y Puigdemont: cronología de una mediación

El lehendakari ha explicado que su labor de mediador comenzó después de que el expresidente catalán Carles Puigdemont le trasladara, el 19 de junio de 2017, la situación de "bloqueo absoluto" en las relaciones entre la Generalitat y el Gobierno central

Urkullu declara como testigo en el juicio del procés.
Urkullu declara como testigo en el juicio del procés. EFE

En 40 minutos de declaración, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha detallado minuciosamente todos los trabajos de mediación que hizo entre el Govern de Carles Puigdemont y el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El presidente regional ha inaugurado la sesión de este jueves en el tribunal que juzga la causa del procés. Ha sido solicitado como testigo por la defensa del exconseller de Territorio Josep Rull

Así ha sido la cronología de la mediación:

19 de junio

Urkullu mantuvo una reunión de cuatro horas con Puigdemont en el Palau de la Generalitat en el que aboga por la bilateralidad. "Siempre abogué por la bilateralidad. Es una vía que sigue siendo la pertinente que desemboque en el deseo de una mayoría social constatable de una consulta legal y pactada", ha dicho.

En aquél encuentro, el expresidente catalán le manifestó "la situación del bloqueo absoluto" entre el Govern y el Gobierno central y le solicitó que interviniera para intentar "encauzar una solución pactada".

Ese mismo día, Urkullu se reunió con la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la sala de autoridades del aeropuerto de Barcelona. Allí le pidió que organizara un encuentro con el presidente de Gobierno Mariano Rajoy.

La declaración de Soraya Sáenz de Santamaría ante el Supremo en diez frases
La declaración de Soraya Sáenz de Santamaría ante el Supremo en diez frases EFE

19 de julio

El lehendakari se reunió con Rajoy en la Moncloa. Según el propio líder vasco, el jefe del Ejecutivo mantuvo una "actitud de escucha" y de "atención". En aquel momento, Rajoy reconoció la situación de bloqueo. 

"A partir de ese momento, ya fueron muchas las conversaciones mantenidas con diversas personas del ámbito social, político y empresarial", ha dicho. 

26 de agosto

Tuvo lugar el segundo encuentro entre Urkullu y Puigdemont en el marco de estas negociaciones.

20 de septiembre

Urkullu y Rajoy tuvieron una conversación telefónica sobre la concentración de ese día frente a la Conselleria de Economía.

Imagen a las puertas de la sede de la consellería de Economía.
Imagen a las puertas de la sede de la consellería de Economía. EFE

21 de septiembre

El presidente vasco y el presidente del Gobierno mantuvieron otra conversación telefónica sobre la concentración del día anterior a la Conselleria de Economía. Según Urkullu, la actitud de Rajoy era de "escucha y atención, pero no era una actitud proactiva de intentar encausar la situación".

El lehendakari ha narrado ante el tribunal que en aquel encuentro le dijo que se estaba llegando a puntos de "crispación" en Cataluña. "Advertí que se estaba yendo de las manos", ha asegurado.

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a su salida esta tarde del Tribunal Supremo tras declarar como testigo en el juicio del 'procés'.
El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a su salida esta tarde del Tribunal Supremo tras declarar como testigo en el juicio del 'procés'. EFE

Rajoy le dijo que en adelante la actuación del Gobierno sería "lo mínimo posible" y "con la máxima delicadeza posible". Ese mismo día, Urkullu se comunicó con Puigdemont para trasladarle la conversación que mantuvo con Rajoy.

4 de octubre

Urkullu presentó propuestas a Puigdemont y a Rajoy. A partir de esa fecha, aumenta el número de conversaciones con el Govern y el Ejecutivo."Desde el 4 al 27 de octubre fue prolija la reunión que mantuve con todos", ha señalado el lehendakari. 

“El 4 de octubre recibí una llamada del presidente de mi partido, el PNV, y del PSE sobre un diálogo con otros presidentes de comunidades autónomas, del conseller Santi Vila solicitando intermediación y llamadas de ámbito social de Cataluña. Ese día, fue cuando recibí muchas solicitudes (...)", ha añadido este jueves.

Santi Vila
Santi Vila EFE

Desde este día, Urkullu presentó ambos líderes una batería de propuestas que recogían el primer paso para el diálogo, un espacio de tres meses de distención y la relación entre los dos gobiernos.

10 de octubre

El presidente del País Vasco conoció el contenido de la carta que Puigdemont envió a Moncloa. "Él manifestaba que no había habido una declaración unilateral de independencia", ha dicho en su declaración.

Rajoy aseguró ayer miércoles ante el tribunal que juzga la causa del 'procés' que la declaración unilateral de independencia era "deliberadamente confusa", igual que los requerimientos enviados al expresidente de la Generalitat que no tuvieron respuesta. De aquí decidiera aplicar el artículo 155 de la Constitución.

20, 21, 22, 23 de octubre

El lehendakari mantuvo comunicación escrita con Puigdemont los días 20, 21, 22, 23 de octubre. Hizo observaciones y sugerencias en el proceso de diálogo. "Encontré una actitud absolutamente receptiva", ha indicado. 

En su declaración de este jueves, Urkullu ha admitido que para él el 10 de octubre "no había tenido un valor normativo".

26 de octubre

Ese día, a las 10.05 horas, Urkullu conversó con Puigdemont. En dicha conversación, constató que seguía vigente el acuerdo de evitar la declaración unilateral de independencia. Sin embargo, horas después, el 'president' le comunicó que "no podía proceder al acuerdo" de convocar elecciones porque "las personas que estaban manifestándose en la plaza Sant Jaume se les estaban rebelando y también tenía presión en su grupo" Junts pel Sí.

Esa misma mañana, Urkullu habló también con el exconseller de Empresa Santi Vila -acusado en esta causa-, quien le comunicó que el entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, le había pedido que fuese él, como lehendakari, el que "intercediera" ante Rajoy.

El líder vasco estableció contacto con el jefe del Ejecutivo y, según ha dicho este jueves, notó una "actitud renuente" en el presidente de dar cualquier paso que supusiera entrar en "una negociación que traspasara los límites de la Constitución".

"Tuve mi intuición de que Rajoy no era muy dado a la aplicación del 155. Esto es lo que transmití a Puigdemont", ha señalado. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba