Política

Torra amenaza con "culminar la independencia" si el Supremo no absuelve a los encausados del 'procés'

Los independentistas no aceptarán "ninguna sentencia que no sea la libre absolución" y que actuarán "en consecuencia", ha dicho el president de la Generalitat

Torra amenaza con "culminar la independencia" si el Supremo no absuelve a los encausados del 'procés'
Torra amenaza con "culminar la independencia" si el Supremo no absuelve a los encausados del 'procés' Europa Press

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado este jueves en Madrid que si la sentencia del Tribunal Supremo en el sumario del 'procés' no es absolutoria, los nacionalistas tomarán "de nuevo la iniciativa para trazar en firme el camino hasta culminar la independencia" de Cataluña.

Torra ha hecho esta afirmación en su intervención inicial en un encuentro informativo en la capital de España organizado por Europa Press. Al encuentro solo han acudido dos representantes de ERC, Joan Capdevila y la consejera de Salud, Alba Vergés, mientras que ha habido un nutrido grupo de asistentes del PDeCat y JxCat, como la polémica portavoz y consejera de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó; y las diputadas Laura Borràs o Miriam Nogueras, entre otros.

En su intervención inicial y antes de las preguntas, el presidente de la Generalitat ha aseverado que las sentencias son "importantes" y que así sucedió con la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 contra el Estatuto catalán, que, a su juicio, "enterró" el "pacto constitucional" entre Cataluña y el resto de España.

En este sentido, ha indicado que si el Supremo condena a los encausados en el sumario del 'procés', les "llevará a una nueva etapa, a tomar de nuevo la iniciativa para trazar en firme el camino hasta culminar la independencia" de Cataluña.

Actuarán "en consecuencia"

Ha añadido, además, que los independentistas no aceptarán "ninguna sentencia que no sea la libre absolución" y que actuarán "en consecuencia" y "más allá de multas, inhabilitaciones o cualquier otra amenaza".

En su primera conferencia en Madrid y justo antes del 11-S, la sentencia del juicio del 1-O y del aniversario del referéndum, Torra ha mantenido su compromiso con el mandato de las urnas, al tiempo que ha asegurado que la "confrontación debería haberse resuelto con un referéndum acordado" con el Estado. 

Sin salirse del discurso de Carles Puigdemont, ha apostado por la "desobediencia civil" como respuesta a la sentencia, avalando incluso una huelga general en Cataluña. "Una huelga general es una respuesta pacífica", ha considerado. "El derecho de protesta es fundamental" y el catalán es un "pueblo adulto", ha añadido para exigir al mismo tiempo un fortalecimiento de las instituciones, no solo de la Generalitat o Ayuntamientos, sino también de los ateneos, círculos y demás fórmulas asamblearias de la ciudadanía.

"La situación es tan compleja que o nos plantamos y reforzamos las instituciones o se claudica", ha llegado a afirmar, al tiempo que ha banalizado sobre los delitos graves que pesan sobre los políticos encarcelados. "Jamás debía haberse permitido una prisión preventiva de dos años", ha señalado, para cargar acto seguido contra las penas impuestas por diversos delitos, como los 18 meses de inhabilitación por "no retirar una pancarta" o los cinco millones de euros de sanción por el referéndum del 9-N. "Es abusivo", ha considerado, al tiempo que ha opinado que "no es un juicio justo" y que "se habría evitado si la democracia se hubiera puesto delante de todo".

Por este motivo, los independentistas llevan meses debatiendo una respuesta unitaria y espera que se alcance un consenso entre las distintas sensibilidades de este bloque. Según el presidente de la Generalitat, hay quien propone realizar un nuevo referéndum, pero a su juicio hay que tener antes claro el objetivo y no la herramienta para conseguirlo. Así, ha asegurado que hay que mantener la independencia como meta, no tolerar una sentencia condenatoria y lealtad al programa democrático. "Las herramientas ya las decidiremos", ha indicado, al tiempo que señala que la CUP, ERC, JxCat y los Comuns se muestran partidarios de realizar una consulta.

Torra sitúa al TSJC en el punto de mira

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha citado a Torra los mismos días en el que el Parlament se mantiene uno de los debates más importantes del año político: el estado de Cataluña. En este sentido, ha asegurado que no realizará ningún movimiento para cambiar las fechas del juicio. "El problema lo tiene el TSJC, hay separación de poderes, por marcar un juicio el mismo día que se celebra el debate más importante en el Parlament", ha asegurado. "No voy a pedir nada a nadie", ha respondido sobre si su defensa presentará alguna alegación para poder cambiar los días. "No decido el día. La resolverá él", ha dicho en referencia al TSJC, a quien acusa de "menospreciar al Parlament". Además, ha asegurado que en caso de interponer recursos se pedirá la "recusación de magistrados" sin hacer referencias a nombres. 

Si le inhabilitan, Torra ha afirmado que se mantendrá al frente de la defensa de los derechos y libertades, incluyendo el derecho a la autodeterminación.

Kosovo, de nuevo como ejemplo

Para Torra solo es válida la "voluntad popular", independientemente de las leyes. "Esto va de democracia, como se superó en Pedralbes -la declaración firmada por Moncloa y la Generalitat en febrero para dar pie al diálogo- donde no aparece la palabra Constitución", ha aclarado. Así, ha recordado los casos de Québec (Canadá), Escocia (Reino Unido) y Kosovo. "Hasta nosotros reconocemos el derecho de autodeterminación del Valle de Arán, aunque nos costó mucho", ha señalado.

"España tiene derecho a ser el país más demócrata del mundo", ha respondido cuando le han preguntado si España tiene derecho a defender su soberanía. "Aplicar el Código Penal agrava el problema", ha apuntado al señalar que se trata de una cuestión política. "Mis deberes y lealtad son con el pueblo de Cataluña", ha asegurado cuando le han cuestionado sobre si está dispuesto a saltarse la ley.

También, como ya ha hecho Puigdemont, ha cerrado la puerta a un posible adelanto electoral. "Las elecciones es lo último que me preocupa. Me preocupa la situación grave que va a vivir Cataluña una vez se conozcan las sentencias", ha matizado. "Lo último es abocarnos a unas elecciones", ha insistido.

Torra ha negado también la mayor al afirmar que "no hay fractura social en Cataluña". "Hay un problema de democracia por no dejar expresarse a la gente. Nos quieren silenciados", ha opinado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba