La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha destacado la necesidad de avanzar en el "cumplimiento íntegro" del Estatuto y ha asegurado que ello "también conlleva la transferencia de la gestión económica de la Seguridad Social", aunque cree que se deberá "trabajar más adelante" porque hay otras "muchas materias que están ya muy trabajadas y que podrían transferirse en un breve plazo".

En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Mendia se ha referido de esta manera a la reunión que mantendrán el próximo 5 de febrero la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, y el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, para abordar, entre otras cuestiones, la transferencia de las competencias recogidas en el Estatuto de Autonomía de Euskadi de 1978, pero que siguen en manos de la Administración central y la actualización del calendario de esos traspasos.

Cuestionada por si será posible cumplir este año con el traspaso de todas las transferencias incluida la del régimen económico de la Seguridad Social, Mendia ha indicado que el propio Josu Erkoreka "establece cautelas lógicamente" porque se trata de dos administraciones que tienen que "trabajar conjuntamente para llevar adelante un calendario".

Mendia ha indicado que lo primero que tendrán que hacer en esa reunión es "actualizar al 2020" ese calendario que se aprobó hace un año y luego negociar esas transferencia y "ver cómo se pueden ir materializando".

La dirigente del PSE-EE ha asegurado que comparte con el consejero Erkoreka y sus compañeros en el Gobierno Vasco -y así se recoge en el acuerdo de Gobierno- la necesidad del "cumplimiento íntegro" del Estatuto de Gernika y "eso conlleva también la transferencia de la gestión económica de la Seguridad Social según establecen todas las sentencias del Tribunal Constitucional y la propia letra del Estatuto de Gernika".

"Ahora bien tenemos muchas transferencias, muchas materias que están ya muy trabajadas y que podrían transferirse en un breve plazo y otras, lógicamente, estaban al final del calendario como prisiones y Seguridad Social, ni siquiera estaba en el calendario, y tendrán que trabajarse más adelante", ha añadido.

Mendia ha indicado que establecer una fecha es "complicado" pero ha asegurado, tras hablar con la ministra de Administraciones Territoriales, que la voluntad del Gobierno central es "trabajar". "Tiene ella esa voluntad y tiene el mandato del presidente de hacerlo", ha añadido.

Elecciones

En relación a la fecha de las próximas elecciones autonómicas, Mendia ha indicado que su responsabilidad "no está en el Gobierno" y eso es algo que les corresponde al Lehendakari, Iñigo Urkullu, que "decidirá cuándo cree que es más conveniente que en Euskadi se debe ir a elecciones".

Mendia ha señalado que en el PSE-EE les gusta hacer "las cosas con tiempo" y, por ello, fue la primera designada como candidata a Lehendakari y ahora están trabajando "en la oferta" que se va a trasladar a los ciudadanos vascos.

"Es lo más importante escucharles, atenderles, ver cuáles son sus principales problemas y tratar de poner encima de la mesa qué soluciones vemos los socialistas a esos problemas, lógicamente con el afán de compartirlas con el resto porque en Euskadi los acuerdos son necesarios y lo importante es encontrarnos con otras visiones de país que nos permitan avanzar todos, porque lo importante es no dejar a nadie tirado", ha apuntado.

Respecto a la posibilidad de pactos entre el PSE-EE y EH Bildu para el Gobierno Vasco tras las elecciones autonómicas, Mendia ha afirmado que en España ha sido "novedosa" la necesidad de alcanzar acuerdos para sacar adelante la formación de un Gobierno pero en Euskadi "nunca ha habido mayorías absolutas y siempre ha sido necesario pactar con otros de múltiples formas".

Mendia ha afirmado que lo que se vislumbra para el futuro de Euskadi es "la necesidad de acordar" y cree que es "positivo acordar entre todos". "Yo no veo novedad en los acuerdos con EH Bildu, acuerdos puntuales sobre materias concretas y políticas sectoriales forman parte del día a día de las instituciones vascas porque la responsabilidad de los dirigentes es sacar presupuestos, proyectos que mejoren la vida y para eso hay que poner encima de la mesa qué compartimos", ha explicado.

Sin embargo, ha señalado que, para el caso de un Gobierno, hay que compartir también "unas bases éticas mínimas y sólidas" porque en Euskadi se viene "de un pasado muy negro" por una violencia terrorista "con un amplio apoyo social". "Y eso requiere también que quienes estuvieron en ese apoyo den pasos para decir que aquella historia fue un error y un horror, que requiere ese reconocimiento", ha añadido. Por ello, ha asegurado que, mientras todos no sean capaces "de decir las mismas palabras respecto a ese pasado", no se podrá "construir juntos un Gobierno, unas bases sólidas para una sociedad en el futuro".

Por otra parte, sobre la decisión de la exdirectora del Gobierno vasco para la Atención de las Víctimas del Terrorismo, Maixabel Lasa, de darse de baja del PSE tras abrirle el partido un expediente de expulsión por pedir el voto para Más País, Mendia, que ha afirmado que no tuvo ocasión de hablar con ella, ha explicado que Lasa decidió apoyar a Txema Urkijo, "con quien le une una amistad", y "eso incumple los estatutos del partido".