Elecciones 21D Muñecos Playmobil de Puigdemont y muy pocas 'esteladas' en el acto central de JXCat

El expresidente interviene desde Bruselas en el mitin central de su partido y el líder de la ANC aparece en campaña con un audio grabado desde la cárcel en el que afirma que seguirá luchando por la secesión

El expresidente Artur Mas (c); el escritor y divulgador Eduardo Punset (i), y Marcela Topor, esposa de Puigdemont.
El expresidente Artur Mas (c); el escritor y divulgador Eduardo Punset (i), y Marcela Topor, esposa de Puigdemont. EFE

Junts Per Catalunya, la coalición electoral con la que concurre Carles Puigdemont a las elecciones del 21-D, celebró este viernes su acto central de campaña en Barcelona, en el que el expresidente de la Generalitat apeló al voto útil para hacer frente al "clan del 155", en referencia a los candidatos 'constitucionalistas' Miquel Iceta (PSC), Xavier García Albiol (PP) e Inés Arrimadas (Cs).

Su esposa, Marcela Topor y el también expresidente Artur Mas acapararon los focos en el pabellón municipal de deportes del Vall d'Hebron, en el que no pasaron desapercibidos ni el reducido número de banderas independentistas ni los muñecos de Playmobil con la figura del exjefe del Ejecutivo catalán que se vendían a la entrada del evento.

El momento estelar de la noche llegó con la intervención de Puigdemont en directo desde su particular refugio en Bélgica a través de videoconferencia. "¡President, president!", corearon los cerca de 2.500 asistentes que ocupaban las gradas con banderas europeas y muchas señeras facilitadas por la organización. "Las elecciones son la segunda vuelta del 1 de octubre”, sostuvo orgulloso en los primeros compases del discurso.

"La victoria de JxCAT es la única que garantiza que los presos saldrán -Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Joaquim Forn y Oriol Junqueras- y que los que están fuera -Clara Ponsatí, Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig-, volverán", concluyó dejando caer que no tiene ninguna intención de cruzar la frontera antes de los comicios.

Muñecos con la figura del expresidente de la Generalitat.
Muñecos con la figura del expresidente de la Generalitat. VP

"Gracias a dios que se fue a Bélgica, porque si no ya estaría encarcelado", asentía desde su silla Andrea, una economista de cincuenta años que acudió al mitin con dos amigas y colegas de profesión. "Sí, lo importante es que él se quede allí hasta que esté todo solucionado y que nos deje a nosotros votar aquí", apostillaba una de sus compañeras. "Si volviese, sería un golpe de efecto para ver cómo reacciona el Gobierno y si de verdad se atreve a detenerlo en la frontera o en el aeropuerto", comentaba con sorna unas filas más atrás Miquel, un delineante de cuarenta años ataviado con una bufanda amarilla en memoria de los encarcelados.   

Mensaje desde prisión

El otro gran plato fuerte de la noche fue la intervención del expresidente de la ANC Jordi Sánchez, que permanece en prisión provisional desde hace dos meses investigado por un presunto delito de rebelión. El también número dos de Junts per Catalunya se expresó a través de un mensaje de móvil grabado desde Soto del Real. El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena le negó este mismo jueves su petición de participar de forma presencial en la campaña. 

En la grabación aseguraba que seguirá luchando por la independencia a partir del 22-D. En clave electoral, dejó claro que el único enemigo a batir es Mariano Rajoy. "Ni Arrimadas, ni Iceta ni Albiol nos tienen que preocupar. Quien tiene que quitar sus sucias manos de nuestro Gobierno es Rajoy; los otros son los tontos útiles que le han pagado la fiesta del 155", aseguró a cinco días de la cita con las urnas y cuando las encuestas alejan de nuevo las posibilidades de los antiguos convergentes de alcanzar a ERC

Los exconsellers cesados y recientemente puestos en libertad Jordi Turull y Josep Rull también fueron jaleados por el público durante sus intervenciones e insistieron en que su paso por Estremera les sirvió para hacerse más fuertes y reafirmarse en sus convicciones. También dejaron claro que "no hay plan B", pues sólo contemplan que Puigdemont ocupe de nuevo el Palau.

En la primera fila, donde había huecos libres en recuerdo de los encarcelados, se sentaron además el divulgador científico Eduardo Punset, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, la exdiputada Neus Munté o el expresidente del grupo parlamentario de JxSí, Lluis Corominas. También estuvieron la directora de la campaña y candidata, Elsa Artadi, y los diputados en el Congreso Jordi Xuclà y Ferran Bel, el senador Josep Lluís Cleríes o el exalcalde de Barcelona Xavier Trias.

Dudas por el recuento

Los gritos de "¡libertad, libertad!", se repitieron a lo largo de todo el evento cuyo aroma distaba mucho del que se respiraba en la campaña 'por el sí' en el referéndum. "Son unas elecciones impuestas", justificaba María, una mujer de 70 años que acudió con su marido y su nieta de nueve años. "Estamos tristes pero esperanzadas", añadía Clara, una maestra que participó como voluntaria el 1-O y que dejaba caer la idea de que pueda haber "pucherazo". 

De hecho, en las gradas se comentaban las dudas por el recuento de los votos en la jornada del 21-D. La aplicación del artículo 155 de la Constitución sigue escociendo en el sector más independentista y están convencidos de que Moncloa puede tratar de manipular los resultados si gana el bloque secesionista.

Mitin de Puigdemont desde Bruselas
Mitin de Puigdemont desde Bruselas efe

Sin embargo, el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo recalcaba este mismo viernes tras la reunión del Consejo de Ministros que el Gobierno está extremando al máximo las precauciones para evitar cualquier tipo de injerencia o contratiempo con los primeros recuentos telemáticos previos, pues el definitivo se hace de forma manual y con interventores de todos los partidos. "¿Pero te crees que me voy a fiar de este Gobierno?", concluía Clara.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba