Política

Puigdemont se 'alía' en Francia con los Mossos independentistas "clandestinos"

El 'Col.lectiu Guilleries' viaja a Francia para publicar un libro que cuenta con un "parlamento inédito" del expresidente de la Generalitat donde reivindica no estar "pudriéndose en Estremera"

Puigdemont prevé anunciar en breve un nuevo partido y romper con el PDeCat
Puigdemont prevé anunciar en breve un nuevo partido y romper con el PDeCat

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, utiliza distintas localizaciones del sur de Francia como una suerte de sede logística para tratar de mantener el control sobre las instituciones catalanas. La imposibilidad de pisar España sin ser detenido y la cercanía geográfica del sur de Francia con Cataluña, han convertido esa zona en un enclave estratégico para el exmandatario catalán huido a Waterloo.

El Col·lectiu Guilleries, un grupo anónimo de agentes independentistas que la Comisaría General de los Mossos d’Esquadra considera una organización “clandestina”, viajó a Canet-en-Rousillon para editar un libro que cuenta con un “parlamento inédito” de Puigdemont.

A diferencia del acto de este viernes en Perpiñán junto a Artur Mas y Quim Torra, esta vez Puigdemont no ha querido darle la promoción en las redes sociales que suele hacer con sus actos más oficialistas.

Pero en sus páginas, el expresident les da las gracias a estos "patriotas" por ayudarle a escapar: "Desde el minuto cero de esta situación me he sentido absolutamente protegido y bien acompañado. Sin esto yo no estaría aquí y me estaría pudriendo en Estremera o Soto del Real". 

Parlamento de Puigdemont en el libro de los mossos independentistas.
Parlamento de Puigdemont en el libro de los mossos independentistas.

El colectivo en cuestión viajó hasta Francia para evitar que el servicio de información de los Mossos, la Guardia Civil o la Policía Nacional pudiera investigarles, puesto que les considera una organización que dista de la “neutralidad que Interior y la jefatura quieren otorgar al cuerpo”, según publicó El Món.

No obstante, para Puigdemont este grupo con claros tintes de policía política representa un aliado de cara a mantener su plan subversivo contra el orden constitucional. El expresident ha viajado varias veces a Francia para celebrar mítines en coordinación con la Assemblea Nacional Catalana (ANC) o para reunirse con el entonces alcalde de Perpiñán, Jean Marc Pujol, del partido de centroderecha francés Les Républicains.

Pero su alianza con esta organización forma parte de las actividades que el exmandatario organiza al margen de su agenda pública y que le sirven para explorar todas las vías posibles para su pulso contra el Estado.

Ponencia de Junts

En la ponencia estratégica y política rubricada en el congreso de Junts per Catalunya, celebrado este octubre, el partido prioriza el control de los Mossos d’Esquadra como un elemento indispensable para su plan separatista.

En el documento piden que las movilizaciones en la calle cuenten con una “complicidad mínima” con las instituciones catalanas, impidiendo que “actos de desobediencia cívica impulsados desde la ciudadanía sean reprimidos por las instituciones propias”.

Ponencia Junts per Catalunya
Ponencia Junts per Catalunya

Se trata de unas directrices diametralmente opuestas a las actuaciones que los Mossos han llevado a cabo durante la legislatura y, más en concreto, tras las protestas de los autodenominados Comités en Defensa de la República (CDR) en contra de la sentencia del Tribunal Supremo a los líderes del procés.

Por orden del Departamento de Interior, dirigido entonces por Miquel Buch, los agentes catalanes intervinieron para atajar los desórdenes de los manifestantes. Esa actuación policial fue muy criticada por el propio Quim Torra y desencadenó el cese de Buch como máximo responsable de Interior.

Señalamiento a agentes de la Brimo

El libro de este colectivo de los Mossos se titula 101 Comunicados, de la DUI a la sentencia y ha sido publicado por una de las principales editoriales de catalán y occitano en Francia para evitar “represalias” del Estado español.

En la obra, la organización clandestina -donde no ha trascendido ningún nombre ni liderazgo- denuncia la represión del Estado, la aplicación del 155 o el juicio contra el ex Mayor, Josep Lluís Trapero, en la Audiencia Nacional.

“Guilleries no desistirá hasta conseguir nuestra meta colectiva que supondrá el fin de la ocupación española de nuestra patria que perdura desde hace más de 300 años”, sostienen.

El colectivo, que intenta tener un perfil discreto, también señaló en su día a compañeros de la Brimo, la unidad de antidisturbios de los Mossos, al hacer público el nombre y apellido de algunos de ellos.

Comunicado Colectivo Guilleries
Comunicado Colectivo Guilleries

Ellos, sin embargo, se mantienen en el más escrupuloso anonimato. Eso sí, contando con el apoyo de figuras relevantes como Puigdemont o Miquel Sellarès, exdirector de Seguridad Ciudadana de la Generalitat y gurú de cabecera de los sucesivos Ejecutivos catalanes en materia de espionaje y seguridad.

De hecho, Sellarès es el máximo mandatario del Centre d'Estudis Estratègics de Catalunya (CEEC) que muchos vieron como una plataforma para un futuro ejército catalán tras la consecución de la república catalana.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba