Política

El PSOE ensaya la gran coalición parlamentaria para superar su primer desacuerdo con Iglesias

Los socialistas se han apoyado en PP y Cs para convalidar en la Diputación Permanente del Congreso el real decreto contra la 'república digital', mientras que Unidas Podemos se ha abstenido

Pedro Sánchez y Pablo Casado antes de una reunión en La Moncloa.
Pedro Sánchez y Pablo Casado antes de una reunión en La Moncloa. EFE

La gran coalición, entendida como un gran pacto entre PSOE y PP para formar gobierno o apoyar la investidura de Sánchez, es hoy por hoy una posibilidad muy remota. Sin embargo, este miércoles se ha revelado por primera vez tras las elecciones como una suma alternativa para que Sánchez logre sacar adelante a lo largo de la legislatura las medidas en las que no alcance un acuerdo con sus socios de Unidas Podemos.

El decreto del Consejo de Ministros contra la 'república digital catalana' ha sido convalidado en la Diputación Permanente del Congreso con los votos a favor de los socialistas, populares y Ciudadanos.

Los de Iglesias, probables socios de Sánchez en un Gobierno de coalición, se han abstenido tras plantear una serie de cambios para que el decreto cuente con mayores garantías. Es la primera brecha entre estas dos formaciones desde la firma del preacuerdo para alcanzar una coalición, que ya ha recibido el visto bueno de las bases del PSOE, Podemos e Izquierda Unida.

Este real decreto ley obligará a que todos los servidores de las administraciones públicas del Estado español estén localizados en la Unión Europea en lugar de en paraísos digitales. Sánchez, en el anuncio de la medida antes de las elecciones del 10-N, advirtió a los nacionalistas de que "ni habrá independencia offline ni online".

Los tres partidos que han lo apoyado suman un total de 219 escaños (diez menos si se restan los de Cs), una mayoría más que suficiente para aprobar las medidas que provoquen la 'ruptura' de la coalición a la hora de votar en la Cámara Baja.

Cataluña, foco de tensiones entre PSOE y UP

La diputada del PP Ana Vázquez Blanco ha señalado la anomalía que supone votar de forma conjunta con el PSOE en este momento. Ha calificado de "indignidad" que sea el PP quien "tenga que tragar" y apoyar al Gobierno en funciones mientras este busca un acuerdo con Podemos y los independentistas. Aun así, ha señalado que el apoyo se produce porque su partido está de acuerdo con el Ejecutivo en frenar esta posible amenaza de la Generalitat.

Son precisamente las diferencias respecto a la cuestión territorial, en especial el desafío soberanista catalán, las que más tensiones han generado entre PSOE y Podemos, aunque en los meses previos al 10-N ya se visibilizaron otros choques de carácter político y económico.

Tras las elecciones del 28 de abril, el presidente del Gobierno en funciones expresó su preocupación por la posibilidad de que las posiciones de Podemos sobre Cataluña diesen lugar a "dos gobiernos en uno". La tensión se disparó con la ya famosa frase de Sánchez en la que aseguró que ni él ni "el 95% de los españoles" podrían "dormir tranquilos" con miembros de Podemos al frente de ciertos ministerios.

El abrazo entre Sánchez e Iglesias tras firmar el preacuerdo de coalición supuso un punto de inflexión en las relaciones entre ambos. Ahora deben buscar el apoyo de ERC, con quien el PSOE se va a sentar a partir de esta semana y que reclama una mesa de negociación sobre Cataluña.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba