Política

Marga Prohens, la feminista del PP que acorraló a Irene Montero por el 8-M

La diputada balear estuvo en la manifestación de marzo en Madrid y culpa a la ministra de Igualdad de ocultar a las mujeres que estaban en peligro. Critica los vídeos de las ministras del PSOE o la propia Montero en los que decían que no había que darse besos o la mano: "Eso solo lo sabían ellas"

Marga Prohens, la feminista del PP que saca de quicio a la ministra Montero
Marga Prohens, la feminista del PP que saca de quicio a la ministra Montero EP

La diputada balear Margarita Prohens Rigo (1982), secretaria de Comunicación Interna del PP y portavoz del área de Igualdad en el Congreso, lleva varios días recibiendo mensajes de mujeres anónimas que la vieron el pasado miércoles cómo sacaba de sus casillas a la ministra del ramo, Irene Montero. El rifirrafe parlamentario sobre el 8-M entre ambas fue lo más comentado de la última sesión de control al Gobierno.

"¿Por qué obstaculizan la investigación judicial? ¿Cuándo vieron que la distancia social era clave para evitar contagios?", empezó la diputada popular desde su escaño antes de meter el dedo en la llaga: "¿Sabe lo que hubiera sido feminista? Compartir esto con el resto de mujeres para que pudiéramos elegir como hicieron ustedes si ‘con la mano no’ o si ‘no se besa'", le dijo a la ministra, visiblemente incómoda.

"Nada menos feminista que confundir las críticas a su incompetencia con críticas a todas las mujeres o al movimiento feminista -prosiguió Prohens-. Usted no es el feminismo, usted es la autoridad que ocultó a las mujeres que el 8-M estábamos en peligro. No confunda, el feminismo no es culpable, usted sí", terminó Prohens, quien llevó a la Cámara baja una mascarilla de "llengües", una tela artesanal muy típica de Mallorca.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles
La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles Efe

La ministra reaccionó amenazando con el dedo a la derecha: "Criminalizan el 8-M diciendo que las movilizaciones feministas traen muerte y lo que traen los movimientos feministas son supervivientes de la violencia machista, supervivientes del suelo pegajoso; este Gobierno va a estar para seguir defiendo el feminismo", dijo entre los aplausos de las bancadas socialista y morada.

Hasta aquí el primer combate parlamentario entre Montero y Prohens, licenciada en Traducción e Interpretación por la Pompeu Fabra de Barcelona, divorciada, con un hijo de siete años con el que pasa todo el tiempo que puede cada vez que regresa a Palma y un apellido que todo el mundo piensa que es alemán pero que, en realidad, es mallorquín de varias generaciones aunque poco común.

Conoció a Casado en NNGG

Prohens entró en política a través del PP de su localidad natal -Campos-. En su ascenso en el organigrama balear de NNGG conoció a Pablo Casado, que por aquel entonces dirigía la cantera de los populares en Madrid. En 2011 entró en el Parlamento balear de la mano de José Ramón Bauzá y allí estuvo siete años hasta que fue incluida en la lista del PP para las generales del año pasado, primero en el 28-A y luego en el 10-N.

A todos los diputados noveles del PP que llegan a la Carrera de San Jerónimo se les suele preguntar qué temas controlan mejor. Ella apuntó varias áreas -Igualdad, Turismo, Violencia de Género, entre otras-, pero fue la primera la que atrajo la atención de la portavoz del PP en la Cámara baja, Cayetana Álvarez de Toledo, quien le entregó la portavocía de Igualdad, un área sensible ya que de contrincante tiene a la número dos de Podemos. 

La primera pregunta en el hemiciclo de Prohens a Montero iba a ser por el caso de las menores tuteladas que habían sido explotadas sexualmente en Palma de Mallorca y debió de producirse en febrero, pero fue el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, quien tomó finalmente la palabra para lamentar que los diputados de la oposición “se descojonasen” de sus palabras, al tiempo que equiparó las críticas del PP y Vox por este caso con la “baja política”. Fue la primera vez que a Iglesias se le vio enfadado desde su escaño azul.

"Me preparé mucho la pregunta"

La segunda oportunidad llegó el pasado miércoles y Prohens puso contra las cuerdas a Montero. "A mí me enseñaron cuando empecé en política que la clave de cuando tienes que hacer una intervención en el Parlamento es estudiarla mucho. Luego te puede salir bien o mal, hay veces que estás más acertada o nerviosa. El tema del 8-M lo sigo desde el principio porque estuve allí", confiesa a Vozpópuli.

"Me preparé mucho la pregunta porque sabía que la ministra saldría por dos respuestas. La primera, que el fin de semana no sólo hubo esa manifestación sino el congreso de Vox, misas, el metro a plena funcionamiento. Eso se lo quise cortar desde el principio porque si hubo estos actos es porque nadie denunció o puso en guardia por el coronavirus. Y ese nadie es el Gobierno", subraya la diputada del PP.

"La otra salida que no me sorprendió, porque es el discurso que lleva toda la izquierda desde entonces, es que el PP o la derecha criminaliza el feminismo o el 8-M -advierte Prohens-. El Gobierno era el que manejaba la información y decidió ocultarla. Es cobarde por parte de la ministra intentar confundir o esconderse detrás de la colectividad del feminismo". 

Su asistencia a aquella manifestación por las calles de Madrid junto a una delegación de mujeres del PP le ha ocupado mucho trabajo desde entonces. Por fortuna, no ha pasado la covid-19, pero critica que hayan aparecido vídeos de las ministras del PSOE o de la propia Montero en los que decían que no había que darse besos o la mano.

"Eso solo lo sabían ellas. Nosotras, cuando llegamos, nos saludamos con dos besos. Y con las mujeres que nos rodeaban en la manifestación pues había besos, abrazos, selfies. ¿Por qué ellas no? Porque tenían esa información. El resto de las mujeres no sólo fueron engañadas, sino utilizadas para esa foto del 8-M del primer Gobierno feminista de la historia como les gusta decir", prosigue Prohens.

Feminista "convencida"

Visto lo visto, si se hubiese conocido entonces la información que manejaba el Gobierno en aquellos primeros días de marzo, el PP no hubiera asistido a la manifestación, pero lo que ella sí tiene claro es que el feminismo no tuvo ninguna culpa de si fue acertado o no mantener las marchas reivindicativas en la capital y el resto de ciudades españolas. Es más, Prohens hace gala de feminismo.

"Soy feminista convencida y siempre digo que, según la RAE, el feminismo es la búsqueda de la igualdad entre los hombres y mujeres. Creo que la inmensa mayoría estamos en esta línea, aunque a veces cuesta ponerte una etiqueta si no sabes realmente lo que hay detrás porque la han manido y corrompido desde la izquierda", hace hincapié la portavoz popular de Igualdad.

A juicio de la diputada balear, hay otro discurso posible para esta política que la izquierda presenta como propia. "Desde el PP no pensamos entregar la bandera de la igualdad a la izquierda porque es injusto y, además, falso. La mayoría de las mujeres no quieren ser producto de un feminismo corto de miras, que te clasifica o te pone un cliché. Queremos que las mujeres no se sientan peores por no comulgar con lo que dice la ministra o el feminismo de izquierdas", resume a este periódico.

Prohens incide en que es un "gran error" entender el feminismo como una política que tiene que ir ligada a una determinada corriente ideológica, como también lo es entender el feminismo como una lucha de las mujeres. "En la lucha por la igualdad tenemos que estar hombres y mujeres, o no será real", concluye.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba