Cataluña

¿Qué ha ocurrido desde la aplicación del artículo 155?

Este jueves se celebra un pleno de investidura 'exprés' para anticiparse a que el candidato a la Presidencia, Jordi Turull, sea encarcelado antes de su nombramiento. Pero, ¿qué ha ocurrido desde que se aplicó el 155?

Ya hay fecha: este jueves Jordi Turull será, si los planes de los partidos secesionistas van como está previsto, el nuevo presidente de la Generalitat. Este es el detonante de cinco meses de bloqueo, en los que no se ha logrado formar Govern y en los que el artículo 155 ha estado presente. No se conoce si el Gobierno mantendrá esta medida tras este nuevo desafío del independentismo, pero desde su aplicación han ocurrido un tumulto de acontecimientos. Ahora, una investidura 'exprés' se celebra para anticiparse a una posible encarcelación del candidato a la Presidencia antes de su nombramiento. Pero, ¿cómo se ha llegado hasta aquí?

Antecedentes al 155: un referéndum tumbado por el TC

El pasado 1 de octubre un desafío al Tribunal Constitucional protagonizó un día en el que se celebró un referéndum de independencia declarado ilegal pero cuyas imágenes recorrieron el mundo. Los resultados de una votación en la que participaron 2.286.217 personas de un total de 7 millones y medio se presentaron de forma oficial el viernes 6 de octubre. El 90,18% votó a favor, mientras que el 7,83% lo hizo en contra y menos del 2% fueron en blanco. Los miembros del Govern los dieron por válidos el 10 de octubre, cuando proclamaron la independencia de Cataluña en el Parlament al canto de ‘Els segadors’.

Es el día 28 de octubre cuando se aplica el artículo 155 de la Constitución, con el que se quitan todas las competencias al Govern y las asume la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Asimismo, Rajoy convoca elecciones para el 21 de diciembre. Dos días después, la Fiscalía se querella contra los ex altos cargos de la Generalitat por delitos de rebelión, sedición y malversación. Puigdemont y seis exconsellers viajan a Bruselas, pero de ellos, Joaquim Forn y Dolors Bassa regresarán días después a España. Los demás evaden así la prisión con el amparo de la justicia helvética.

El día 2 de noviembre, los ex altos cargos de la Generalitat son detenidos, entre ellos el exvicepresidente, Oriol Junqueras. Tan solo unos días después, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, acata el 155 y afirma que la DUI fue “simbólica y declarativa”. También lo harán a finales de noviembre Junqueras y los exlíderes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Aunque estos continúan en prisión.

El 21 de diciembre se celebran las elecciones, esta vez convocadas por el Gobierno. La victoria es para Ciudadanos con 34 escaños, pero los partidos independentistas suman mayoría, por lo que queda en su mano formar Govern. Días después, concretamente el 9 de enero, Artur Mas dimite como presidente del PDeCat porque no quiere ser “un freno para el partido”.

Torrent, presidente del Parlament

Fechas clave llegan los días 11 y 17 de enero. Forcadell renuncia a seguir siendo presidenta del Parlament y cede el testigo a Roger Torrent, de ERC. Torrent se define hasta entonces como “diputado del Parlament de la República Catalana”. El nuevo president de la cámara mantiene la línea seguida hasta entonces: Carles Puigdemont es el candidato a la Presidencia.

El día 1 de marzo, fecha en la que estaba previsto el pleno de investidura, se aplaza por discrepancias entre las fuerzas soberanistas para nombrar a un candidato a la Presidencia. Ese mismo día el expresident renuncia a ser candidato a la Presidencia desde Bruselas y propone el nombre que sonaba con fuerza hasta ese momento, Jordi Sànchez.

La CUP no investiría a otro candidato

Sin embargo, la CUP entorpece el acuerdo y la formación de Govern, se niega a investir a un candidato que no sea Puigdemont. A pesar de ello, Torrent lo propone oficialmente el día 5 de marzo.

La negativa de la CUP devolvía la presión al expresident y al esconseller Antoni Comín, que permanecen en Bruselas y no han renunciado a su escaño. Ambos ocupan, de momento un lugar en el Parlament, y sin el respaldo de la CUP las fuerzas independentistas no tendrían el apoyo suficiente para salir de la situación de bloqueo.

De esta forma, el partido de Inés Arrimadas obtendría mayoría en un eventual pleno de investidura. Si ambos renunciasen a su escaño, las fuerzas soberanistas sí obtendrían una mayoría simple para gobernar Cataluña.

Los planes dan un vuelco

Todo da un vuelvo el pasado 13 de marzo. El juez Llarena cita a declarar a Jordi Sánchez y a Joaquim Forn ante el Tribunal Supremo. El primero, hasta ese momento ‘número dos’ de JxCat y exlíder de ANC renuncia a la política y a su candidatura hacia la Presidencia de la Generalitat.

Tan solo un día después de la renuncia de Sànchez, el juez Pablo Llarena cita para el viernes 23 de marzo al nuevo candidato a la Generalitat, el exconseller de Presidencia Jordi Turull, así como al resto de la cúpula del Govern. El magistrado pretende procesarles, lo que podría conducir a su inhabilitación si se le aplicara el delito de rebelión.

Ante esta situación, las fuerzas independentistas intensifican sus contactos en el Parlament para preparar una respuesta conjunta, y lo consiguen. Torrent realiza una ronda de contactos expres y convoca la celebración de una investidura contrarreloj a las 17.00 horas de este jueves para lograr que Turull sea president. Si finalmente es respaldado por los diputados y diputadas, lo será tan solo un día antes de su citación con el Supremo. Todas las miras, de nuevo, se concentran hacia la actuación de Llarena.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba